Es la pieza estrella del salón. Un mueble tan importante que debemos elegirlo poniendo en ello los cinco sentidos. Así que, si ha llegado el momento de elegir el sofá, debes tener muy claras cuáles son las claves para acertar. Te contamos todos los aspectos a tener en cuenta.

elegir el sofa blanco ikea
Fuente: Ikea

Si hay un mueble en el salón que ha de estar bien elegido ese es el sofá, sin ninguna duda. Sentados en él, y a veces tumbados, pasamos una gran parte del tiempo que estamos en casa. En especial cuando estamos descansando. Por eso, si tienes que renovar el sofá, es muy importante que no tomes la decisión de comprarlo a la ligera, basándote en aspectos poco importantes como una promoción o un flechazo a primera vista.

Lo mejor es pensar con detenimiento en el sofá que necesitas (no todos tenemos las mismas necesidades y preferencias) y después no pares de buscar hasta encontrarlo. Cuando lo hayas hecho, pruébalo. Es la única forma de saber si es el adecuado. En cualquier caso, no te lo lleves a casa hasta estar seguro de que es el sofá acertado.

Aquí tienes los aspectos más importantes a tener en cuenta para elegir con cabeza.

La comodidad, un aspecto esencial al elegir el sofá

elegir el sofa gris ferm living
Fuente: Ferm Living

Puede que te guste mucho ese sofá de diseño tan original. Puede que te tenga cautivado y que quede perfecto en tu salón, pero si a la hora de sentarte en él (y sobre todo de permanecer allí unas cuantas horas) te resulta incómodo, no lo compres. Créeme, si lo haces te arrepentirás.

Un sofá ha de ser, en primer lugar, cómodo. Esa es la premisa de la que debes partir, porque si es incómodo dará igual todo lo demás. Que sea muy decorativo, que se limpie de maravilla, que te dure 100 años… Nada estará bien si al rato de sentarte no te encuentras a gusto.

Hace poco te hablaba de cómo elegir un sofá cama, pensando en la transformación, en la comodidad de la cama a la hora de dormir, etc. Pues bien, aunque no vayas a dormir habitualmente en el sofá, también es necesario que sea cómodo.

elegir el sofa zara home
Fuente: Zara Home

Por eso trata de encontrar un sofá bonito, resistente y duradero, pero que sea confortable. Ten en cuenta que hay muchos modelos en el mercado, más duros y más blandos, por lo que tendrás que encontrar uno que se adapte a tu gusto.

Hay goma espuma de diferentes densidades, aunque la mayoría de sofás suelen tener una tensión media, ni demasiado duros ni muy blandos. Mira también si el relleno de los almohadones es de pluma (natural o sintética) o no. Todo esto incidirá también en el precio.

No hay que olvidar el diseño

elegir el sofá salon ferm living
Fuente: Ferm Living

Que quieras un sofá cómodo para tu salón no significa que tengas que olvidarte por completo del aspecto estético. Tampoco es necesario que sacrifiques totalmente la estética en aras del confort. La clave está en equilibrar ambos aspectos para encontrar el sofá adecuado.

elegir el sofá detalle sofa ferm living
Fuente: Ferm Living

Busca un sofá que te guste, que quede bien con el resto de elementos de la decoración. Un modelo con un diseño actual y de líneas sencillas suele ser un acierto seguro. Y, sobre todo, deja a un lado los sofás de diseño más vanguardista, a no ser que no te importe que el precio se dispare.

¿Grande o pequeño?

elegir el sofá gran sofa azul ikea
Fuente: Ikea

Todo depende de tus necesidades y del espacio que tengas disponible. No es lo mismo elegir un sofá para una familia de 4 o 5 miembros, que para alguien que vive solo (y que podrá tumbarse en él muchas más veces).

Ni tampoco es lo mismo comprar un sofá para el pequeño salón de un minipiso, que para un gran salón diáfano. Piensa que no conviene que sea demasiado grande, porque quedará justo y ocupará demasiado espacio.

Una ventaja es que hoy el mercado ofrece un sinfín de alternativas para satisfacer todas las necesidades: de dos o tres plazas, equipados con chaise-longue, más o menos anchos, etc.

Que sea resistente y fácil de mantener

elegir el sofá hm sofa
Fuente: H&M Home

A mí siempre me han gustado los sofás blancos. Me parecen preciosos y muy versátiles, capaces de adaptarse a cualquier interiorismo. Sin embargo, nunca compraría un sofá blanco, precisamente por su delicadeza y su propensión a las manchas. Estoy segura de que después de 15 días, el aspecto del sofá sería, cuanto menos, triste por no decir desastroso.

Por eso, ten en cuenta tus circunstancias y no elijas sofás de tapicería muy clara si tus hijos son pequeños o si tienes mascotas en casa. Serían ganas de sufrir… Mejor opta por colores un poco más oscuros y sufridos, y por tapicerías resistentes que aguanten el trote diario. Ten en cuenta que un sofá se usa mucho y todos los días.

elegir el sofa morado ikea
Fuente: Ikea

Por último, no te olvides del presupuesto con el que cuentas, porque es importante. El mercado ofrece una horquilla muy amplia de precios y calidades. Eso sí, si es posible, conviene invertir en el sofá, aunque tengamos que hacer un esfuerzo. Así nos aseguramos una mejor calidad y que el sofá nos dure más tiempo.

¿Y tú? ¿Tienes que cambiar el sofá del salón?

  • el sofa es lo principal de la casa, donde sino vamos a dormir la siesta mientras se friegan los platos jajaja