Con el buen tiempo se abre un prometedor panorama de placeres, y uno de los que más me gustan es el de compartir una comida en el exterior. Puede ser con amigos o con la familia, en plan informal o más elegante. La clave está en disfrutar al máximo de las viandas y, por supuesto, de una decoración preciosa de la mesa al aire libre.

mesa al aire libre zara home
Fuente: Zara Home

¿Tienes la inmensa fortuna de tener en tu casa un espacio exterior amplio? ¿Eres de los privilegiados que cuentan con un jardín o una terraza en los que disfrutar del buen tiempo? Entonces seguro que te encanta preparar la mesa al aire libre y celebrar comidas y cenas divertidas.

Y es que ese es precisamente uno de los placeres que nos regala el buen tiempo: salir a disfrutar del exterior, en la calle o en casa. ¿Que tienes una terraza soleada? Pues a disfrutarla. ¿Que tu casa no tiene más que un ventanal? Lánzate a colonizar el parque más cercano. Seguro que hay zonas verdes no muy lejos de tu casa en los que organizar un picnic. ¡No lo dudes!

Compartir la mesa con los nuestros es una de las cosas que más nos gusta hacer, y más si es en el exterior. Así que este año proponte sacarle todo el jugo a tu terraza, al porche o a ese pedacito de jardín tan agradable. Hoy te vamos a dar algunas claves para que puedas decorar la mesa al aire libre como a ti te gusta.

Una mesa al aire libre llena de color

Si hay una constante en la decoración de la mesa al aire libre es la libertad. La libertad a la hora de escoger los colores, los materiales. Para mezclar piezas diferentes y lograr que el conjunto no desentone. Y para adornar con flores, o con otros materiales naturales.

También te puede interesar:  Lujo y Parquét

Y aunque la cosa cambia en función de lo formal o elegante que sea la celebración, una mesa al aire libre en primavera o verano no puede ser sosa. Ni tampoco adolecer de falta de color. Apuesta por los tonos vibrantes que más te gusten. Eso sí, úsalos con tino y algo de moderación.

Por ejemplo, elige un par de colores y planifica la decoración en torno a ellos. Y dale el protagonismo cromático a un único elemento. Es decir, si eliges una vajilla de un color alegre, valora la posibilidad de que el mantel y las servilletas sean de un tono neutro. O al revés. Lo importante es no saturar demasiado las retinas de los invitados, ¿no crees?

Traza un plan para triunfar

Cuando llega el buen tiempo nuestras agendas se llenas de eventos y celebraciones. Pueden ser bodas, bautizos y comuniones, o fiestas de cumpleaños, reencuentros…

Sea como sea compartir la mesa al aire libre es siempre una gran idea, ya se trate de eventos más formales o de reuniones improvisadas. Lo importante es planificarse de forma adecuada, en la medida de lo posible. En especial si lo que quieres celebrar es un evento más o menos relevante y formal.

En cambio, una de las mejores ideas para disfrutar de comidas o cenas con los tuyos es la improvisación. Nada más divertido que reunir un grupito de buenos amigos en la terraza de casa. Puede que tengas que buscar en la nevera algo para preparar un menú sorpresa, pero aún así lo pasaréis genial.

Y si lo que pretendes es celebrar algún acontecimiento destacado en tu casa, lo mejor que puedes hacer es planificarte. ¿Cómo vas a decorar la mesa al aire libre? ¿Tienes todos los elementos que necesitas?

También te puede interesar:  Decorar zonas de exterior ¿Cuáles son los mejores materiales?

La elegancia del blanco

Si la reunión es más o menos formal, tendrás que decorar la mesa al aire libre de una forma sencilla pero sofisticada. Es mejor, en estos caos, optar por una vajilla de color blanco, que no fallará. La mantelería puede ser blanca o de un tono neutro y sencillo. Y el color puede introducirse en los adornos que decoren la mesa, por ejemplo.

Estos elementos decorativos son esenciales para decorar la mesa. Pueden ser centros de flores, tan apropiados en esta época del año. Si la reunión es una cena y se va a celebrar al caer la tarde, nada mejor para iluminar y decorar que las velas. Su luz titilante aporta una magia especial.

Otras ideas geniales son decorar la mesa con cestos de fibras vegetales, o con elementos de la naturaleza (¿qué te parecen unas conchas rescatadas de la playa?). Cualquier idea puede convertirse en un toque original para tu mesa al aire libre.

Y recuerda que lo verdaderamente importante es disfrutar. Organiza un menú apetecible y sencillo (no es necesario que te compliques en exceso), decora la mesa con gracia y disfruta de la compañía de los tuyos en un entorno diferente. La mesa al aire libre es capaz de enriquecer cualquier reunión divertida.

Fotos: Zara Home.

 

Compartir