¿Te gustan los muebles pintados de negro? Resultan perfectos para ambientes elegantes y un poco clásicos, aunque también quedan de maravilla en decoraciones de corte moderno, o incluso en ambientes de estilo vintage. Los muebles pintados de negro triunfan allí donde les pongas. Para acertar de pleno, tan solo hay que tener en cuenta algunos aspectos importantes. Te lo contamos todo.

muebles pintados de negro the weathered door
Fuente: The Weathered Door

Elegir el color de los muebles que queremos para una habitación determinada puede convertirse en un quebradero de cabeza, sobre todo si no tienes ningún acabado o color favorito. Además de nuestros gustos personales y el efecto que queremos conseguir, hemos de tener en cuenta otras consideraciones como el tamaño de la habitación o la luz que tiene, en especial si tenemos en mente elegir muebles pintados de negro.

Aunque los muebles de color negro resultan muy elegantes y aportan elegancia y glamour, no siempre son los más adecuados para todos los ambientes. Hoy queremos explicarte todo lo que tienes que tener en cuenta si quieres decorar con muebles pintados de negro. Sigue leyendo.

La elegancia de los muebles pintados de negro

muebles-pintados-de-negro-petticoat-2
Fuente: Petticoat Junktion

Si hay un color que simbolice la elegancia ese es, sin duda, el negro. O al menos es uno de los colores más elegantes de todo el espectro cromático. Es capaz de añadir glamour a cualquier espacio soso y aburrido, sobre todo si se utiliza de la forma correcta. Los muebles pintados de negro son, en este sentido, una estupenda alternativa para hacer que la decoración gane en elegancia.

También te puede interesar: Muebles negros en tu decoración

Además, esto no solo funciona en decoración. También en el universo de la moda resulta imprescindible el color negro. Una muestra la encontramos, por ejemplo, en el little black dress, que es una prenda obligada en cualquier vestidor que se precie de serlo.

También te puede interesar:  Todo lo que tienes que saber sobre la pintura para muebles

Úsalo con precaución en espacios pequeños o con poca luz

muebles-pintados-de-negro-home-furniture
Fuente: Home Furniture Design

Sin embargo, y como sucede en los estilismos de moda, no siempre podemos utilizar el color negro a nuestro antojo. Hemos de tener en cuenta ciertas consideraciones, si queremos decorar con muebles pintados de negro y lograr un buen resultado.

Para empezar, hay que saber que las tonalidades oscuras pueden restar luminosidad a la habitación, por lo que conviene utilizar colores como el negro o el gris oscuro con moderación. No conviene decorar con muebles pintados de negro en habitaciones muy pequeñas o en las que son muy oscuras, ya que el espacio se verá más reducido y agobiante todavía.

En caso de que no te resistas a incluir una pieza de color negro en tu salón aunque este no sea muy grande ni muy luminoso, procura contrarrestar el efecto pintando las paredes de blanco o de un color claro.

Piezas negras que nos cautivan

muebles-pintados-de-negro-petticoat
Fuente: Petticoat Junktion

Ya sabemos que el color negro no siempre es el más adecuado para pintar los muebles de nuestro salón. Sin embargo, hay ocasiones en que vemos una pieza en concreto y enseguida nos la imaginamos pintada de negro. Si te ha ocurrido esto con algún mueble especial que tienes en casa, no te resistas y cambia su aspecto. Busca una buena brocha y un poco de pintura negra y… ¡manos a la obra!

También te puede interesar: Todo lo que tienes que saber sobre la pintura para muebles

Una gran idea para pintar un mueble de color negro es darle un aspecto envejecido que aportará más valor y belleza a su apariencia. Y para que tengas una pequeña ayuda, te contamos cuáles son los pasos que tienes que dar para pintar un mueble de negro con aspecto envejecido. Toma nota.

También te puede interesar:  Dividiendo el espacio

Cómo pintar un mueble de negro envejecido

muebles pintados de negro in-my-own-style-2
Fuente: In my Own Style

1. Para empezar, tendrás que elegir la pintura adecuada. Yo me decidiría por la chalk paint, sobre todo por su gran facilidad de uso (recuerda que no tendrás que lijar el mueble ni decaparlo antes de pintarlo). También puedes usar una pintura normal (eso sí, que sea acrílica, es decir, al agua). Personalmente creo que la pintura de efecto mate queda mejor cuando se trata de recrear un aspecto envejecido.

2. Después tendrás que pintar el mueble. Aplica dos capas dejando secar bien entre una y otra.

3. Llega el momento de acometer uno de los trabajos más importantes de todo el proceso: el lijado. Lijar el mueble de forma adecuada es lo que le va a dar ese aspecto envejecido que buscas. La clave está en lijar a conciencia pero sin pasarte. Utiliza para ello una lija de grano medio, insistiendo especialmente en los bordes y esquinas del mueble. Para las superficies amplias o para los frontales de los cajones, por ejemplo, puedes utilizar una lijadora eléctrica que te facilite el trabajo.

4. El siguiente y último paso a realizar es aplicar una buena capa de cera oscura. Antes de hacerlo deja que la pintura se seque del todo durante 24 horas (aunque a ti te parezca que hace mucho tiempo que está ya seca). Da la cera con una brocha, deja secar unas horas y después pule con un cepillo suave envuelto en una media. También puedes usar un paño de algodón suave que no suelte pelusa.

Con estas pautas ya no habrá mueble que se resista. Podrás pintar de negro cualquier pieza que encuentres y le darás a tu casa un aire elegante, cosmopolita y muy personal.

Compartir