¿Eres de los que se apasionan ante la visión de un bonito papel pintado en la pared? Pues estás de suerte porque este recurso para revestir las paredes está de la más absoluta actualidad. Y, además, puedes ponerlo en toda la casa. Hoy te traemos tres modelos geniales de papel pintado para cocinas.

papel pintado para cocinas moderno
Fuente: I-Cocinas

El papel pintado es uno de esos elementos decorativos que se pusieron de moda hace algunas décadas y que hoy vuelven con fuerza para decorar nuestros ambientes. Su potencia decorativa y su estilo vintage los han traído de vuelta a los hogares modernos, incluso en espacios donde normalmente no se ponían. Aquí tienes tres diseños espectaculares de papel pintado para cocinas.

Y es que no solo nos sirven para decorar el salón o los dormitorios. También quedan de cine en otros espacios como la cocina o el cuarto de baño, a pesar de que estos espacios, quizá por se considerados zonas húmedas, no solían decorarse con este tipo de revestimientos. Sin embargo, en la actualidad existen papeles pintados vinílicos que son perfectos para la cocina.

Papel pintado para cocinas: resistente y decorativo

papel pintado para cocinas culinario
Fuente: I-Cocinas

La cocina se ha convertido en una de las estancias más importantes de la casa. Ya no es ese lugar donde solo se entra para cocinar, sino que es un lugar cada vez más vivido. Si tienes la suerte de disponer de una cocina amplia, seguro que la usas mucho a diario para comer, para estar e incluso para celebrar reuniones de amigos o comidas familiares.

Y por ese motivo cada vez se cuida más la decoración de la cocina. En materia de revestimientos de paredes, ya no es necesario limitarse a los clásicos (y un poco manidos, la verdad) azulejos de siempre. Ahora es posible descubrir otros materiales como la pintura y, ¿por qué no? el papel pintado.

Si bien los papeles pintados de hace unos años no estaban preparados para las zonas húmedas de la casa, hoy puedes encontrar un amplísimo repertorio de papeles pintados vinílicos creados especialmente para estos espacios que resisten perfectamente el trote diario en la cocina.

Por las características del material, este tipo de papel pintado para la cocina es muy fácil de limpiar. Puedes pasarle sin problemas una bayeta húmeda sin que sufra ni lo más mínimo, por lo que no hay problema en decorar con él las paredes de la cocina. Además, las colas que se utilizan para su instalación también han mejorado con el tiempo y hoy son productos de calidad muchos más resistentes.

Diseños de menaje y utensilios culinarios

papel pintado para cocinas platos
Fuente: Papeles de los 70

El auge del papel pintado ha crecido tanto en los últimos tiempos que se ha desarrollado un gran número de diseños específicos para la cocina.

Destacan aquellos decorados con utensilios y menaje: cubiertos, vajillas, etc. Y dentro de este apartado se pueden encontrar diseños de diferentes estilos, desde los más modernos hasta los más vintage.

Alimentos, frutas, pasteles…

papel pintado para cocinas i peras
Fuente: I-Cocinas

También quedan genial los papeles decorados con alimentos como frutas y hortalizas, pasteles, etc. Son un recurso muy eficaz para lograr una decoración acorde al espacio culinario en el que estamos.

Las madalenas, o como se dice hoy cup cakes, son una alternativa muy decorativa y especial que aporta a la cocina un aire femenino y romántico. Pero también puedes optar por diseños más gráficos y modernos, como estas frutas en verde que no recuerdan al pasado, sino que resultan divertidas y muy actuales.

Imitando otros materiales

papel pintado para cocinas azulejos
Fuente: Papeles de los 70

Otra idea interesante es la de imitar en la cocina y a través del papel pintado otro tipo de materiales como los azulejos, los ladrillos vistos o la madera. En este sentido, la variedad es tan grande que seguro que encuentras el papel pintado para cocinas que le va a tu casa.

A mí me encantan los diseños que reproducen la belleza de los azulejos antiguos. Tiene una magia especial que nos ayuda a decorar la cocina con un estilo muy vintage que, además, es tendencia.

Cómo utilizarlo para acertar

Si ya te has decidido por elegir un modelo de papel pintado para cocinas tienes que pensar bien cómo quieres utilizarlo, en función de las características del espacio o de tus gustos.

Las cocinas amplias y luminosas quedan bonitas con todas las paredes revestidas de papel pintado. Sin embargo, en las cocinas pequeñas conviene ser precavido y poner el papel solo en algunas paredes, combinándolo con pintura o azulejos. De otro modo podría saturar demasiado el espacio y nos cansaríamos enseguida. En este caso, elige motivos pequeños, ya que los grandes pueden resultar más agobiantes, y opta por colores claros que aporten luminosidad y ligereza a la cocina.

Si sigues estas recomendaciones, tu cocina estará preciosa durante mucho tiempo. El problema está en elegir entre el interminable abanico de opciones que nos ofrece el mercado del papel pintado para cocinas. ¿Sabes ya cuál es el que más te gusta?