¿Necesitas mejorar la seguridad de tu casa? ¿Quieres buenas soluciones anti-intrusos? Pues comienza por hacerte con una mirilla digital. Es el mejor mecanismo para ver con claridad quien llama a tu puerta. Te contamos en qué consiste y cómo puedes instalarla tu mismo.

mirilla digital ibmh corp copia
Fuente: Ibmh Corp

Todas las puertas de entrada van equipadas con una mirilla. Por regla general, se trata de un pequeño orificio que incorpora una lente en su interior. Sirve para poder ver, desde el interior y sin necesidad de abrir la puerta, quién o qué está al otro lado. Estos sistemas antiguos han evolucionado considerablemente y hoy lo mejor es instalar una mirilla digital.

Las mirillas de siempre no son más que un cristal en la puerta para ver al otro lado. Ofrecen una visión muy limitada y a menudo distorsionan la imagen que podemos conseguir. Por eso muchas veces no nos queda claro quién está llamando a nuestra puerta.

Para solucionar el problema, nada como hacerte con una mirilla digital. Hoy te contamos qué es y cómo puedes colocarla en tu puerta sin tener que llamar a un profesional, y sin pedir ayuda al manitas de familia. Podrás hacerlo tú mismo.

También te puede interesar: Elegir sistemas de seguridad para tu casa a prueba de ladrones

¿Sabes qué es una mirilla digital?

mirilla-digital-lm
Fuente: Leroy Merlin

Se trata de la versión más moderna y actual de las típicas mirillas de siempre. Estas consistían en una simple lente para poder ver al otro lado de la puerta de nuestra casa. Las mirillas del siglo XXI cuentan con una pantalla LCD y una cámara, y funcionan a pilas.

Gracias a sus avances son capaces de proporcionar a los habitantes de la casa una imagen nítida y muy clara de lo que hay al otro lado. Esto que es importante para todo el mundo, se vuelve vital en el caso de ancianos o niños, quienes no tendrán duda alguna de si conocen o no a la persona que llega a la casa y llama al timbre.

También te puede interesar:  Cómo decorar puertas de Navidad... ¡para que Papá Noel no se pierda!

Las mirillas digitales permiten ver con claridad desde una distancia mucho mayor, por lo que no hay que pegar el ojo al agujero de la puerta. Esto es importante en el caso de personas con movilidad reducida y ancianos.

Por eso puede que sea un buen regalo de Navidad para tus familiares más mayores. Además, podrás instalarla tú mismo en su puerta, y así el regalo será completo.

Cómo funciona una mirilla moderna

mirilla-digital-yale-boy
Fuente: Yale

Las mirillas digitales cuentan con varios elementos. Llevan una cámara que se pone por la parte exterior de la puerta de entrada a la casa, y una pantalla LCD que se fija a la parte interior. Esta pantalla suele ser de 3,5 pulgadas, aunque también las hay de 4 pulgadas.

Cuando se pulsa el botón de encendido, la cámara ofrece al usuario una imagen nítida de lo que hay al otro lado de la puerta. Como ves, el funcionamiento de la mirilla digital no puede ser más sencillo. Funcionan a pilas, por lo que su instalación también es muy fácil, ya que no hay que realizar conexión alguna.

Instalación de una mirilla digital

mirilla-digital-yale-puerta
Fuente: Yale

Puedes encontrar este tipo de mirillas en grandes almacenes y tiendas especializadas. Además, no resultan excesivamente caras (entre 60 y 125 euros, aproximadamente, en función de sus características). Los modelos más avanzados, que suelen ser los más caros, incluyen función de grabación de imágenes y vídeo.

A las hora de instalar la mirilla digital, lo primero que has de hacer es retirar de la puerta la mirilla antigua. Para desenroscarla, haz presión en las muescas que tiene en el interior con una espátula de metal, por ejemplo.

También te puede interesar:  Las mejores soluciones en domótica para tu casa

Después desatornilla la pletina de metal que lleva la pantalla LCD de tu nueva mirilla. Esta pletina lleva un orificio y un adhesivo especial para pegarla a la puerta en el emplazamiento adecuado (has de hacer coincidir ambos agujeros). Limpia bien la puerta para que la pletina se adhiera de forma correcta (si no podría caerse con el tiempo).

Mide el grosor de tu puerta y elige entre los diferentes tubos que vienen con la mirilla el más adecuado (conviene asegurarse, antes de comprar la mirilla, de que sirve para la puerta donde queremos colocarla). Después retira el papel que protege el adhesivo de la pletina metálica, introduce por ella el tubo elegido y después mételo por el agujero de la antigua mirilla, fijando la pletina por la parte interior de la puerta.

La cámara, por el exterior

mirilla-digital-yale
Fuente: Yale

Ahora introduce la cámara por la parte exterior de la puerta, pasando el cable por el orificio y metiendo el tubo de la cámara. Desde el interior de la puerta, enrosca el tubo que habías metido en la pletina con la llave que viene también con la mirilla digital.

El siguiente paso consiste en fijar la pantalla LCD por el lado interior de la puerta. Antes de hacerlo tendrás que ponerle las pilas. Después conecta la cámara al visor o pantalla, introduciendo el conector. En este paso sigue las instrucciones del fabricante. Aunque no es difícil, es lo que más dificultad entraña de todo el proceso de instalación.

Por último solo hay que fijar la pantalla a la pletina metálica, ocultando el cable y atornillando el visor a la pletina. ¡Listo!

También te puede interesar:  Empapelado de puertas y ventanas

Ahora podrás verlo todo con mucha más claridad. ¿No te parece?

Y si necesitas más ayuda, aquí tienes un vídeo de Leroy Merlin en el que te explican paso a paso cómo instalar una mirilla digital, para que puedas verlo y hacerlo tú mismo.

También te puede interesar: Cómo instalar puertas exteriores

 

Compartir