Hoy os propongo este dulce topiario hecho de caramelos, perfecto para decorar la mesa (y poderlo comer) en eventos infantiles o algún tipo de fiesta de cumpleaños u otras que tengas pendientes. En este caso un bonito topiario que puedes poner sobre una superficie lisa y del cual ir sacando poco a poco los dulces.

Puedes escoger, para fabricarlo, todo tipo de caramelo que esté unido a un palo como son los chupa chups o bien las piruletas. Con unos cuantos de estos dulces, obtendremos un precioso topiario delicioso para los más amantes del azúcar.

Realmente es bastante sencillo de hacer, por ello os dejo el tutorial en el link bajo el artículo, que encontraréis justo al final como menciono. Pero es muy fácil basta con tener dos bolas de poliespan o esponja de jardinería, donde poder clavar los palos y mantener la forma redondeada. Una bola será más grande que la otra, puesto que la de más dimensiones será la que vaya abajo proporcionando estabilidad a todo el conjunto.

topiario de caramelos

La bola grande irá pintada de verde y encajada sobre una estupenda maceta, que también podemos decorar con un poco de pintura u otro tipo de material. Sobre esta bola verde, añadimos una pajita gruesa que aguantará toda la copa. Sobre la pajita insertamos la otra bola de poliespan más pequeña, la cual no tiene por qué ser pintada.

Sobre esta bola pequeña, pinchamos o clavamos cada uno de los dulces, procurando no dejar huecos entre sí. como ves es muy sencillo de hacer lo que más trabajo tiene será pintar la maceta y la bola, por lo demás solo es un poco de paciencia y listo. Este topiario de caramelos será uno de los grandes protagonistas de la fiesta, si te animas a hacerlo en el link os dejo el tutorial ¿qué os parece?

foto: thepinningmama