¿Alguna vez has pensado que te apetecería disfrutar de una decoración más lúdica en casa? A muchos nos pasa, es una sensación cada vez más generalizada. Una forma de entender los ambientes domésticos más abiertos al juego y la creatividad sin poner límites y dejar que estén presentes en las estancias de muchas maneras. Aquí va un pequeño y divertido avance.

decoración más lúdica
Fuente: Portail parents

Disfrutar de una decoración más lúdica en una vivienda es creer firmemente en el poder del juego para generar atmósferas donde la imaginación campa a sus anchas. Nos permitirá contemplar nuestros interiores domésticos como escenarios perfectos para la diversión. Sumergirnos en el juego, con o sin niños. Aunque es cierto que muchas de las propuestas decorativas van dirigidas a los más pequeños, también los mayores podemos apuntarnos a ella.

Una decoración más lúdica: sí a la creatividad

Fuente: ikea

Ante la pregunta de cómo disfrutar de una decoración más lúdica, nada como cerrar los ojos e imaginarnos compartiendo horas de juego en casa con los nuestros. Esa es la esencia de este espíritu donde el humor también tiene mucho que decir. A la hora de ponerla en práctica, los juguetes y otros elementos lúdicos serán las principales herramientas a utilizar. Atrevernos a convertirlos en piezas protagonistas de las estancias, integrarlos en los ambientes donde más vida hacemos. Nada de arrinconarlos o esconderlos cuando no nos divertimos con ellos.

Fuente: ArchiExpo

Ahora bien, también hay otras fórmulas para lograr que las habitaciones luzcan una decoración más lúdica. Apostar por muebles que derrochan humor en sus diseños, o que se han inspirado en juegos tradicionales cuando fueron concebidos. Sin perder un ápice de su sentido de la funcionalidad, también añadirán un sentido más ocioso a nuestro estilo decó. Estanterías de madera, escritorios y sillas divertidísimas que pueden encajar perfectamente en una habitación de estudio, en un cuarto infantil… O en el comedor de un millennial que acaba de estrenar su primer apartamento.

También te puede interesar:  Estilo Zen en tu hogar

Empieza la diversión

Fuente: ikea

Hay muchos lugares de la casa que pueden dejarse seducir por una decoración más lúdica este invierno. Y el salón es uno de ellos. La idea de convertirlo en un punto de encuentro donde reunirse para jugar con los nuestros disfrutando de una atmósfera que propicie la diversión y el esparcimiento. No se trata de convertirlo en una sala recreativa, ni mucho menos. Ni que pierda esa personalidad que tanto nos gusta. El objetivo es improvisar rincones divertidos que nos permitan fomentar la unidad y la creatividad a través del juego. Y especialmente si hay niños en casa. Dejemos que ellos pongan las reglas.

Quizá un juego de dardos de tela para jugar con ellos de forma totalmente segura. Sin que se den cuenta, podemos aprovechar la ocasión para enseñarles a calcular distancias y coordinar movimientos. Otra opción para crear una decoración más lúdica son las simpáticas ruletas de la fortuna que se fijan a la pared. La excusa perfecta para plantear una partida a los adolescentes de la casa, inventándonos premios para los ganadores y actividades caseras más ingratas para los perdedores. O para disfrutar de una partida con los amigos en una reunión de fin de semana. Rodearse de una decoración más lúdica es vivir momentos domésticos gratificantes con la mejor de las compañías.

El universo infantil: stop al aburrimiento

Fuente: ikea

Jugar es bueno para la salud, ejerce un efecto positivo en los adultos y en los peques, por supuesto. Por eso, a través de una decoración más lúdica es fácil beneficiarse de este hecho y pronto empezar a sentir que nos sentimos mejor en nuestro día a día en casa. Las habitaciones infantiles serán los territorios favoritos donde explorar este espíritu decorativo sin miedo a fracasar y sin límites.

También te puede interesar:  Decoración 2015 con color marsala

Las propuestas más divertidas y eficaces serán aquellas que les permitan sumergirse en el juego y olvidarse de todo. Como los rollos de papel pensados para colorear. Se extienden sobre el suelo o una mesa y empieza la aventura de explorar su mundo infantil, lleno de detalles divertidos que descubrir. Un recurso sencillo pero infalible para que desarrollen su creatividad a medida que van coloreando. Solos, con amigos o en familia.

Fuente: ikea

En las habitaciones infantiles esta decoración más lúdica puede ir ganando terreno al espacio casi sin darnos cuenta. Y no solo a través de los juguetes. Por ejemplo, funcionará muy bien apostar por complementos textiles que son puro humor. Como los cojines en forma de mano tamaño XL.

Muebles que arrancan una sonrisa

Fuente: riokobayashi

Atrevernos con una decoración más lúdica para que las habitaciones luzcan una sensibilidad especial hacia el humor y la creatividad. Es otra alternativa. Ahora que se aproximan los meses del año en los que hacemos vida hogareña sí o sí, tal vez apetece rodearse de diseños que propician una sonrisa al mirarlos.

Fuente: apresfurniture

Es lo que ocurre cuando contemplamos la serie de asientos Este-Oeste, diseñada por el japonés-austríaco Rio Kobayashi. Inspirados en el juego de los palitos chinos, es decir, en la gráfica del Mikado, sus taburetes y sillas unen la cultura de occidente y oriente con un guiño divertido. Y algo similar podremos experimentar si decidimos integrar en nuestros espacios más vividos mesas y escritorios que son una llamada a la imaginación. Estos muebles, juguetes y textiles son un fantástico comienzo para sentirnos rodeados de una decoración más lúdica.

¿Te animas con ella?