La decoración vintage está a la orden del día. Pasa el tiempo y continúa teniendo su lugar en el panorama del interiorismo. Y es que no tiene ningún problema en convivir con estilos diametralmente opuestos como el nórdico, el minimalismo o los ambientes ultramodernos. Hoy te hablamos de los elementos imprescindibles si quieres tener una cocina de estilo retro.

cocina de estilo retro ligurweb
Fuente: Ligurweb

Tanto la cocina como el cuarto de baño son espacios perfectos para recrear una decoración de inspiración vintage. Todos tenemos frescas en la memoria las imágenes de aquellas cocinas de estilo retro de los años 60 y 70. Hoy continúan triunfando, aunque renovadas y puestas al día, sobre todo en lo que a equipamiento se refiere.

Descubre cuáles son los materiales y complementos que te ayudarán a darle a tu cocina un aspecto sesentero y muy vintage.

Una cocina de estilo retro en el siglo XXI

Hay ciertos elementos que no pueden faltar, y que son los que le darán a la cocina ese sabor retro que tanto nos gusta. Son objetos o materiales que, aunque conservan su diseño antiguo, presentan todas las prestaciones del siglo XXI.

Por mucho que te apasione lo vintage, no hay ninguna necesidad de sacrificar las comodidades y las ventajas tecnológicas de la época actual en aras del diseño. Puede que tengas la suerte de haber heredado la vajilla de tu abuela, perfecta para tu cocina de estilo retro. Pero, en general, es mejor que el pasado se note solamente en la estética.

Paredes de azulejos como los del metro

Fuente: Delightfull

Los azulejos de tipo metro son un recurso genial para recrear un ambiente propio de décadas pasadas. Tienen su origen en los Estados Unidos, ya que fueron el revestimiento elegido para revestir las paredes del metro de Nueva York a principios del siglo XX (de ahí su nombre).

También te puede interesar:  Te gusta lo Vintage. Nace una tienda para tí

Hoy son perfectos para decorar una cocina de estilo retro y tienen muchas ventajas: son resistentes, decorativos y su mantenimiento y limpieza son fáciles. Además, aportan una nota industrial muy actual, que tiene mucho que ver con lo vintage. Ambos estilos se complementan a la perfección.

En cuanto a los colores, a mí me parece que el blanco es perfecto, pero también puedes optar por otros tonos como el beige o, incluso, colores más intensos.

Electrodomésticos de hoy con el aspecto de ayer

Fuente: Smeg

Uno de los elementos que pueden darle a tu cocina un aire muy vintage son, sin duda, los electrodomésticos retro. Neveras de líneas suaves y esquinas redondeadas, muy de los 60. Cocinas y hornos con estética del pasado. Campanas extractoras grandes y decorativas, iguales que las de la época.

Sin embargo, tendrás que elegir bien. Que tengan un diseño del pasado no significa que su tecnología tenga que serlo. Apuesta por electrodomésticos de tecnología moderna y actual, que te ofrezcan buenas prestaciones y una categoría de ahorro energético A++.

Muebles de madera de estilo clásico

Fuente: Better Home & Gardens

Para el mobiliario de tu cocina vintage, opta por la sencillez. Unos armarios de madera de aire clásico le vendrán como anillo al dedo. Las puertas, mejor decoradas con molduras sencillas y tiradores de cocina como los de antes.

Y para los colores, no te compliques y apuesta por el blanco, que nunca falla. Otras opciones son el beige o tonos más vintage como el verde menta, el azul pastel, etc.

Lámparas de techo muy vistosas

Fuente: Covet House

Olvídate de focos y luminarias modernas y coloca en tu cocina una bonita lámpara retro. Como aquellas que tenían varios focos y pantallas de metal esmaltado en vivos colores. Puedes encontrar lámparas antiguas en rastros y mercadillos, o comprar una nueva de inspiración vintage.

También te puede interesar:  Las ideas de Pinterest II: Ocupando las paredes

También puedes poner una lámpara de estilo industrial, grande, metálica, de color negro o blanco. No desentonará en tu cocina de estilo retro.

Eso sí, elijas la lámpara que elijas, ponle bombillas de tecnología LED para aprovechar sus ventajas. Lo cortés no quita lo valiente, ¿no crees?

Accesorios y complementos vintage

Fuente: Westwing

Utiliza los pequeños electrodomésticos de uso diario para acentuar ese estilo vintage de tu nueva cocina. Tienes un amplio repertorio para elegir. De hecho, hay marcas que han sacado toda una línea de pequeños accesorios de diseño retro.

Fuente: William Sonoma

Batidoras de vaso, amasadoras, básculas de cocina, tostadoras, exprimidores, etc. Los encuentras en acero inoxidable o esmaltados en diferentes colores, desde tonos pastel hasta un rojo vivo.

Fuente: William Sonoma

El menaje, que no desentone

Fuente: Kitchen Sourcebook

¿Ya tienes equipada y decorada tu cocina de estilo retro? Pues no estropees el efecto con elementos ultramodernos que distorsionen el ambiente. Puedes elegir menaje con aire antiguo, muy decorativo y especial.

Fuente: Le Creuset

Jarras, tazas, juegos de café, vajillas… Incluso las cazuelas y las ollas pueden estar inspiradas en el pasado. Completa la decoración con botes de loza y cajas de latón con alegres estampados retro. ¡Perfecto!

Fuente: The Contemporary Home

Con estos elementos, conseguirás tener una cocina de estilo retro que parecerá recién rescatada de la década de los 60. ¡Nos encanta!