¿Tienes un mueble viejo y no sabes qué hacer con él? Hoy te traemos una forma muy especial para reciclar un antiguo armario de madera: pintándolo con Chalk Paint. Si eliges bien la pintura y el color, el resultado puede dejarte con la boca abierta. ¡Fíjate!

recicla tu mismo un armario despues naranja

A veces llegan a nuestras manos auténticos tesoros. Verdaderas joyas ocultas que parecen estar destinados al desguace pero que, con el tratamiento adecuado, pueden convertirse en la pieza estrella en cualquier ambiente. Es el caso de este precioso armario naranja que, con una simple mano de pintura, cambió como de la noche al día.

Eso sí, no se pintó con una pintura cualquiera. Su renovación integral fue posible gracias a la maravillosa Chalk Paint que en español podría traducirse como “pintura de tiza”. Hoy me gustaría mostrarte el proyecto paso a paso para que veas todo lo que se puede conseguir con una brocha y un poco de pintura.

Recicla tú mismo un armario de color naranja

recicla tu mismo un armario armario parte superior

Puede ser que lo hayas heredado de tu abuela, o quizá lo compraste en un rastro. O, incluso, puede ser que lo encontrases tirado junto a un contenedor (a veces, estas cosas pasan…). Sea como sea que ese viejo armario que tienes arrinconado en el trastero haya llegado hasta ti, te mereces una felicitación. En primer lugar, por la suerte que has tenido de conseguir esa pieza tan especial, y después, por haber sido capaz de ver su potencial a pesar de su aspecto desvencijado y nada prometedor. Otro en tu lugar lo hubiera tirado.

Por eso, si has llegado hasta este punto y aún tienes ese viejo mueble guardado en algún sitio, es importante que leas este artículo, porque en él quiero enseñar cómo es posible lograr un cambio total en un mueble de madera sin ser ningún experto restaurador. Tan solo gracias a la magia de la pintura, que es la que va a obrar el milagro.

Una segunda oportunidad

recicla tu mismo un armario antes armario verde

Este pequeño armario de estilo rústico estaba tan viejo y pasado de moda que no prometía en absoluto. Estaba pintado en un desvaído color verde y la parte superior y el fondo del cajón y del estante se habían forrado con un feo papel vinílico.

La clave del éxito que cosechó después está en dos aspectos fundamentales, en mi opinión: en haber sido renovado con Chalk Paint, y también en la acertada elección del color. Este intenso naranja no deja a nadie indiferente y, además, está en total armonía con el estilo campero del armario.

Por dentro y por fuera

recicla tu mismo un armario armario frontal abierto

Lo primero que hubo que hacer fue limpiar la pieza, quitando en lo posible el horrible papel que se había puesto en los fondos. Sin embargo, no hizo falta decaparlo ni lijarlo porque una de las ventajas de la Chalk Paint es que no necesita imprimación previa para agarrarse a cualquier superficie que quieras pintar. Esto ahorra un montón de trabajo. Solo hubo que coger la brocha y ponerse manos a la obra. Divertido y fácil, ¿verdad?

recicla tu mismo un armario interior armario

Para el exterior se eligió un luminoso naranja, concretamente el color Barcelona, de la gama de colores de Annie Sloan Chalk Paint. Aunque hoy ya han salido muchas imitaciones, Annie Sloan fue la “inventora” de este tipo de pintura. Una pintura tan cubriente que con aplicar una sola mano basta. No necesitas dar una segunda capa.

Una buena capa de cera

recicla tu mismo un armario armario cajon

Después se pintó el interior con el color gris París. Cuando el armario estuvo seco del todo, se le dio una mano de cera incolora (Clear Soft Wax de Annie Sloan) para proteger el resultado. Lo mejor es usar una brocha redonda grande de pelo suave y después un trapo limpio que no suelte pelusa para ir quitando el exceso de cera.

Si quieres matizar un poco el color naranja del armario y darle un aspecto más envejecido puedes aplicar Dark Soft Wax, de un color más oscuro. Yo te recomiendo que lo hagas poco a poco, envejeciéndolo progresivamente. La técnica para aplicar la cera es la misma que he explicado antes, cuando se aplica la cera incolora. De todas formas, como la cera oscura se da sobre la clara, es más fácil eliminar un poco si nos hemos pasado y el mueble se ha quedado demasiado oscuro.

Por último, puedes lijar suavemente la madera para mostrar un aspecto despintado. A mí me encanta que estos muebles tengan irregularidades y los bordes desgastados. Les da personalidad.

Tras aplicar la cera, lo mejor es dejar secar una noche y después frotar con el trapo hasta conseguir ese brillo tan especial de los muebles encerados. Para que el efecto protector de la cera sea total hay que esperar unos 30 días. Durante este tiempo tendrás que ser un poco más cuidadoso con los arañazos y las manchas.
¿Qué te ha parecido el resultado? Un cambio sorprendente, ¿verdad?

Para ver el tutorial completo y todas las fotos, entra en Offbeat & Inspired.