Un loft a tu medida

Hoy en día se han puesto de moda los lofts, viviendas vanguardistas que se asocian con gente de alto nivel sociocultural y económico.

Muchas veces no disponemos de una superficie tan extensa como la de las fábricas abandonadas que se utilizaban en la ciudad de Nueva York en los 50 para construirlos, pero con unos sencillos trucos, todos podemos disfrutar del confort y la estética que caracteriza a este peculiar tipo de vivienda.

loft 1

En general, la base para una buena decoración es la planificación previa y en este caso particular esta planificación es fundamental, para reducir al máximo la cantidad de muebles decidiendo cuales son los imprescindibles y para despejar las entradas de luz, ya que así conseguiremos la sensación de amplitud deseada.

También te puede interesar: Consejos para decorar un loft creando un estilo único

Es fundamental la continuidad visual para lo que es recomendable eliminar las puertas dejando sólo las estrictamente necesarias y a ser posible que estas sean de corredera y de cristal. Los muebles y tabiques bajos, son también una buena elección para separar ambientes, porque no interrumpen el campo visual y no frenan la luz.

Utilizaremos piezas de mobiliario de un mismo estilo decorativo para lograr un ambiente mas integrado. La uniformidad de colores y materiales es una de las claves que favorecen la amplitud. Debemos huir de las mezclas y de las decoraciones recargadas que colapsan el espacio.

Los colores neutros y claros amplían el espacio visualmente ya que potencian la luminosidad, podemos pintar en un tono blanco roto paredes y techo, incluso podemos forrar alguna pared con papel de rayas verticales lo que dará sensación de mayor altura a los techos, para el suelo lo ideal es una tarima de madera clara, brillante y lisa.

También te puede interesar:  Aprovecha el espacio: camas plegables

La estética minimalista en baño y cocina es una apuesta segura de elegancia y confort, siguiendo con la idea de no recargar el espacio, los muebles deberán ser cerrados con puertas para que podamos guardar todo lo necesario manteniendo la estética liviana y la sensación de orden y frescura.

En cuanto a la iluminación apliques en paredes, luces indirectas, lámparas de pie o sobremesa nos harán ganar profundidad. Por último en los detalles debemos seguir las mismas premisas que en el resto, no sobrecargar y utilizar materiales como metales o cristal para mantener el equilibrio. Los espejos nos darán una sensación extra de profundidad.

Son sencillos consejos que nos pueden ayudar a lograr en un espacio relativamente pequeño la estética bohemia del loft con la luminosidad y confortabilidad que lo caracteriza.