A todos nos gusta lucir los exteriores de casa como se merecen cuando contamos con un coqueto jardín,  por modesto que sea. Cualquier vivienda unifamiliar necesita esa iluminación perfecta para resaltar los rincones especiales, los accesos e incluso presumir de su arquitectura. Y no solo por su papel decorativo. Atentos a todo lo que podemos hacer con ella.

iluminación perfecta
Fuente: Modern Living Room

Planificar una iluminación perfecta garantiza muchas ventajas. Ayuda a sentirnos a salvo de posibles intrusos, a contemplar las superficies verdes de casa en plena noche creando luces ambientales. Y dar luz directa a nuestra fachada. Además, la tecnología LED, las luces de bajo consumo y las soluciones solares nos permitirá encontrar propuestas de todo tipo sin que el recibo de la luz se dispare. El objetivo, rodearnos de esa iluminación perfecta que nos proporciona más calidad de vida.

Una iluminación perfecta en la entrada principal

Fuente: Archi Expo

La puerta principal de casa es uno de los puntos más sensibles y claves en esta iluminación perfecta. A veces descuidamos la importancia que tiene el hecho de contar con una luz adecuada para no entrar a oscuras. Y sucede con más frecuencia de lo que pensamos. Lo ideal es disponer de una luz directa propia que ilumine la puerta o los escalones si los hay. Será suficiente para abrirla cada vez que lleguemos por la noche sin riesgo de caernos. Si además sirve como luz de emergencia y como un punto disuasorio para los ladrones, mejor que mejor.

Como el objetivo de estas luces no es alumbrar con gran intensidad, conviene orientarlas de forma que no nos deslumbren. Y por supuesto, optar por lámparas LED será la mejor decisión para tenerlas encendidas toda la noche gracias a su bajo consumo. Además de entrar y salir cómodamente, este tipo de iluminación perfecta para nuestros accesos hará saber a los posibles ladrones que hay gente dentro.

También te puede interesar:  Lámpara solar y solidaria de Ikea

La mejor luz para acceder al garaje

Fuente: Leroy Merlin

Sin duda, la entrada al garaje es otro de los puntos imprescindibles de cualquier iluminación perfecta. Imposible olvidarnos de sus puertas. Bien iluminadas, no solo conseguiremos maniobrar con el coche más cómodamente. Además son muy útiles para evitar que haya zonas de sombra en su interior. A la hora de pensar en soluciones concretas, los proyectores pueden ser la solución más adecuada al ofrecer una luz potente que es posible orientar por sus cabezales movibles.

Los hay fijos y portátiles, y algunos modelos incluyen detectores de presencia. Estos elementos son comodísimos para activar la iluminación tan solo cuando detecta que hay personas en la zona. Una propuesta tecnológica inteligente que permite controlar el consumo de una forma más responsable. En línea con ese espíritu eco-friendly que nos gusta imprimir en la decoración de nuestros interiores domésticos.

Una fachada realzada y nada molesta para los vecinos

Fuente: Exarchopoulos Architects

La fachada principal de una vivienda unifamiliar muchas veces es la gran olvidada en una iluminación perfecta para el exterior. Seguro que nos habremos esmerado en buscar los puntos de luz más idóneos para los muros que dan al porche o a otras zonas muy vividas. La clave es trazar una iluminación general para todas las fachadas. Desde la que da a la calle, a la de atrás y también las del jardín. Además, podremos controlar cuándo necesitamos encenderlas sin salir de casa si decidimos instalar un interruptor dentro. Una gran idea.

Una luz perimetral en nuestra vivienda la volverá más segura. Y de paso realzará ciertos elementos arquitectónicos. Si decidimos mantenerla encendida toda la noche, cualquier opción con tecnología LED nos permitirá hacerlo con una gran eficiencia energética. Son modelos que se encienden al instante y ofrecen una luz cálida, la más indicada para estas superficies. Podemos jugar con focos, apliques y farolas para lograr estos puntos de iluminación. Sin olvidarnos de dos aspectos fundamentales. Uno de ellos será escoger lámparas con un gran ángulo de iluminación, así cubrirán más superficie.

También te puede interesar:  Perchero hecho con cucharas

Otro aspecto clave será pensar que nuestra iluminación perfecta no debe molestar a los vecinos de al lado. Y eso implica buscar soluciones que no proyecten la luz hacia arriba. Lo recomendable es que lo hagan de manera lateral o dirigida hacia abajo.

Paisajes vegetales para contemplar bajo las estrellas

Fuente: Leroy Merlin

Nadie duda de que el jardín de casa será precioso. Pero seguro que muy mejorable en cuanto a las luces que hay a su alrededor. Hay una iluminación perfecta para otros lugares, aparte de esa luz de nuestros ambientes de descanso. En concreto, esos rincones vegetales que no dejamos de mirar durante el día también pueden ser admirados durante la noche. Solo es cuestión de buscar una iluminación ornamental y funcional a la vez. La combinación ideal para movernos por el jardín, realzar la belleza de un árbol recién plantado o delimitar accesos añadiendo calidez.

Las tiras de luces LED pueden ser una gran herramienta porque proporcionan luz guía con mucho encanto. Valen para bordear un camino de madera o de piedra, crear puntos luminosos en una escalera de acceso, etc. Añadirán un toque de magia a cualquier iluminación perfecta planteada en nuestros exteriores domésticos.

Fuente: Osram

Hay muchas soluciones capaces de crear un escenario nocturno iluminado más seguro y envolvente. Como los focos empotrables para colocar sobre el césped del jardín o tarimas de madera, ideados para crear puntos de luz en el suelo. Y atención a las balizas solares. Tal vez sean el recurso que estábamos buscando para poner el broche final a nuestra iluminación perfecta por su luz tenue y larga durabilidad.

¿Qué me dices, te encaja alguna de estas soluciones?