Si para este año 2018 que ahora empieza tienes planes que incluyen cambiar de vivienda y vender la tuya, te vendrá de maravilla saber que hay ciertas cosas que puedes hacer para revalorizar tu casa actual y así aumentar su valor de mercado. Hoy te damos algunas claves para conseguirlo.

revalorizar tu casa
Fuente: Daily Dream Decor

Diciembre y enero suelen ser meses en los que los datos se materializan como por arte de magia. Se publican resultados de estudios, se hacen balances y pronósticos para el nuevo año. Pues bien, según expertos en el mundo inmobiliario (las entidades bancarias) en 2018 la compra de vivienda aumentará entre un 5 y un 7%. Así que si estás pensando en vender, te interesará saber qué cosas puedes hacer para revalorizar tu casa y conseguir mejorar su valor de tasación.

Los especialistas en servicios inmobiliarios de Casaktua lo tienen claro. Puedes mejorar el estado general de tu casa para rentabilizar al máximo su venta. Y eso sin gastarte una fortuna en obras de reforma. Toma nota de las claves esenciales para darle a tu casa más valor.

Aspectos a tener en cuenta para revalorizar tu casa

Fuente: Daily Dream Decor

Lo primero que debes pensar es en los aspectos que determinan el precio de una vivienda determinada. Si nos adentramos un poco en el mundo inmobiliario, encontramos la respuesta. Hay muchos aspectos que influyen en el precio de venta de una casa, empezando por la situación o ubicación de la misma. No es lo mismo un piso en el centro de la ciudad que a las afueras.

Otros aspectos importantes son el estado en el que se encuentre el edificio, la oferta y la demanda de la zona en cuestión, los metros cuadrados que tenga la casa y la orientación.

También te puede interesar:  Decoración Interior. Tendencias 2012

Es cierto que no podemos cambiar la mayoría de estos aspectos que inciden directamente en el precio al que venderemos nuestra casa. Pero sí podemos hacer algunos cambios para tratar de mejorarla y así aumentar su valor de tasación. Se calcula que, llevando a cabo algunas reformas más o menos sencillas, es posible aumentar el valor de la casa en torno al 10% (aparte del coste de las reformas).

La primera impresión es la que cuenta

Dicen los expertos que la primera impresión que tiene un posible comprador ante una vivienda en venta es esencial. De hecho, parece ser que la decisión de compra se toma, en principio, en los primeros siete segundos. Increíble, ¿no crees?

Por eso es fundamental que tu casa esté lo más cuidada posible a la hora de recibir a los posibles compradores. ¿Cómo puedes conseguirlo? Apuesta por una decoración moderna y actual, aunque sencilla y basada en tonos neutros y luminosos.

No hace falta que te diga que la limpieza y el orden son imprescindibles. Cuida también la iluminación, para que los espacios se vean cálidos y acogedores. Cambia las bombillas si es necesario. Piensa qué puedes hacer para mejorar tu casa y lo conseguirás.

Dale al espacio una nueva dimensión

Está claro. Si tu apartamento tiene 60 metros cuadrados, difícilmente vas a lograr que se conviertan en 100. Lo que sí puedes hacer es darle un nuevo valor al espacio que tienes. Aprovecharlo al máximo para ganar todo el espacio posible. Ya sabes que los metros cuadrados y el número de habitaciones que tenga una vivienda son aspectos determinantes a la hora de venderla.

También te puede interesar:  La importancia de las cortinas en la decoración

Por eso debes tratar de mirar el espacio de tu casa con nuevos ojos. Puede que tengas que tirar algún tabique. O moverlo de sitio, si es posible. O eliminar ese largo pasillo que no aporta nada y resta espacio útil. Busca soluciones para acabar con los espacios muertos y podrás revalorizar tu casa de forma considerable.

La idea es lograr una mayor sensación de amplitud apostando, si es necesario, por el open concept o el dominio de los espacios abiertos. Ya te contamos hace muy poco que ese concepto de loft no tiene por qué limitarse a las viviendas más grandes, sino que también resulta muy práctico en casas pequeñas.

Apuesta por una vivienda sostenible

Fuente: Daily Dream Decor

Parece ser que uno de los aspectos que los compradores de casas valoran más a la hora de decidirse por una u otra vivienda es que esta sea sostenible. El respeto por el medio ambiente es importante a la hora de vender (o comprar) una casa.

Por eso quizá sea el momento de hacer algunos cambios en tu casa, antes de ponerla a la venta. En este sentido, las reformas pueden ser más o menos importantes y costosas. Desde cambiar tu vieja caldera por una nueva más eficiente, hasta instalar paneles solares. Todo depende de la inversión que estés dispuesto a realizar.

Como punto de partida, mejorar el aislamiento siempre será un acierto. Para ello puede que tengas que cambiar las ventanas o aplicar algún tratamiento a las paredes.

Renovar los revestimientos y las carpinterías

Fuente: Daily Dream Decor

Si tu casa tiene ya unos años y necesita algunas mejoras importantes, no lo dudes. Llévalas a cabo y lograrás aumentar de forma considerable su valor. Y no solo eso. Es mucho más fácil vender una casa en la que las superficies y los revestimientos están nuevos.

También te puede interesar:  ¿Cómo Decorar tu Mesa? Soluciones al Instante -parte II-

En este sentido, las paredes han de estar en perfectas condiciones, recién pintadas. Y los suelos deben estar cuidados. Así que, si están deteriorados, no dudes en cambiarlos. Puedes optar por una tarima laminada, un revestimiento vinílico o por gres. Lo importante es que aparezcan nuevos y en perfecto estado.

Y lo mismo sucede con las ventanas. Una casa con ventanas antiguas y en mal estado será mucho más difícil de vender. Cámbialas por unas nuevas y, si no tienes presupuesto, trata de repararlas y mejorar su aislamiento.

Pon el foco en la cocina y en el cuarto de baño

Fuente: Ikea

Ambos estarán en el punto de mira cuando los futuros posibles compradores valoren la posibilidad de adquirir tu casa. En lo que respecta a la cocina, tendrás que procurar que suelos, azulejos y electrodomésticos estén en perfectas condiciones. Renueva el suelo y cambia los azulejos, o píntalos para renovarlos.

En cuanto a los baños, si no puedes renovarlos por completo, cambia algunos elementos. Sustituir la bañera por un plato de ducha no es una reforma demasiado costosa, y tu casa ganará muchos enteros. También puedes actualizar las griferías y cambiar el mobiliario o los espejos.

Con estos consejos conseguirás revalorizar tu casa y que sea mucho más atractiva a ojos de los posibles compradores. ¡Adelante!

Compartir