La primavera es una buena época para acometer reformas en casa, ya sea una gran obra o algunas tareas de renovación. Así que si estás pensando en pintar tu casa, este es el mejor momento para hacerlo. Hoy te contamos cómo tienes que preparar las paredes antes de pintarlas.

preparar las paredes lm
Fuente: Leroy Merlin

Pintar tu casa es una de esas tareas que puedes hacer tú mismo. Es un trabajo sencillo, para el que no es necesario llamar a un profesional. Otra cosa es que prefieras recurrir a otros por comodidad u otras circunstancias. Pero si te sientes con ganas, puedes empuñar tú mismo brocha y rodillo y encargarte de la tarea. Hoy te vamos a explicar cómo debes preparar las paredes antes de pintarlas para que te queden como a un profesional.

Es un trabajo asequible para cualquier persona que tenga interés y ganas de realizarlo. Más aún, si se trata de alguien interesado en las tareas de reparación y mantenimiento de la casa. Y no te cuento lo fácil que puede resultar este trabajo para aquellos apasionados del bricolaje.

Sin embargo, también es cierto que pintar la casa es una tarea laboriosa que requiere un esfuerzo por parte de quien la realiza. Por eso, es necesario organizar y llevar a cabo el trabajo teniendo en cuenta algunos aspectos que facilitan la tarea y mejoran mucho el resultado. ¿Quieres saber cuáles son?

¿Por qué es importante preparar las paredes?

Fuente: Westwing

Las paredes de una casa tienen mucho que decir en el resultado global en lo que a la decoración se refiere. Si presentan una superficie lisa, en buen estado y sin desperfectos, transmitirán una mayor sensación de orden y limpieza.

Por eso mismo, si quieres pintar tu casa, no se trata de coger el rodillo y darle a la pared como si no hubiera un mañana. Lo mejor es planificar un poco el proceso, comenzando por la tarea de preparar las paredes antes de pintarlas.

También te puede interesar:  Decorar cocinas con cuadros y posters

Dedicar el tiempo suficiente a preparar las paredes de forma conveniente antes de aplicar la pintura es la mejor forma de conseguir que te queden genial.

También te puede interesar: Ideas originales para pintar las paredes de tu casa

Revisa las paredes de arriba a abajo

Fuente: Westwing

Lo primero que has de hacer es revisar las paredes de la habitación que vas a pintar. Tendrás que buscar desconchones, grietas, agujeros de haber colgado cuadros, muebles, etc. También es importantes que revises el estado del revoco, si se desprende con facilidad, etc.

Si las paredes de tu casa exhiben el consabido gotelé tan famoso en la década de los 80 y te encantaría hacerlo desaparecer, ahora es el momento. Puede que te parezca un trabajo de chinos, pero existen formas de eliminarlo sin morir en el intento.

¿Por dónde empiezo?

Fuente: Westwing

Lo primero que tienes que hacer es quitar todos los cuadros y demás elementos que decoren las paredes, como apliques, espejos, etc. También tendrás que retirar todos los muebles de las paredes y agruparlos en el centro de la habitación. No te olvides de protegerlos con plástico y tapa también el suelo.

Protege los marcos de puertas y ventanas con cinta de carrocero. Recuerda que cuánto más protejas y tapes, menos tendrás que limpiar después. Créeme, merece la pena hacerlo a conciencia.

Una vez todo bien protegido, empieza por tapar las grietas. Con ayuda de una espátula, agranda ligeramente la grieta de forma que se caiga la pintura desprendida, si la hay. Haz lo mismo con todas las grietas que hayas localizado. Después elimina el polvo de ellas con una brocha seca y limpia.

También te puede interesar:  Color amarillo para decorar la cocina

Pulveriza un poco de agua sobre la grieta y aplica la pasta tapagrietas con la espátula. Ve extendiendo pequeñas cantidades de pasta de forma que consigas capas finas, hasta cubrir la grieta por completo. De esta manera, al secarse no se desprenderá, sino que la pared te quedará perfecta.

¡Fuera agujeros!

Fuente: Vertbaudet

De colgar un cuadro, de poner una repisa, de sujetar un espejo… Cuando decidimos preparar las paredes para repararlas y pintarlas nos damos cuenta de los muchos agujeros que les hemos ido haciendo con el paso del tiempo. Pues bien, ahora es el momento de taparlos todos. Después ya veremos dónde ponemos de nuevo los elementos que decoran nuestras paredes.

En el caso de los orificios de los tacos, antes de tapar el agujero tendrás que sacar el taco de plástico, aunque también puedes cortar la cabeza del mismo y aplicar la pasta encima. Un golpe seco y certero con una espátula bien afilada será suficiente para “decapitar” el taco. Si se te resiste y no puedes cortarlo, saca el taco metiendo una alcayata y balanceándolo hasta que vaya saliendo y puedas extraerlo con unos alicates.

Ya sean grietas o agujeros lo que hayas tapado con la pasta, es muy importante que esperes hasta que esté del todo seca antes de pintar. Si no lo haces, se notará después así que lo mejor es tener paciencia y no apresurarse.

Preparar las paredes antes de pintarlas es la mejor forma de conseguir un resultado perfecto.

También te puede interesar: Cómo decorar las paredes con motivos geométricos

Compartir