¿Vas a acometer la reforma de tu baño y no sabes por qué materiales decidirte? Aquí tienes algunas claves que te ayudarán a la hora de seleccionar cuáles son los tipos de revestimientos que necesitas para el pavimento. Hoy hacemos un repaso por los distintos materiales y te presentamos 5 tipos de suelos para el cuarto de baño. Así podrás elegir con acierto.

suelos para el cuarto de bano keraben gres
Fuente: Keraben

Si estás pensando en reformar el baño tienes por delante una gran tarea. Al menos en lo que se refiere a elegir materiales, modelos y calidades. El mundo de los revestimientos es tan amplio, tiene tantos caminos que explorar, que en ocasiones lo que parece fácil puede volverse muy complicado. Hoy queremos simplificarte un poco las cosas y hablarte de un apartado que tarde o temprano tendrás que tratar: cómo elegir los suelos para el cuarto de baño.

Todos tenemos claro lo que nos gusta y lo que no nos gusta cuando llevamos a cabo una reforma en casa… ¿o no? Antes de que empiecen las obras, de que llegue el momento de la verdad, solemos pasar por una etapa en la que nos fijamos mucho en revistas especializadas o en los catálogos de las tiendas.

Si vamos a reformar el baño, examinamos con detenimiento los tipos de azulejos para las paredes, los sanitarios y las cabinas de ducha, los pavimentos… Y entonces nos damos cuenta de que lo que parecía realmente sencillo de elegir, dada la extensa gama de productos que ofrece el mercado, se convierte en una difícil tarea precisamente por lo mismo, por los muchos materiales y modelos que tenemos a nuestra disposición.

¿Te ocurre esto a ti? ¿Ya no sabes qué te gusta y qué no? Pues aquí tienes 5 ideas para cambiar los suelos del cuarto de baño. Espero que te sirvan de inspiración y que la información que aportamos sobre cada uno de los cinco tipos de suelo te ayude a decidirte.

1. Gres porcelánico, gran resistencia en suelos para el cuarto de baño

suelos para el cuarto de bano Azuliber
Fuente: Azuliber

El gres porcelánico es de los materiales cerámicos más resistentes que existen. De hecho, se utiliza frecuentemente para pavimentar zonas de exterior, terrazas y porches, debido a la buena resistencia que presenta frente a los cambios de temperatura y la humedad.

Quizxás por estas cualidades, cada vez se está eligiendo más el gres porcelánico como material para suelos para el cuarto de baño o la cocina, ya que no necesita mantenimiento alguno y tampoco es excesivamente caro.

Además, en gres porcelánico existe una gama de colores y acabados casi infinita, lo que permite grandes posibilidades a la hora de decorar los espacios, tanto el baño como la cocina. No solo hay modelos realmente decorativos, sino que, además, el gres puede imitar casi a la perfección otros materiales como algunas piedras (pizarra, mármol, etc.) y la madera.

Existe una gran variedad de formatos en lo que a las piezas de gres se refiere, que pueden instalarse incluso sin juntas. El resultado es realmente bonito y práctico.

2. Microcemento, una opción llena de ventajas

suelos para el cuarto de bano microcemento
Fuente: Barcelona Microcemento

El microcemento es un material moderno que resulta de mezclar cementos, resinas, polímeros y otras sustancias sintéticas. Su aplicación es fácil y el acabado realmente especial, ya que puede revestir paredes, suelos (incluso el suelo de la cabina de ducha), muebles de obra, etc.

Entre sus cualidades destaca el hecho de ser impermeable, muy resistente y antideslizante, lo que le convierte en un pavimento perfecto para el baño. Por si fuera poco, es fácil de limpiar (ya que no presenta juntas) y no necesita mantenimiento alguno.

El microcemento tiene una particularidad que lo hace a mis ojos aún más interesante. Y es que es el suelo perfecto para una reforma, ya que puede aplicarse directamente sobre otros revestimientos sin tener que quitarlos previamente como, por ejemplo, las baldosas.

Este material puede teñirse con casi cualquier color y tampién se puede elegir entre un acabado mate o brillante.

3. Baldosas hidráulicas, el sabor del pasado

suelos para el cuarto de bano zelart bano
Fuente: Zelart

No son un material precisamente nuevo (comenzaron a fabricarse a finales del siglo XIX) y, sin embargo, están de plena actualidad. Quizá sea por su gran resistencia; o por sus diseños geométricos o florales que tan bien se adaptan a las casas de hoy, en especial a las que están decoradas con un toque retro o vintage.

El caso es que las baldosas hidráulicas son una buena opción a la hora de pensar en suelos para el cuarto de baño. Estas piezas de cemento coloreado prensadas son muy resistentes, capaces de aguantar sin problemas el trote diario.

4. Madera, ¿por qué no?

suelos para el cuarto de bano Madera porcelanosa
Fuente: Porcelanosa

Cierto que es un material que no resiste bien la humedad y que en un baño eso puede resultar un problema, pero hoy existen soluciones que nos permiten valorar este material noble y natural a la hora de elegir los suelos para el cuarto de baño.

Una opción es decidirse por un tipo de madera tropical, capaz de soportar mucho mejor las condiciones húmedas a las que pueda estar sometida en un cuarto de baño. Algunos ejemplos son la teca, el ipé o el merbau.

Otra alternativa es usar maderas como el pino, por ejemplo, pero provistas de un buen tratamiento antihumedad. En este caso las juntas entre las tablas han de sellarse, además, con masilla de poliuretano para hacer el suelo totalmente impermeable. El problema es que no resulta precisamente barato.

5. Laminados, un suelo muy práctico

suelos para el cuarto de bano quickstep laminado
Fuente: Quick Step

Es la forma de no tener que renunciar a la calidez de la madera. Un suelo laminado, además de aportar la estética natural de este material, resulta resistente, soporta la humedad y no tiene problemas de mantenimiento.

Las juntas quedan debidamente protegidas con un tratamiento hidrófugo cuando se instala en baños, y el resultado es cálido, cómodo y muy decorativo.

¿Cuál de estos cinco suelos te convence más? ¿Cuál te parece más bonito?