El estilo mid-century modern está en alza. Así lo demuestran casas como la que te vamos a enseñar hoy. Una vivienda muy especial en la ciudad australiana de Melbourne que refleja las claves de esta corriente decorativa. Atento, te va a encantar tanto como a nosotros.

estilo mid-century modern casa MelbourneEsta casa sencilla y maravillosa se localiza en Melbourne y es el hogar de una joven familia australiana. Aunque fue construida hace décadas según el diseño de Harry Ernestin de 1964, el edificio de estilo mid-century modern ha experimentado recientemente una rehabilitación a cargo del estudio Mim Design.

En todo momento la reforma trató de respetar la esencia de la casa y su historia pasada. Se conservaron la estructura y los elementos arquitectónicos que le conferían personalidad.

Interiores de estilo mid-century modern

También se pretendió crear interiores sencillos y funcionales (como predica el estilo mid-century modern), pero elegantes y decorativos. Los diferentes espacios se conectan entre sí de forma natural, con fluidez. De la cocina al comedor, y después al salón, la luz circula libremente por la casa y se convierte en uno de los grandes protagonistas del espacio.

De entre todos los atractivos de esta casa australiana destaca, sin duda, la belleza de su arquitectura. Tiene 500 metros cuadrados y en este espacio se reúnen zonas de entretenimiento, diferentes áreas privadas y también espacios de almacenaje.

Los grandes ventanales, que van desde el suelo hasta el techo, conectan los interiores con el exterior. La casa dispone de un jardín sencillo y de una funcional piscina perfecta para los días en que aprieta el calor.

Triunfan los colores suaves

Es una de las características que definen al estilo mid-century modern. El uso de colores suaves y delicados, que huyen de cualquier estridencia. Para contrarrestar este rasgo y evitar los interiores tristes y apagados, se eligieron obras de arte muy coloristas, capaces de aportar vitalidad y energía a toda la casa.

También te puede interesar:  Casa ecológicas, decoración y eficiencia.

El salón, como el resto de los espacios de la casa, es sobrio y está dominado por el blanco de las paredes y por la luz que entra a raudales por los grandes ventanales. La nota alegre la ponen los cuadros de gran formato que, como ya hemos dicho, rebosan color. También el gran sofá de terciopelo es como una isla azul en medio de un océano blanco.

En toda la casa dominan los materiales naturales. Era así en sus orígenes y este rasgo se mantuvo en la rehabilitación de la casa. Tanto la madera como la piedra natural están presentes por todas partes, y son elementos que tienen una importancia especial. Un ejemplo de esto es el hecho de que en la reforma se optase por recuperar el suelo de mármol, original de la casa.

Madera y mármol se combinan con accesorios de metal dorado y con textiles de terciopelo, lisos y de colores sobrios.

Conexión con el exterior

Los espacios exteriores de esta casa australiana son una maravilla. Reflejan el interés del estilo mid-century modern por enaltecer los exteriores de los edificios. Aun así, los jardines y patios de estas casas son, igual que los interiores, sencillos y funcionales.

Desde el comedor se tiene una vista inigualable de la piscina, gracias a los amplios cerramientos de vidrio. En la entrada destacan las celosías blanca y negra de diseño geométrico al más puro estilo mid-century modern.

Las zonas más privadas

Los mismos cánones estéticos que presiden las zonas comunes de la casa están presentes también en los dormitorios y los cuartos de baño. El blanco potencia la luminosidad de estos espacios. Como en el dormitorio, donde la única nota de color la pone un cuadro de gran tamaño.

También te puede interesar:  Hotel Helix, un paraíso ecológico en Abu Dhabi

La lencería que viste la cama de gran tamaño es muy sencilla, blanca y de diferentes tonos de gris.

El cuarto de baño está revestido casi totalmente por piedra natural, y exhibe un gran espejo sobre el lavabo. Estos son sus únicos ornamentos, ya que el resto de elementos son muy sencillos. Una grifería blanca, muy original, y unos apliques dorados, muy de estilo mid-century modern, completan el interiorismo del baño.

Las claves del estilo

Este movimiento surgió a mediados del siglo XX (de ahí su nombre) en diferentes disciplinas como la arquitectura, el interiorismo y el diseño. Encontramos su origen en el modernismo, que evoluciona, en determinados ámbitos, con el paso del tiempo en este estilo funcional y elegante al mismo tiempo.

Si bien la sobriedad y la funcionalidad son rasgos esenciales del mid-century modern, la elegancia lo es también. Por eso, las casas que responden a esta corriente decorativa muestran formas lineales y simples que no pierden por ello la estética. Eso sí, prescinden de los detalles innecesarios poniendo el acento en lo importante.

Así, esta casa tan sencilla y tan especial al mismo tiempo puede considerarse todo un ejemplo de todo lo que se puede conseguir gracias a una magnífica interpretación del estilo mid-century modern. ¿Qué te ha parecido?

Fotos: Boca do Lobo.

Compartir