Los textiles de exterior son un complemento importante a la hora de vivir la terraza durante los meses de primavera y verano. Cojines, almohadones y tapicerías aportan confort y decoran los espacios de una manera espectacular. Además de vistosos, han de ser resistentes, duraderos y fáciles de limpiar.

textiles de exterior
Fuente: Maisons du Monde

Ahora que el buen tiempo se acerca, es el momento de poner a punto nuestra terraza para empezar a utilizarla en cuanto brillen los primeros rayos de sol primaverales. Y eso implica sacar los muebles de jardín que guardamos a buen recaudo durante el invierno y revisar los textiles de exterior para asegurarnos de que están en buen estado.

textiles de exterior
Fuente: Ikea

Si en su momento los elegimos bien, seguramente estarán perfectos para alegrar nuestra terraza durante otra temporada. Pero si optamos por comprar telas baratas de mala calidad, lo más seguro es que se hayan deteriorado bastante y tengamos que cambiarlos. Aquí tienes todas las claves para no equivocarte esta vez con la elección. Toma nota.

Textiles de exterior, un complemento esencial

textiles de exterior
Fuente: Ikea

No te imaginas tu terraza sin ellos, y es normal que así sea porque una zona de estar al aire libre no tiene razón de ser sin cojines o colchonetas. Son elementos indispensables para aportar comodidad a sofás, butacas y tumbonas. O a las sillas del comedor de exterior. En estos espacios estar a gusto es una condición fundamental, ya que los disfrutamos durante mucho tiempo.

También te puede interesar:  Griffin, un objeto y tres funciones

Pero no solo nos encantan por ese motivo. Además, los textiles de exterior son capaces de decorar los espacios aportando color y dinamismo a los espacios. La variedad de modelos, diseños y estampados es tan amplia que pone a tu alcance un sinfín de posibilidades.

Fuente: Maisons du Monde

Rayas, lisos, estampados geométricos, motivos florales y decoraciones tropicales son algunos de los diseños más habituales para los textiles de exterior. Y aunque el color parece ser una condición indispensable a la hora de elegir este tipo de telas, lo cierto es que el blanco es un color fundamental y las combinaciones en blanco y negro resultan muy atractivas en terrazas y zonas de exterior.

Cómo han de ser las telas para la terraza

Fuente: Ikea

El objetivo a perseguir a la hora de elegir los tejidos para las zonas de exterior es claro: no tener que preocuparte más de lo necesario. Es decir, se requieren telas resistentes, capaces de aguantar sin inmutarse estar a la intemperie de forma continua. Han de resistir la humedad, de forma que no nos importe si un día se mojan con una tormenta de verano.

Fuente: Leroy Merlin

Además, también es muy importante que lleven un tratamiento efectivo contra las manchas, para que se ensucien lo menos posible, y se limpien de una forma fácil. Todas estas cualidades de los textiles de exterior las hacen muy adecuadas para el uso intenso que tienen en la terraza o en el jardín.

Bajo el sol del verano

Fuente: Leroy Merlin

Uno de los requisitos más importantes que cumplen los buenos textiles de exterior es que son capaces de soportar los rayos directos y continuos del sol sin modificar su aspecto. Es decir, pueden estar mucho tiempo al sol sin que sus colores se apaguen.

También te puede interesar:  La meditación es saludable

Si te aseguras de que las telas que eliges para la terraza aguantarán bien la acción del sol, tendrás cojines, almohadones y tapicerías mucho más duraderos, que se mantendrán en perfecto estado mucho tiempo.

¿Cuáles son las mejores telas para los espacios al aire libre?

Fuente: Leroy Merlin

Hoy en día existen textiles de última generación perfectamente aptos para estar a la intemperie. Sin embargo, los expertos destacan las lonetas de tejidos naturales como el algodón o el lino como telas resistentes y duraderas.

Los textiles acrílicos son también perfectos para las zonas de exterior, especialmente para confeccionar cojines y almohadones. Presenta una gran resistencia a la luz y no se decolora con el sol. Además, posee un tacto suave y agradable, lo que es un punto a su favor.

Otros tejidos perfectos para exterior son los que mezclan poliéster y acrílico. No pierden color con el uso, no se arrugan y tampoco se ven afectados por la humedad. Además, son fáciles de limpiar.

Cuidados y mantenimiento

Fuente: Leroy Merlin

Los cuidados que has de procurarles a los textiles de exterior no pueden ser más sencillos, tanto para los cojines y almohadones como para las tapicerías de butacas y tumbonas (que suelen ser desenfundables). Bastará con que laves estos tejidos de vez en cuando con un jabón neutro.

Además, también es conveniente que los pongas a cubierto si el tiempo amenaza lluvia. No pasará nada porque se mojen, pero es mejor evitarlo. En el caso de los cojines y almohadones, y también las colchonetas, es buena idea ir cambiándolos de lado cada cierto tiempo para que el proceso de envejecimiento natural les afecte igual por todas partes.

También te puede interesar:  SMS28 Golf, pelota de golf o set de jardín

¿Cuáles son tus telas favoritas para decorar tu terraza?