Un hogar con desorden es un hogar incómodo, donde las sensaciones en el aire son negativas y donde el descanso está vetado a causa de él. Además el desorden hace que las personas se sientan mal, tristes, ansiosos e incluso con depresión, un lugar caótico hará que nuestra mente no esté bien. Por este motivo… ¡hay que decir adiós al desorden para siempre en el hogar!

Si te decantas por el orden te empezarás a dar cuenta cómo de repente empiezas a sentirte mejor contigo mismo, como tus emociones van mejorando y lo mejor… ¡verás cómo tu descanso mejorar día tras día! Pero para poder decir adiós al desorden tendrás que tener constancia, ganas de tener tu casa limpia y además priorizarlo ante otras actividades diarias.

distribucion salon
Fuente: opendeco.es/

 

Primero tendrás que olvidarte de dejar las cosas en cualquier lugar, y empezar a utilizar los lugares indicados para cada objeto para poder tener todo mejor ordenado. ¿La silla de tu dormitorio es un ropero improvisado con montañas de ropa sin doblar y desorganizada? ¡Pues eso debe cambiar desde ahora mismo! Si empiezas a dejar las cosas desordenadas en cualquier lugar te acostumbrarás a ver el caos por todas partes y no te sentirás bien en absoluto.

Empieza a hacer uso de tus sistemas de almacenaje, de tus perchas del armario, de tus percheros en la pared…. y si no tienes ¡empieza por añadirlos a tu decoración!

Además tendrás que ser una persona constante y obligarte a ordenar un poco cada día. No me estoy refiriendo a que limpies en profundidad, ni que tampoco te tires dos horas limpiando diarias, sino que simplemente lo que ensucies lo limpies, y lo que cojas o desordenes lo vuelvas a poner en su lugar. Intenta dejar las cosas hechas antes de meterte en la cama, así cuando te despiertes y veas tu hogar ordenado, te sentirás fenomenal y lleno de energía.

También te puede interesar:  Decoración para una sala infantil de juegos