Si estás harta de la decoración de tu habitación y quieres darle un aire nuevo, pero no tienes presupuesto para ello, estás de suerte. Hoy te contamos algunas claves importantes para que puedas redecorar el dormitorio sin apenas gastar dinero. Sigue leyendo.

redecorar el dormitorio blanco y negro
Fuente: Norsu Interiors

Hay veces que nuestra casa necesita un buen cambio. No se trata de un simple capricho, ni de una cuestión irrelevante, no. Hay ocasiones que los ambientes piden la renovación a voz en grito. Y, no sé por qué, eso suele ocurrir en el peor de los momentos en lo que se refiere a la economía doméstica. Precisamente cuando atravesamos una época no demasiado boyante en la que no tenemos presupuesto para excesos.

¿Qué hacer en esta situación? Pues bien, lo más habitual sería aparcar la reforma y dejarla para tiempos más prósperos (que vendrán) y seguir soñando con la habitación de tus sueños. O también puedes descubrir la manera de renovar el dormitorio con buenas ideas y gasto mínimo. ¿Quieres saber cómo? Te lo contamos.

Pintar las paredes para redecorar el dormitorio

redecorar el dormitorio cama colcha rosa
Fuente: Norsu Interiors

Desde luego, pintar las paredes es la forma más rápida de cambiar la decoración de un ambiente sin invertir mucho dinero. Y no te llevará ni mucho tiempo, ni mucho esfuerzo porque puedes hacerlo tú mismo en un fin de semana.

¿Lo más importante? Elegir colores versátiles, luminosos, que se adapten bien a tus muebles y a la ropa de cama que ya tienes. Si no, tendrás que cambiarlo todo. ¿Qué te parecen los tonos pastel? Están de plena actualidad y son muy acogedores. De hecho, la archiconocida firma Pantone ha elegido cuáles serán los colores para el año 2016 (en esta ocasión son dos): Rose Quarz (un rosa pastel suave y alegre) y Serenity (un color azul, también pastel, que recuerda un poco al color de la lavanda).

¿Y si cambias el cabecero de la cama?

redecorar el dormitorio cabecero rosa
Fuente: Secret Linen Store

Cuando entramos en el dormitorio principal de cualquier casa, nuestros ojos se van sin darnos cuenta hacia el cabecero de la cama (a no ser que haya algún otro elemento más potente que capte nuestra atención). Y es que actúa como punto focal del espacio, por lo que si cambias el cabecero le habrás dado un buen empujón al proyecto de renovación del dormitorio.

Además, hay muchas ideas para hacer un cabecero que no requieren mucho presupuesto. ¿Qué tal si reciclas unas viejas maderas y las pintas? Seguro que te resulta fácil encontrar un palet en desuso. O puedes pegar en la pared un vinilo decorativo especialmente diseñado para hacer de cabecero de cama.

Una forma de aprovechar el que tienes, sobre todo si es de los que van entelados, es retapizarlo. Puedes encontrar telas de tapicería que no sean demasiado caras y atreverte a hacerlo tú misma, ya que este tipo de cabeceros suelen ser de líneas rectas y el trabajo no parece difícil. De todas formas, si tu cabecero lleva capitoné o alguna forma irregular y el trabajo te parece demasiado complicado para hacerlo tú mismo, contacta con algún tapicero que se encargue. Aún así el presupuesto no se disparará.

Un aire nuevo para las mesillas de noche

redecorar el dormitorio cama lampara colgante
Fuente: Secret Linen Store

Si estás harto de ver la misma mesilla junto a tu cama todas las mañanas desde hace décadas, no lo pienses más y cámbiala. No hace falta que te gastes un dineral en una nueva. Puedes reciclar la tuya pintándola de un color más atrevido. O hacerte una con una caja de fruta. O reciclar cualquier mueble auxiliar y darle otro aspecto. Si utilizas pintura Chalk Paint la tarea te resultará muy fácil de hacer y los resultados serán espectaculares.

Puedes aprovechar también por cambiar las pantallas de las lámparas de sobremesa. ¡Parecerán otras!

Y, si te animas a redecorar el dormitorio de verdad, hay una idea que me parece genial y muy decorativa que puedes llevar a cabo. Se trata de sustituir las lámparas de sobremesa por dos puntos de luz en el techo, justo sobre las mesillas. La clave está en hacer que cuelgue del techo una lámpara tipo bombilla. Pon un cable lo suficientemente largo y ajústalo a la medida que prefieras. Para hacer estos puntos de luz, a mí me encantan las lámparas que constan de un cable, negro o de color, y de una bombilla decorativa de gran tamaño. Son geniales.

Que no falte una buena alfombra

redecorar el dormitorio Alfombra azul
Fuente: Amigos de Hoy

Si hay un lugar en la casa en el que se necesita pisar cómodamente el suelo es, sin ninguna duda, el dormitorio. Es la habitación de la casa en la que solemos andar descalzos, al acostarnos o al levantarnos, por lo que se necesita un extra de calidez en el suelo.

Y, además de elegir un suelo cálido como la madera, por ejemplo, podemos optar por soluciones que aporten un toque aún más agradable como una buena alfombra, suave y mullida. O dos, si te gusta la típica solución de poner una alfombra a cada lado de la cama. Eso sí, procura que tengan buen mantenimiento y limpieza, que no sean demasiado delicadas.