Uno de los materiales más naturales y artesanales que podemos elegir para nuestra casa son los suelos de barro cocido. Aunque tradicionalmente han estado presentes en ambientes rústicos y camperos, hoy pueden elegirse también en espacios más contemporáneos. ¿El secreto de su éxito? Su belleza atemporal, fruto de una naturalidad sin límites.

suelos de barro cocido todo barro
Fuente: Todo Barro

Los suelos de barro cocido son un clásico en la decoración de estilo rústico. No hay casa de pueblo que se precie que no tenga un buen suelo de barro en la planta baja (para la planta superior el material estrella ha sido siempre la madera). Lo cierto es que los colores terrosos, su textura natural y heterogénea y sus acabados sencillos convierten este material en un clásico de los pavimentos rústicos.

Una de las características de este material es su aspecto heterogéneo, que es fruto de la artesanía que define todo el proceso de fabricación.

Suelos de barro cocido: un material artesanal

suelos de barro cocido decorativa
Fuente: Decorativa

Aunque el proceso de fabricación de las baldosas de barro cocido viene de antiguo, todavía existen empresas que se dedican a manufacturar este tipo de productos. Existen varias formas de hacerlo, pero en líneas generales el proceso consiste en poner la arcilla en moldes previamente fabricados con la forma de la baldosa y cocerla en unos hornos especiales.

Este tipo de fabricación totalmente manual es la que confiere a las baldosas de barro cocido su característico aspecto rústico y su textura irregular. Cuando alguna parte del proceso se mecaniza, o en aquellos procesos productivos más industrializados, el resultado son baldosas de barro de aspecto y textura más homogéneos.

En cualquier caso, no son pocos los que lo eligen para combinarlo con otros materiales más contemporáneos, como el acero inoxidable o el vidrio. El contraste entre colores y superficies tan diferentes logra un gran efecto decorativo en las casas rústicas.

Todo un mundo de colores para elegir

suelos de barro cocido ceramicas claus
Fuente: Cerámicas Claur

El color del barro cocido es uno de los elementos que le confieren un carácter especial. La variedad de matices es tan grande, que podemos encontrar tonalidades para todos los gustos y necesidades.

Según el tipo de arcilla que se emplee en la fabricación de las baldosas, su color será uno u otro. Puede ser más rojizo, más dorado o pajizo, más marrón, más claro o más oscuro, etc. Las empresas especializadas utilizan arcillas de distintas procedencias que mezclan en el proceso de fabricación para conseguir diferentes colores.

El mantenimiento de los suelos de barro cocido

suelos de barro cocido todo barro interior
Fuente: Todo Barro

Lo primero que tenemos que tener muy claro es que el barro cocido es un material poroso y, por lo tanto, puede absorber fácilmente el agua y la suciedad. Por eso, antes de comenzar a usarlo es necesario aplicar a las baldosas un tratamiento específico que lo impermeabilice.

Este proceso se puede realizar en fábrica antes de la instalación, o también después de colocadas las baldosas en el pavimento. Después de aplicado el tratamiento, los suelos de barro soportan mucho mejor todo tipo de manchas, resisten sin problemas la limpieza con ciertos productos que antes del tratamiento podrían dañarlos, y se vuelven totalmente impermeables.

Además, esta capa protectora que se aplica en los suelos de barro artesanales intensifica el color del material y le aporta un ligero brillo que lo hace muy atractivo.

suelos de barro cocido todo barro cocina
Fuente: Todo Barro

Una vez tratado el pavimento con este tratamiento que lo impermeabiliza y lo protege, el suelo de barro cocido puede limpiarse y mantenerse de forma normal, con agua y un jabón neutro. Es mejor no utilizar limpiadores agresivos que puedan arruinar su capa protectora.

Para prevenir las posibles manchas blanquecinas que la cal del agua puede provocar en estos suelos, conviene limpiarlo de vez en cuando con una mezcla de agua y vinagre. Si vives en una zona en la que el agua es muy dura y tiene mucha cal, hazlo más a menudo.

Diferentes formatos para todos los gustos

suelos de barro cocido todo barro mediterraneo
Fuente: Todo Barro

Uno de los rasgos que definen los suelos de barro cocido es la gran variedad de la que hacen gala. No solo hay cientos de colores y tonalidades, como ya hemos mencionado antes, sino que existen baldosas con un sinfín de formatos y tamaños. Elegir unas u otras cambia por completo la apariencia del suelo.

suelos de barro cocido decorativa suelo
Fuente: Decorativa

Partiendo de las baldosas cuadradas, que son las más sencillas, podemos encontrar piezas rectangulares de diferentes tamaños, para colocar de mil maneras distintas: formando cuadrados con las baldosas, en forma de espiga, componiendo rectángulos perimetrales alrededor de la habitación, etc.

Después encontramos un montón de formatos especiales, desde baldosas con forma hexagonal, hasta pequeñas piezas con forma de estrella que se combinan con otras formas para crear suelos espectaculares.

En los últimos años es bastante frecuente ver cómo el barro cocido se combina con otros materiales distintos como, por ejemplo, la madera rústica. Un aspecto más moderno e industrial se logra compaginando las baldosas de barro con cemento pulido. Esta puede ser una de las premisas de un estilo decorativo basado en el rústico más contemporáneo.

¿Y a ti? ¿Te gustan los suelos de barro cocido? ¿Los pondrías en tu casa?