Si tienes niños y te apetece cambiar el look de sus habitaciones, hoy te dejamos algunos ejemplos que seguro te van a gustar o por lo menos, pueden servir a modo de inspiración.

Quizás tengas ya montada toda la habitación pero le falta algo y no sabes qué es… si quieres crear muebles llamativos y atractivos para nuestros hijos, os daremos algunas pautas para cambiar la habitación con poco presupuesto.

Como sabemos que tirar del bolsillo, en los tiempos que corre, es poco probable… aquí van una serie de opciones que pueden llegar a ser bastante económicas. De entrada te comentamos que para dar un poco de juego a la habitación no es necesario cambiar los muebles enteros.

Con sencillas ideas podremos realizar estupendos cambios en la habitación de los peques. ¿Quieres tener una habitación alegre y divertida? siempre podemos recurrir al papel pintado para forrar algunos muebles.

Podemos optar a un extenso abanico de diseños, colores y texturas… solo has de elegir la que más te guste y proceder a forrar algunos de los muebles. Quizás el patchwork te gusta, si es así siempre podemos adherir retazos de papel que tengamos en casa, de regalos… etc. Os aseguramos que pueden quedar realmente geniales. 

Una genial idea es pegar pequeños vinilos o stickers sobre los muebles. Elige formas llamativas, personajes que les gusten a tus hijos… llena el cuarto de color y alegría. Puedes utilizar diferentes temáticas incluso algunas letras y números para ir aprendiendo… eso sí, no cargues demasiado la habitación de estos.

Por último te contamos que también podemos elegir un bonito color y pintar los muebles… por ejemplo totalmente en blanco o un color que pegue con el resto de la decoración. En las habitaciones de los niños vienen muy bien las tonalidades pastel.

Una vez pintados los muebles podemos añadir algún dibujo, pegatina o alguna frase que les guste. Deja que tus hijos también pinten… !!