Aprovecha el tiempo que tienes para realizar hermosas manualidades decorativas, así añadirás a tu hogar cierto toque personal. Hoy por ejemplo vamos a aprovechar para reunir algunas piedras erosionadas y realizar un estupendo espejo para decorar los rincones que más te gusten.

Podemos conseguir piedras de muchos colores diferentes o realizar  una composición en un solo color… por ejemplo el gris. Dependerá mucho el estilo logrado, de las piedras que añadamos.

Para comenzar deberemos de tener ciertos artículos como una tabla de 30 x 30 x 2,5 cms aproximadamente, un espejo, algunas piedras para el marco, cal, arena, un poco de pegamento, una lija, una espátula, una esponja, un recipiente con agua, aceite de linaza, pintura… esto es opcional y un gancho para colgar.. que también es opcional

Para comenzar toma el soporte donde vayas a realizar el marco, este puede ser una madera así que lijala bien y luego pasale un paño para eliminar el polvillo que haya quedado. Ahora pegamos muy bien el espejo sobre la tabla. Mide y marca con un lápiz donde va a ir el espejo… y adhiere este… así lo dejaremos bastante centrado.

Seguidamente preparamos el cemento y lo mezclamos con agua y arena… hasta realizar una pasta homogénea. Deberemos de dejarla ni muy espesa, ni muy líquida… la proporción real es de 2 partes de arena, una parte de cal y agua.

Pega un diario sobre el espejo para protegerlo y que no se dañe, luego ubica las piedras sobre este marco en el lugar que quieras. Realiza la composición que más te guste… seguidamente aplica la mezcla de cal y arena cubriendo las piedras. Forma un marco rectangular con los bordes redondeados.

Para emparejar los marcos le pasamos una esponja húmeda, así alisamos bien la superficie. Deja que seque totalmente durante unas 24 horas y luego raspamos sobre las piedras para que estas se vean bien.

Piensa que el trabajo final lo podemos pintar o teñir, si quieres también puedes preservar la superficie con un poco de aceite de linaza aplicado con un paño. Para acabar retiramos el periódico que pusimos en el espejo y ponemos un gancho para poder colgarlo.