A todos los que nos apasiona el interiorismo y la decoración nos seduce la idea de que nuestra casa tenga algo de exclusiva. Que luzca un look donde el concepto del lujo esté presente. Y para ello, hay ciudades y lugares que nos resultan de lo más inspiradoras. Nueva York, Manhattan, sus ambientes sumamente chic tantas veces vistos en el cine, etc. Sin llegar a los excesos ni a perder nuestra identidad estética. Dar glamour a los ambientes con toques decorativos es un plan totalmente viable. En este post vamos a demostrártelo.

dar glamour a los ambientes
Fuente: Graham & Green

Sin duda, inspirarse en la Gran Manzana es un excelente punto de partida para dar glamour a los ambientes domésticos. Pero un glamour acogedor y a nuestra medida.  Imaginarnos qué nos gustaría recrear de ella y de qué época concreta. Tal vez esos colores y acabados propios de su estilo Decó. O esas tapicerías y materiales elegantes y chic a más no poder de sus tiendas de la Quinta Avenida. Se trata de impregnarnos de todas esas épocas que nos enamoraron en algún momento. Y poder rendirlas un pequeño homenaje en nuestro salón, en el dormitorio principal, o en algún rincón especial.

Dar glamour a los ambientes: esos locos años 20

Fuente: Maisons du Monde

Una idea realmente tentadora para dar glamour a los ambientes es dejarnos seducir por los colores elegantes y sofisticados que marcaron toda una época decorativa en la ciudad que nunca duerme. Entre los años 20 y 40 el art Decó aplicado a la decoración de interiores vistió los espacios más exclusivos de esta ciudad derrochando un lujo nunca visto. ¿Por qué no rescatar esos rojos, dorados, blancos y negros, o rosa pálidos que nos recuerdan a sus locos años 20?

Una paleta cromática al más puro estilo New York de la Quinta Avenida. Podemos dosificarla por todas las estancias de la casa para evitar recargar los espacios. O por el contrario, reservar estos colores para una habitación principal, como pueden ser el salón o el comedor. Sea cual sea la opción, lo importante es que su presencia logre dar al conjunto ese baño de lujo que deseamos. Introducir acabados oro en los ambientes también es infalible para empezar a notar el cambio. De forma sutil, en los marcos de los cuadros y en alguna lámpara auxiliar. O de una manera más evidente y protagonista, por ejemplo en el revestimiento de una pared. Quedará súper Decó.

También te puede interesar:  Multiplica la diversión – Recamaras Compartidas

Algunos toques a lo Mid Century

Fuente: Maisons du Monde

Después de inspirarnos en estos colores Decó, unos toques de estilo Mid Century también pueden venir de maravilla para dar glamour a los ambientes. Es una corriente estilosa a más no poder, y quienes hayan visto la serie televisiva Mad Men entenderán mi afirmación. Aunque no es un estilo que propugne la opulencia, hay en él una serie de características estéticas de gran utilidad cuando buscamos crear atmósferas exclusivas.

Fuente: Ashley Brooke Designs

En concreto su debilidad por las líneas depuradas, sus muebles de patas altas y su pasión por las formas orgánicas. Sin duda todo ello es perfecto para ganar en elegancia y dar glamour a los ambientes de nuestra vivienda. Ambientes con un aire que también tienen algo de los clubs neoyorquinos retratados por el celuloide. Probemos en el salón con unos cuantos toques magistrales. Tal vez un espejo muy llamativo y de forma redonda. Sería ideal para realzar una pared donde hay un mueble bajo, tipo aparador. O una mesita auxiliar de patas geométricas muy marcadas, para colocar junto al sofá.

Rincones estilosos: homenaje a Hollywood

Fuente: Maisons du Monde

Si Nueva York resulta tremendamente inspiradora para la decoración de interiores, Hollywood también, no hay duda. De manera que su universo y su cine pueden ser una fuente inagotable para dar glamour a los ambientes. ¿Por qué no? Quizá sea un buen momento para diseñar rincones con los que llevamos soñando hace tiempo. La idea es jugar con muebles y elementos que permiten lograr un look cinematográfico. Y lo mejor de todo es que el cambio puede producirse en cualquier habitación. Por ejemplo, el baño o el dormitorio son excelentes candidatos para crear en ellos un coqueto tocador, con esa estética tan característica del cine de Hollywood en su época dorada. Unos cajones abiertos, o unas mesitas pequeñas pueden ser la pieza principal. Es clave que tengan un acabado dorado y su forma sea redondeada. Un espejo muy art Decó y unos perfumeros de cristal tallado harán el resto.

También te puede interesar:  Reciclar papel ¡No es tan difícil!

Lujo de cristal: tallado mucho mejor

Fuente: Maisons du Monde

Si hay un material por excelencia para dar glamour a los ambientes es el cristal. Imprescindible contar con él para que las estancias sumen puntos en lujo y exclusividad. En todas las versiones posibles lograremos que el efecto sea mucho más contundente. Las lámparas pueden ser un punto de partida perfecto. Sin tener que decantarnos por las clásicas arañas de cristal, podemos buscar alternativas capaces de provocar un efecto similar y que vayan más con nuestro estilo. Las de techo son un éxito porque copan un gran protagonismo visualmente y se lucen al máximo.

Pero hay muchas más fórmulas para introducir el cristal en nuestras estancias, desplegando toda su belleza. Apostemos por él en cualquier tipo de recipientes y accesorios: jarrones altos, licoreras, ceniceros, portavelas, candelabros, etc. Lo idóneo es que sean piezas muy diferentes en forma, tamaño y color. Y cuanto más tallado el cristal, muchísimo mejor. De su mano, dar glamour a los ambientes de casa es una tarea repleta de posibilidades y destellos lumínicos. ¿Cuál de estas ideas te ha gustado más?

Compartir