El mundo de la decoración no se entiende sin la presencia de este material en infinidad de interiores. Y no digamos si se trata de renovar la casa con pintura. Es un básico valiosísimo para actualizar las habitaciones con agilidad y sin que el presupuesto se dispare. Ahora bien, ¿sabemos cuál es la que mejor le va a nuestra vivienda? Si te lo has preguntado más de una vez, estas pistas son tu salvación.

renovar la casa con pintura
Fuente: decorpad.com

Renovar la casa con pintura es todo lo que necesitamos para cambiar el aspecto de muchas superficies. Pero dentro de esta gran familia existe todo un repertorio de opciones a elegir. Y es en este momento donde nos asaltan las dudas. Algunas tienen una finalidad decorativa ante todo. Otras pueden cumplir un papel más reparador porque cubren de maravilla. E incluso es totalmente correcto pensar en actualizar alicatados algo pasados de moda con la pintura apropiada.

Renovar la casa con pintura: no te olvides de…

Fuente: lord.colbro

Antes de lanzarnos a renovar la casa con pintura, conviene detenerse a pensar en algunos aspectos en los que quizá no habíamos caído. La realidad es que hay bastantes factores que influyen y condicionan para triunfar en la decisión final. No solo el tipo de superficie es determinante. Es decir, si nuestra idea es actualizar las paredes, lograr un cambio de look para los techos o hacer que el mobiliario parezca nuevo.

Además, hay otras circunstancias de nuestra vida doméstica que deben ser tenidas en cuenta. Entre ellas, el número de personas que habitan en la vivienda. Nada tiene que ver una casa llena de niños correteando o de unos cuantos adolescentes, que el apartamento de una pareja de millennials. Y por supuesto mucho menos el estudio de un soltero. Son datos que nos darán buenas pistas cuando llegue el momento de renovar la casa con pintura. Como norma general, cualquier producto resistente y fácil de limpiar es el favorito de todos, y más aún si somos muchos en casa.

También te puede interesar:  Pintando los muebles
Fuente: Ikea

Ahora bien, ante la presencia de niños en nuestros ambientes este deseo tal vez se convierta en una necesidad más exigente. Tan fácil como escoger cualquier tipo de pintura preparada para reparar manchas. La falta de luz natural en las habitaciones, o algo pobre, suele ser otra de las carencias decorativas más habituales. En ese caso, nada como poner en práctica un pequeño truco cromático: elegir un producto reflectante y por supuesto blanco o muy claro logrará disimular este defecto con facilidad.

Atención a los sitios estratégicos

Fuente: realhomes

Está claro que renovar la casa con pintura es un proyecto amplio, que puede abarcar bastantes tareas y recorrer lugares muy visibles de los interiores domésticos. Desde los techos a las puertas y las ventanas. También vale la pena hacer un estudio minucioso sobre qué pinturas nos interesan más cuando queremos tratar estos puntos estratégicos para ir sobre seguro en la elección.

Puede que uno de los capítulos principales al renovar la casa con pintura sean los techos de los dormitorios. O el del salón, con idea de integrarlo mejor en el resto de la decoración. Al margen de la tonalidad que hayamos pensado, es una oportunidad fantástica para introducir algún revestimiento transpirable. No olvidemos que la humedad y el calor suelen castigar bastante estas superficies. Por tanto, la mejor decisión será buscar un producto de este tipo para evitar que se termine desconchando.

Fuente: purewow

Sin duda también las transpirables son las más indicadas al hablar de cualquier pared interior de casa con problemas de humedad. En el mercado encontraremos soluciones que están compuestas por acrílico y prensado de piedras volcánicas. Son revestimientos con superficies a base de microporos perfectos para que sean muy transpirables al vapor.

También te puede interesar:  Cómo disfrutar de espacios más flexibles con paredes móviles

A la conquista del baño y la cocina

Fuente: satterlee clarkhome

Cuando decidimos renovar la casa con pintura, no es justo saltarnos la cocina y el baño. Hoy en día este revestimiento puede entrar de lleno en estos espacios sin miedo a pensar que ha sido una decisión desafortunada. Al contrario, será una herramienta de lo más eficaz para obtener un cambio de imagen rápido, sin invertir demasiado. Y por supuesto, sin obras de por medio. Además, así podremos dar un aire vintage a la cocina. O imprimir un sello más moderno al baño, recién equipado con griferías doradas.

Antes de nada es clave tener en cuenta cómo están decoradas sus paredes en la actualidad. Si están alicatadas con azulejos o no. Lo más probable será que sí, y en ese caso el plan más cómodo y práctico consistirá en renovar la superficie cerámica sin retirar las piezas. Hay pinturas especiales que permiten llevar a buen puerto este objetivo decorativo. Como los esmaltes al agua, pensados para aplicar directamente sobre el azulejo.

Fuente: ardusat

Ahora bien, puede ocurrir que los muros de estos espacios sean lisos, sin alicatar. Y simplemente nos apetezca estrenar un nuevo look cromático. Lo ideal será apostar por una gama de productos llamados anticondensación. Todo listo para renovar la casa con pintura sin renunciar a la cocina y el baño. Hoy más que nunca las tendencias decorativas se decantan por este material como un valioso recurso para actualizar su estilo.

Ocultar o realzar: un as en la manga

Fuente: the-radiators.com

Otro gran aliciente cuando decidimos renovar la casa con pintura es que por fin podremos disimular ciertos lugares deteriorados. O por el contrario resaltar elementos de las estancias. Y hasta tratar superficies difíciles que hasta ahora no sabíamos muy bien cómo decorar. Sin ir más lejos, si nos gustan cómo quedan las pinturas satinadas podemos confiar en ellas. Son perfectas para tapar las huellas de un tabique con ligeros desperfectos, siempre que lleven un acabado mate.

También te puede interesar:  Consejos para decorar un salón

A la hora de decorar algunos elementos, como los radiadores antiguos de un salón de techos altos, existen productos especiales para ellos, de aplicación directa si están en buen estado. Se caracterizan por su alta resistencia a las altas temperaturas y nos permitirán lograr ese cambio estético que buscábamos. Ya no hay pretextos para renovar la casa con pintura convencidos de que será todo un éxito.

¿Te animas tú?