En productos infantiles, más concretamente para bebés, cada vez se producen más innovaciones. Los diseños clásicos siguen conviviendo con los más modernos y así los padres tienen dos opciones entre las que elegir. Por ejemplo, un cuco clásico o un cuco más moderno suspendido de una estructura de acero. Lo mismo sucede con las hamacas o gandulitas. Las hay para el suelo, de patas de acero o madera, pero ahora hemos encontrado un modelo nuevo llamado Yayita que también se eleva.

Se trata de una hamaca que cuelga de una estructura de madera, bien de pie o colgando del techo, potenciando así el balanceo y por tanto la sensación de calma del niño, es una buena alternativa para los bebés más agitados.

Está recomendado para bebés de 0 a 15 meses, ya que a partir de esta edad ya son más altos y pesados para que la estructura soporte su peso y para que entren con comodidad en la hamaca.

Tiene dos posiciones: abierta y cerrada. La posición abierta le permite tener un mayor contacto con su entorno, ya que puede ver lo que está sucediendo a su alrededor. En la posición cerrada el bebé se siente más protegido, y seguro por el tejido que le rodea, que le recuerda al vientre maternal. Por otro lado, esta última posición es más indicada para los bebés más pequeños y la posición abierta es más indicada para los bebés más grandes ya que tienen más espacio y se siente más libres.

En ambos casos, para una mayor seguridad en caso de que el bebé se mueva mucho, incluye un cinturón de seguridad extraíbles y un colchón ligero para darle calor.  Su precio es de 145.95 €.

Más información: Ekoideas

También te puede interesar:  Detectores de humo, su uso en la cocina

Vía: trendenciasshopping.com

Compartir