Los 3 mejores sofás cama para estrenar este invierno

La premisa que los ​sofás cama​ son incómodos para sentarse y una tortura para dormir, ya es cosa del pasado, una nueva generación de sofás cama inteligentemente diseñados para ser cómodos y prácticos ha venido a acabar con ella.

No se sabe a ciencia cierta qué está pasando en la sociedad española actual, pero lo cierto es que, o hay muchos hijos que no se han ido de casa a pesar de haber pasado la treintena, o que hay muchos inquilinos temporales, familiares con ganas de visitas navideñas con gorroneo a la familia incluida, o que las casas son cada vez más pequeñas y hay que aprovechar todo el espacio disponible de los hogares, cada vez se utilizan más los sofás cama.

Destacan tres tipos de sofás cama en el mercado actual

  1. El modelo del mecanismo de clic,​ en el que el cojín del respaldo del sofá simplemente se pliega y hace clic, para que nos acostemos sobre el mismo material en el que nos sentamos.
  2. El modelo extraíble o desplegable​ más tradicional, donde se quitan los cojines para descubrir un colchón oculto.
  3. Los sofás que no encajan en los dos tipos anteriores, es el ​cajón desastre.

El primero tiende a ser más barato y más cómodo de manejar que los demás. Pero el segundo suele ser el más cómodo.

Nuestra selección de los tres mejores sofás cama que hemos probado ha sido esta

  1. John Lewis Sansa sofá cama de 3 plazas:

Nos ha gustado porque ​es un don sofá de tamaño familiar ​(capacidad para tres adultos) ​con estilo​, que se transforma fácilmente en una cama firme con el extra de espacio para almacenamiento oculto en su interior para las mantas y la ropa de cama del sofá cama.

También te puede interesar:  Blandito: un sofá y una manta al mismo tiempo

Ni notarás que estás en un sofá cama, debido a lo cómodo que es el sofá. Su forma de L nos facilita un montón de opciones para disfrutar de él. Este sofá cama nos ofrece funcionalidad y flexibilidad. Las dos secciones se separan, lo que nos permite mover la sección de “la chaise” (con su almacenamiento oculto) de un lado a otro, y la sección doble se retira y se convierte en una cama grande.

Encajaría en el tercer tipo de sofá, el cajón desastre, porque no tiene mecanismo de clic, ni es el típico modelo desplegable.

No nos ha gustado qué hay pequeños huecos entre los cojines,​que hace que este no sea un colchón uniforme pese a que sus cojines sean muy cómodos, es un aspecto a tener en cuenta. El colchón es de espuma. La espuma actúa como resortes, moldeándose al cuerpo para un sueño sostenido, pero volviendo a la forma original del colchón cuando no está en uso.

El marco de madera del sofá cama tiene una garantía de 10 años, y se puede elegir entre un acabado claro u oscuro en las patas de madera. También hay varias opciones de reposabrazos: el clásico brazo de desplazamiento, el de brazo extendido, el brazo estrecho o sin el brazo.

También se puede elegir la tela, paleta de colores, patrón…

John Lewis ofrece entrega estándar en el Reino Unido dentro de las 16 semanas, dependiendo de la combinación de tela y pierna seleccionada. Y para los que no vivimos allí, pero que nos gustan sus productos, también es posible organizar una exportación personalizada de la compra previo presupuesto del​ coste adicional del envío​.

  1. Sofá cama Haru de la marca Made:
También te puede interesar:  In Duplo, nueva colección de sofás minimalistas de Erik Jørgensen

Este sofá cama nos ha gustado por​su aire de inspiración retro, con detalles abotonados y suave terciopelo, que lo convierte en un sofá cama elegante a la vez que práctico.

Lo hay disponible en tamaño individual y doble, el individual nos ha cautivado. Es de los sofás cama de sistema clic.

Está pensado para durar, porque tiene un tamaño compacto y es ideal si quieres tenerlo todo listo para los invitados, pero no quieres perder espacio.

De estructura de pino, parece que está diseñado para que tus invitados no se quieran ir y duerman a pierna suelta.

El sofá cama individual es una silla muy atractiva y que puede quedar ideal en el cuarto de los niños y hacer la función de silla de juegos para la PlayStation y para que luego los amiguitos se queden a dormir en el mismo cuarto. Tiene muchas posibilidades de uso en una casa. Se puede elegir entre patas cromadas o de pino, según los gustos de cada uno.

Es lo suficientemente portátil como para pasar a través de puertas, con un peso de 32 kg.

Lo que no nos ha gustado es que ​requiere limpieza profesional​, y si se tienen en casa niños, animales o eres una persona patosa, mejor no elegirlo. Y las patas requieren montaje.

El precio ronda desde los 299 a los 349 euros. El envío cuesta estándar cuesta 30 euros y la disponibilidad en 12 o 14 semanas. Se puede comprar a través de su web para envíos a España, excepto a las Islas Canarias, a Ceuta y a Melilla.

3​.​Sofá cama tapizado de dos plazas Padua del Corte Inglés:

También te puede interesar:  Mesa de centro con alas elevables

 Lo que nos ha gustado de este sofá cama de dos plazas tapizado en ​su suave tejido de poliéster que resulta muy agradable al tacto.​Se trata de una pieza de líneas muy contemporáneas con acabados en vivos que aportan más calidad a la pieza y que visualmente ofrece un aspecto más refinado y distinguido; Además ​cuenta con una sentada muy cómoda y suave.

La serie Padua nos ofrece una gran variedad de sofás, con variopintas posibilidades, e infinidad de acabados. Es un modelo muy funcional, debido a que incorpora una cama con un colchón de 120 cm de ancho y sistema de apertura muy fácil: solo hay que coger los tiradores que encuentran entre los cojines de los asientos y tirar con firmeza. Estaría en el sofá cama tipo desplegable.

Al desplegar la cama, los almohadones quedarán ocultos bajo el somier, un detalle muy estético y práctico, ya que evita que tengas que retirarlos manualmente antes de abrir la cama cada vez que tengas un invitado en casa.

El precio es de 950€, algo elevado, lo cual no nos ha gustado mucho, pero ofrecen posibilidad de fraccionar el pago en cuotas sin intereses.

Nos ha gustado mucho la segunda opción de sofá cama individual porque visualmente quedaría divino en cualquier rincón de la casa donde lo ubicáramos.