Hay momentos en nuestra vida que nos damos cuenta que nuestra casa necesita de alguna reforma para adaptarla a los nuevos tiempos o simplemente para hacerla más funcional. Dentro de este mundo de reformas, el baño suele ser una de las partes de la casa que más cambios sufren. A la hora de realizar cambios en el cuarto de baño, se busca mejorar las prestaciones pero también reducir el gasto, principalmente en agua. Cambiar la bañera por un plato de ducha suele ser una de las soluciones más demandadas. Con este hecho conseguimos optimizar el espacio a la vez que conseguimos una serie de ventajas que las bañeras no pueden proporcionarnos. La pregunta es, ¿qué plato de ducha es el más adecuado? Hoy os queremos hablar de los platos de ducha de resina y las ventajas que estos pueden ofrecer.

¿Qué son los platos de ducha de resina?

La mayoría de nosotros, estamos acostumbrados a tratar con platos de ducha de porcelana o acrílicos. Actualmente son los materiales más utilizados, pero poco a poco, van perdiendo mercado a favor los platos de ducha de resina. Estos platos se caracterizan por estar fabricados por una mezcla de resinas y minerales prensados. Esto hace que sean materiales más resistentes que la fibra de vidrio o el acrílico. A todo esto hay que sumarle que están compuestos por un material impermeable, pudiendo además elegir entre varias texturas como pueden ser la pizarra natural o la piedra natural.

Todo lo comentado anteriormente, permite crear una amplia gama de platos de ducha de resina, fabricados a partir de técnicas de última generación que aportan mayor resistencia a impactos, flexión y durabilidad. Modelos hay muchos, pero vamos a destacar tres que nos han llamado mucho la atención en el portal thebath.es.

Plato de ducha resina textura pizarra

Estos platos de ducha se caracterizan por contar con un estilo contemporáneo y corte minimalista realzados por el uso de líneas rectas, dando lugar a espacios únicos y muy confortables. Fabricados en España, los platos cuentan con un grosor de 3 cm disponiendo una amplia gama de colores estándar a los que hay que sumar la posibilidad de personalizarlos según RAL. Para una mayor seguridad, cuenta con un sistema antideslizante tipo C3, sistema antibacteriano y de alta resistencia.

También te puede interesar:  La tecnología que nos baña

Plato de ducha resina textura piedra

Este segundo tipo destaca por ofrecer una naturalidad muy refinada propia de los minerales más puros. Están pensados para todos aquellos que buscan baños de un estilo sobrio pero elegante. Al igual que el caso anterior, cuenta con una amplia gama de colores y la posibilidad de personalizarlo según RAL.

Plato de ducha resina acrilstone

En este otro caso, se trata de un modelo con acabado en resina pizarra. Cuenta con un grosor de 3,5 cm y un peso que oscila entre los 12 y los 15 kg, un peso muy reducido si se compara con el de otros materiales, y que permite ser levantado casi con una mano. Podemos destacar su gran resistencia a abrasivos y variaciones de temperatura, así como choques térmicos. Al igual que en los casos anteriores, ofrece sistema antideslizante tipo C3, sistema antibacteriano y de alta resistencia. A todo lo dicho anteriormente, hay que sumarle que cuenta con un precio muy reducido apto para todos los bolsillos.

Principales ventajas de los platos de ducha de resina

Platos de ducha de resina hay muchos en el mercado, pero no todos son iguales, así que hay que tener cuidado de que no os den gato por liebre. Cada uno de ellos puede tener características diferentes, pero también cuentan con algunas comunes. Veamos cuales son algunas de sus principales ventajas.

  • Calidez: No tienen nada que ver con los platos tradicionales. El tacto con los pies es cálido, dejando en el olvido esa sensación de frío al pisarlo.
  • Rigidez: Las técnicas utilizadas actualmente, han sido capaz de dotarlos de una gran rigidez, independientemente de lo grande que pueda ser.
  • Impermeabilidad: La resina destaca por ser un material altamente impermeable, aunque esto no quita que haya que tener cuidado a la hora de sellar bien las juntas para que el agua no se filtre por ellas.
  • Antideslizantes: Olvídate de los sustos y el uso de alfombrillas para evitar caídas en la ducha. El uso de resina aporta cualidades antideslizantes para una mayor seguridad de las personas.
  • Altura: Mientras que otros materiales se mueven en un grosor de entre 10 y 12 cm, los platos de ducha de resina son mucho más finos. Gracias a esto, desaparecen de los baños esos molestos escalones de entrada a la ducha.
  • Precio: No penséis que este tipo de platos son caros y que están al alcance de unos pocos. Más bien todo lo contrario. Suelen ofrecer una relación calidad – precio de lo mejor del mercado.
También te puede interesar:  Lavabo Zen de Porcelanosa

Si sois de esas personas que estáis pensando en realizar alguna reforma en vuestro cuarto de baño, los platos de ducha de resina pueden ser la solución perfecta para dotar de modernidad y confort esta parte de vuestro hogar.

Compartir