Tipos de pérgolas para disfrutar de la terraza

Con la llegada del buen tiempo la terraza se convierte en el espacio favorito de la casa donde disfrutar del aire libre. Hay momentos del día en que la incidencia del sol es muy fuerte y es conveniente protegerse de él. Las pérgolas son la solución perfecta para mejorar los espacios exteriores a todos los niveles. En este post te mostramos los diferentes tipos de pérgolas que existen para que escojas la más adecuada para tu terraza o jardín.

Ventajas de las pérgolas


Fuente: pinterest

Las pérgolas son estructuras arquitectónicas construidas a base de pilares que soportan unas vigas (durmientes) para dar sombra en los espacios exteriores. Puede ser de distintos materiales como la madera, el aluminio, de obras…

Debes tener claro donde ubicarla, el tamaño y los materiales más apropiados. Es importante conocer cual el la trayectoria del sol para conocer las horas de mayor radiación. Una vez sepas donde más pega el sol en la terraza y con qué intensidad, debes calcular la superficie que quieres proteger del sol.

Las pérgolas ofrecen muchas ventajas: protegen del sol, la lluvia, y el viento, durante la mayoría de los meses del año. También otorgan mayor intimidad en el exterior y algunos modelos se pueden regular según las necesidades de cada momento. Son muy decorativas y añaden estilo y diseño a la terraza o jardín.

Pérgolas de madera

Fuente: pinterest

Las pérgolas de madera son una de las opciones más tradicionales. Una pérgola de madera se integra perfectamente con el entorno, además añade un toque cálido y natural al espacio exterior.

Fuente: pinterest

La madera es un material altamente resistente. Si escoge una madera de calidad y bien tratada durara mucho tiempo en perfectas condiciones. Las pérgolas de madera necesitan mantenimiento: cada dos años hay que barnizarlas para protegerlas de la lluvia sol y viento. Puede elegir entre una gran variedad de modelos acabados y precios.

Pérgolas de aluminio


Fuente: pinterest

Las pérgolas de aluminio tienen muchas ventajas: tienen una estructura ligera y resistente, protegen de los rayos UVA y tienen una elevada resistencia térmica. No necesitan mantenimiento y se pueden montar y desmontar fácilmente. Son un recurso fantástico para separar espacios en la terraza y jardín. Son personalizables por lo que permite múltiples opciones decorativas y funcionales. Es una inversión rentable, aunque el precio dependerá del modelo, va durar muchos años por lo merece la pena invertir en una pérgola de aluminio. Algunos modelos cuentan con toldos correderos.

Pérgolas de obra

Fuente: pinterest

Las pérgolas de obra pueden ser de hormigón, cemento, ladrillo etc., suelen formar parte de la estructura de la casa. Ofrecen una protección total en la terraza. El coste de la obra puede ser mayor que otro tipo de pérgolas y es completamente fija, no se puede mover u orientarla.

Pérgolas bioclimáticas


Fuente: archiproducts

Las pérgolas bioclimáticas están creadas con láminas de aluminio rotativo que cuenta con un sistema automatizado e inteligente que se adapta a todas las condiciones climáticas durante todo el año. Bloquean los rayos de sol dañinos pero permite la ventilación del espacio.

Entre las ventajas de este tipo de pérgolas es la personalización del espacio según gustos y condiciones personales. Se puede disfrutar de la terraza durante todo el año. Protegen a los muebles de exterior del sol, la lluvia y la humedad. Se adaptan a cualquier espacio y estilo decorativo. Ya se un estilo clásico y tradicional o moderno e innovador. Además puedes encontrar una gran variedad de colores. Existen diversos modelos:


Fuente: pinterest
  • Pérgolas bioclimáticas retráctiles. Entre sus ventajas destacan permiten prohibir el paso de las gotas de agua de la lluvia. Controlar y adaptar la temperatura y luminosidad del espacio, con reclinar, abrir, cerrar o recoger las vigas de aluminio.
  • Pérgolas orientales. Se pueden orientar como se crea oportuna y tienen los mismos beneficios que el grupo anterior. Es decir que se puede reducir la cantidad de rayos UV, el viento o la luz.
  • Pérgolas retráctiles con pendiente. Este tipo de pérgola cuenta con una pendiente para dar salida al agua de lluvia.

Pérgolas con lona

Fuente: pinterest

Las pérgolas con lona en el techo es una de las opciones más tradicionales y con más prestaciones aunque también son más caras. La lona puede bloquear los rayos solares y cuanto más grueso sea el tejido mayor capacidad de bloquear tendrá. Un modelo resistente y de sencilla limpieza es la lona acrílica teñida en masa.

Pérgolas de caña

Fuente: pinterest

Con las pérgolas de caña añadir un toque rustico y natural a la terraza. Puedes de cañizo o brezo. No ofrecen un completo aislamiento y deben de cambiarse a menudo. Se pueden desprender pequeñas fibras en el interior por lo que propiciara una limpieza más asidua.

Si quieres disfrutar al máximo de la terraza, no lo dudes e instala algunas de las pérgolas que te hemos mostrado. Hay para todos los estilos tamaños colores y bolsillos.