No toda la decoración nórdica es blanca y sencilla. Como prueba, hoy te traemos una casa sueca diferente en la que los tonos azules, intensos y llamativos, y el papel pintado desafían los preceptos del estilo escandinavo.

casa sueca diferentePuede que no lo creas, pero las imágenes que estás a punto de ver pertenecen a una casa sueca diferente a todas las que puedas imaginarte. Es tan bonita que emociona, y tan distinta en su concepción que no parece estar ubicada en Suecia. Ni tampoco ser una casa habitada por suecos. Sin embargo, intuyo que no resulta tan extraña en su ambiente.

Y es que no creo que todo lo que se refiere a la decoración nórdica sea exactamente igual. Hasta nosotros ha llegado una visión concreta y definida de lo que es el estilo escandinavo o nórdico. Pero seguro que hay muchos matices en él que desconocemos.

Esta casa sueca es la prueba de ello. Ni es tan blanca, ni tan diáfana ni, en absoluto, minimalista. Más bien al contrario, se trata de una vivienda llena de contrastes, atrevida, con muchos matices de color con el azul como protagonista estelar.

Y no solo eso. También tiene un punto ecléctico que combina de maravilla pasado y presente. Así, los muebles antiguos conviven sin problemas con elementos de corte moderno. El resultado es un espacio singular que cautiva al primer golpe de vista.

El azul en una casa sueca diferente

Si nos imaginamos que existe un estilo nórdico diferente al que nosotros conocemos, está claro que debe ser un poco como esta casa maravillosa. Basado en el color, en lo natural y en lo confortable. Con espacios de alma campera que, de repente, incluyen sin inmutarse alguna pieza totalmente contemporánea.

También te puede interesar:  6 claves de decoración que encontrarás en la casa de un millennial

Un estilo nórdico distinto que se preocupa por darle un toque hygge a los ambientes, reafirmado por textiles confortables. También por la madera sin tratar del pavimento y   por la calidez de los ambientes.

De la forma en que se ha empleado el color a la hora de decorar la casa, lo que más me ha llamado la atención es cómo han armonizado esos tonos diferentes de azul intenso. Algo que no me parece nada fácil, la verdad, y que en esta casa sueca diferente a las demás han conseguido de maravilla.

El azul está en todas partes: en los sofás, en las paredes, en los muebles, en los marcos de las puertas, etc. Y casi siempre se trata de tonos oscuros, intensos y con mucha personalidad.

El papel pintado, un recurso que impresiona

Una de las características más especiales de esta casa sueca diferente es la forma en la que se ha empleado el papel pintado. No se trata de estampados discretos de pequeñas flores sobre un fondo blanco y limpio, no. Son diseños potentes, atrevidos, que hacen gala de estampados de gran tamaño y colores oscuros.

Grandes pájaros que alzan el vuelo, flores enormes con sus ramas y sus hojas, formas que repiten el mismo patrón llamativo. Se trata de papeles pintados con los que pocos se atreverían a decorar el salón de sus casa ni ninguna sala de estar. Sin embargo, no distorsionan la decoración, sino que la hacen más cálida y agradable. Todo un prodigio, en mi opinión.

Muebles bellos y antiguos

El mobiliario es muy especial, como casi todo en esta casa sueca diferente y personal. Hay muchas piezas antiguas. Unas son más clásicas y otras más rústicas, pero todas llaman la atención por su belleza.

También te puede interesar:  Escaleras Diseño Interior. 5 Modelos -Parte I-

Cómodas de cajones, un escritorio de patas livianas o un armario antiguo pintado de azul. Un sofá chester tapizado en cuero azul junto a una mesa auxiliar de cuerda y caña y marcado acento étnico. Puro eclecticismo.

Paredes con mucho arte

Es otro de los elementos que llaman poderosamente la atención: las galerías de cuadros que decoran las paredes. Están en la zona del comedor y en una de las salas de estar. Mezclan fotos de estilo contemporáneo con otras antiguas, pinturas e ilustraciones.

Un recurso que no puede ser más decorativo y que aporta la nota personal de aquellos que habitan la casa.

Una cocina que rebosa encanto y sabor antiguo

La cocina es uno de los espacios que más me gustan de esta casa sueca diferente, aunque realmente es difícil decidirse por uno u otro ambiente, porque todos son espectaculares.

Todos los elementos se confabulan para darle a la cocina ese sabor antiguo y campero tan acogedor, en el que el blanco resulta protagonista en una concesión al estilo nórdico más habitual. Sin embargo, y para no caer demasiado en lo común, una de las paredes de la cocina está empapelada con un papel pintado estampado en tonos dorados.

En cuanto a los detalles del pasado destacan los azulejos de tipo metro esmaltados en blanco. También los muebles de apariencia rústica pintados de blanco, o la alacena campera del comedor. Alrededor de la mesa de la cocina, varias sillas diferentes con aspecto de ser antiguas se mezclan y aportan un toque fresco y desenfadado.

Después de recorrer toda la casa uno se convence de que, como en la vida misma, no todo es blanco o negro en decoración, y de que hay infinitos matices por explorar. ¿Tú qué opinas?

También te puede interesar:  8 claves de la decoración de estilo escandinavo

Fotos: Coco Kelley.