Una de las cosas que puedes hacer para mejorar tu cuarto de baño es instalar una mampara. Tanto para ducha como para bañera, las mamparas resultan más cómodas de usar que las cortinas de baño, ya que evitan las salpicaduras. Decídete y elige la que más te convenga.

mampara en el bano attica porcelanosa
Fuente: Porcelanosa

Si cada vez que tú o alguno de los tuyos se ducha en casa tienes que recoger después el agua del suelo con el cubo y la fregona, es el momento de pensar en cambiar la poco práctica cortina de baño por una mampara en condiciones.

En mi opinión, esta es la ventaja más importante frente a las cortinas de baño, aunque hay otras razones para cambiar. Por ejemplo, el diseño es también un aspecto importante. Aunque ahora hay cortinas de baño originales, las mamparas de cristal aportan un aire más actual a cualquier cuarto de baño. Y aunque son más caras que las cortinas, el cambio merece la pena.

Eso sí, hay tantos modelos y calidades para elegir, que conviene tener claras ciertas cosas antes de decidirse por un modelo u otro.

Una mampara en el baño de calidad

mampara en el bano
Fuente: Leroy Merlin

A la hora de elegir una mampara para el baño, encontraremos que el mercado nos ofrece un montón de calidades diferentes, cada una con su precio, y que la diferencia puede ser enorme. Sin embargo, es mejor apostar por una mampara de calidad, que resulte más funcional y también más duradera.

Pero, ¿en qué cosas tienes que fijarte para saber si una mampara es de calidad o no? Para empezar hay que tener en cuenta el cristal. Todas las mamparas llevan cristal templado de seguridad. Eso quiere decir que si se rompe, se hace añicos con bordes que no cortan.

Pero algo que sí debemos tener en cuenta es el grosor del cristal. En ese sentido, cuanto más grueso sea, más resistente será el cristal y más segura la mampara. Además, para que esta se abra de forma fácil, el cristal ha de tener al menos 6 mm. de grosor.

mampara en el bano Yove porcelanosa
Fuente: Porcelanosa

Los rodamientos también son importantes en una mampara. Si son buenos, la apertura será suave y cómoda. Si son de mala calidad, se estropearán pronto y las puertas no abrirán ni cerrarán bien.

Otros factores que hacen que una mampara de baño sea de calidad son, por ejemplo, que cuente con cierre con freno (para evitar golpes y ruidos) y con cierre magnético (que asegura el cierre estanco de las puertas evitando que se salga el agua), o que el cristal lleve tratamiento antical (facilita la limpieza de la mampara ya que hace que el agua resbale y evita que la cal se acumule).

¿Qué tipo de mampara necesito?

mampara en el bano ikea
Fuente: Ikea

Una de las cosas importantes a tener en cuenta a la hora de elegir la mampara, es si tenemos un cuarto de baño amplio y espacioso, o si es pequeño. Si tu caso es el primero, no tendrás problema a la hora de elegir. Pero si tienes un baño pequeño, tendrás que ver qué tipo de apertura es la mejor para tu mampara.

La colocación del resto de los sanitarios (como el lavabo o el bidé, si lo tienes) también es importante, ya que hay que ver que las puertas de la mampara puedan abrirse y cerrarse con comodidad.

La primera pregunta que tienes que hacerte antes de elegir uno u otro modelo de mampara es si vas a cerrar totalmente la zona de ducha, o si vas a dejar una parte abierta.

Para un cierre total de la zona de ducha

mampara en el bano silke porcelanosa
Fuente: Porcelanosa

En el primer caso (cierre total), existen varios tipos de apertura de la mampara:
– Puertas correderas: este sistema sirve para cualquier tipo de platos de ducha. Las puertas se deslizan sobre un carril o guía gracias a los rodamientos, y se cierran de forma estanca, por lo que el riesgo de salpicaduras es cero.

– Puertas plegables: elígelas si no tienes mucho espacio en el baño, ya que ofrecen suficiente hueco de entrada y no ocupan mucho sitio.

– Puertas abatibles: son perfectas para mamparas en cuartos de baño amplios. Aunque dejan un hueco de entrada más amplio que las otras, necesitan más espacio libre para abrirse y cerrarse.

Si quieres cerrar solo una parte

mampara en el bano una hoja abatible lm
Fuente: Leroy Merlin

En caso de que solo quieras cerrar parcialmente la zona de la ducha, entonces puedes elegir entre dos opciones.

– Panel fijo: es una alternativa para platos de ducha en la que el espacio queda abierto, ya que la mampara es una hoja que se mantiene fija.

– Otra idea, aunque la zona de ducha quede abierta, es poner una mampara con cierre de puertas correderas o plegables, ya que no ocupan espacio a la hora de abrirse o cerrarse.

El diseño también es importante

mampara en el bano abatible lm
Fuente: Leroy Merlin

A la hora de elegir el cristal de tu nueva mampara de ducha, has de pensar si lo quieres transparente o si prefieres que tenga algún dibujo serigrafiado. En lo que se refiere a estas mamparas decoradas, los diseños son muy variados. Incluso puedes personalizar tu mampara con tus propias impresiones digitales (suele ser para mamparas hechas a medida). Se trata de una técnica bastante novedosa, que consigue muy buenos resultados, con impresiones muy duraderas resistentes a la abrasión.

Como verás, hay muchos modelos de mamparas para que todos puedan encontrar la que más se adapta a sus necesidades y presupuesto. ¿Y tú? ¿Ya has descubierto las ventajas de tener una mampara en tu cuarto de baño?