Tanto en el sofá como en la cama, cojines y almohadones son un complemento indispensable a la hora de hacer más confortables los espacios y de enriquecer la decoración. Pero para que el efecto sea el deseado, hay que aprender a combinar cojines de forma certera. Hoy te traemos algunas recomendaciones importantes que te ayudarán en la tarea.

combinar cojines
Fuente: Emily Henderson

Uno de los rasgos especiales que definen a los verdaderos apasionados por la decoración, es su total incapacidad para dejar los mismos cojines en el sofá por un largo periodo de tiempo. Y lo mismo podría decirse de los almohadones que descansan sobre la cama del dormitorio principal. Si eres de esos, puede que no necesites seguir leyendo este artículo, aunque siempre vienen bien algunas pautas efectivas para combinar cojines. Aquí tienes algunos trucos que van a ayudar a hacerlo con estilo.

Se trata de tener claros algunos conceptos sencillos en lo que se refiere a la elección de  colores y diseños. También algunas ideas que afectan al número de cojines que hemos de colocar. O al tamaño y forma de los mismos. Después de analizar todos estos factores y de ver lo que opinan los expertos, podemos contarte cuales son los aspectos que debes considerar a la hora de combinar cojines en cualquier espacio de tu casa.

Es una información valiosa, ya que cambiar los cojines del salón es una de las formas más certeras de renovar y actualizar la decoración. Puedes hacerlo cada temporada, con los cambios de estación, por ejemplo. Ahora que estamos en primavera será una estupenda manera de refrescar el ambiente.

Elegir bien los colores: primera clave para combinar cojines

Fuente: Emily Henderson

Ya sabes lo importante que es el color en la decoración de un espacio. Si estamos pensando en colocar algunos cojines en el sofá, debes pensar qué tonos irán mejor. Como consejo general, lo mejor es elegir una paleta concreta de colores y combinarla con algún tono neutro.

También te puede interesar:  Prepara tu casa para el verano con un ventilador de techo moderno

Dentro de la gama de color que hayas elegido, podrás incluir tonalidades más o menos intensas o tenues.

Variedad de texturas

Fuente: Emily Henderson

Este es un consejo que puede parecerte poco relevante. Sin embargo, aporta singularidad al conjunto. Combinar cojines de diferentes materiales y texturas es la clave para lograr un buen resultado.

Para lograrlo apuesta por diferentes materiales y tejidos: algodón, ante, piel, punto, incluso pelo o aplicaciones como strass, abalorios, lentejuelas, etc.

El tamaño es importante

Fuente: Pottery Barn

Y no solo el tamaño, sino también el número de cojines que vamos a poner. En el sofá, por ejemplo, depende de su tamaño. Se pueden hacer grupos de tres cojines y colocar uno o dos grupos dependiendo de si el sofá es de dos o tres plazas.

Fuente: Pottery Barn

En lo que se refiere a los cojines y almohadones para decorar la cama, es importante tener en cuenta el tamaño de la misma. De todas formas, si pones demasiados cojines tendrás que quitarlos cada noche y volverlos a colocar por la mañana, lo que puede resultar un tanto aburrido, ¿no crees? Es mejor optar por la moderación. Será una alternativa más cómoda y, además, más sencilla y menos recargada.

En cuanto a las medidas y la forma, lo mejor es combinar cojines de diferentes tamaños: uno o dos cuadrados grandes y otro cuadrado mediano. Y también uno rectangular más pequeño. Esta podría ser una opción acertada.

No abuses de los estampados

Fuente: Emily Henderson

Cuando decidas los diseños que vas a utilizar al combinar cojines, apuesta por los estampados pero sin excederte. Dos o tres tipos de estampados son suficientes en un mismo grupo de sofás, por ejemplo, en el sofá. Y mézclalos con algunos almohadones lisos que aligeren visualmente la combinación.

También te puede interesar:  Oficina en casa con personalidad

Además, la escala de los estampados (o de las tramas o texturas) no han de ser similares en los que al tamaño se refiere, para que no compitan entre sí. Es mejor combinar patrones grandes y más pequeños.

¿Sabes cómo colocarlos?

Fuente: Habitat

La forma de disponer los cojines en el sofá o en la parte superior de la cama tiene su secreto, como puedes imaginar. No se trata de colocarlos más o menos estirados, que también. Es más una cuestión de orden y armonía visual. Tendrás que procurar que los colores y estampados queden más o menos equilibrados.

Además, la forma y el tamaño también determinan la colocación de los cojines. La idea más habitual y razonable es poner los más grandes detrás y los más pequeños delante. En especial si se trata de cojines rectangulares, redondos, etc. Estos irán en primer plano.

Como ves hay muchos aspectos a tener en cuenta a la hora de combinar cojines para decorar el salón o cualquier otro espacio de la casa. ¿Te gusta cambiar los cojines cada cierto tiempo? ¿Qué ideas te han parecido más útiles y acertadas?