Si te gustan los espacios sencillos, modernos y elegantes, entonces seguro que te encanta la combinación de blanco y negro para decorar. Y es que estos dos colores forman un tándem perfecto a la hora de crear ambientes muy especiales. Hoy repasamos las claves más importantes para decorar un salón en blanco y negro y triunfar. ¡Toma nota!

salon en blanco y negro 79ideas
Fuente: Seventy Nine Ideas

Si hay una combinación de dos colores que siempre resulta exitosa esa es la que forman el blanco y el negro. Ya sea en moda, en decoración o en cualquier otro ámbito, esta fórmula cromática no defrauda nunca. Hoy te explicamos todo lo que has de saber para poder decorar un salón en blanco y negro de forma infalible y espectacular.

Y es que la combinación de blanco y negro resulta muy moderna, perfecta para ambientes contemporáneos y minimalistas, pero también para estilos de decoración más clásicos. Esta es una de sus ventajas, la versatilidad con la que se adapta a ambientes de todos los estilos. El blanco y el negro quedan bien para salones de todas las corrientes decorativas.

Cómo decorar un salón en blanco y negro

salon-en-blanco-y-negro-homesthetics-2
Fuente: Homesthetics

El blanco y el negro son dos colores neutros que crean bonitos y marcados contrastes. Aportan a cualquier estancia una elegancia muy especial que no pasa desapercibida. Y, además, crea espacios serenos, en los que la paz y el equilibrio son fáciles de conseguir.

Y es que a veces nos vemos expuestos a un exceso de color que nos satura. Decorar un salón en blanco y negro, complementando el interiorismo con la gama de los grises si es necesario, nos ayuda a relajarnos. Esta es una estupenda razón para optar por tener en casa un salón en blanco y negro.

Las paredes, mejor en blanco

salon-en-blanco-y-negro-homesthetics
Fuente: Homesthetics

A no ser que tu salón sea realmente amplio, lo mejor es aplicar el blanco en las paredes. Este color potencia la sensación de amplitud, multiplica la luminosidad de los ambientes y se convierte en el telón de fondo perfecto para un mobiliario de color negro, por ejemplo.

También te puede interesar:  Mesa hecha con palets

Pero si no tienes problemas de espacio y tu salón es muy amplio, puedes optar por pintar una pared de color negro. O por trazar rayas en blanco y negro en la pared. Estos recursos aportan originalidad y dinamismo al ambiente.

También te puede interesar: Los papeles pintados en blanco y negro más sorprendentes

Decidir las proporciones

salon-en-blanco-y-negro-ikea
Fuente: Ikea

¿Qué papel ha de jugar el blanco en la decoración de un ambiente? ¿Y el negro? A la hora de decidir las proporciones en las que utilizar los dos colores, todo depende de varios aspectos. El tamaño del espacio y la cantidad de luz natural que recibe son algunos de ellos.

Normalmente cuando pensamos en decorar un salón en blanco y negro el color blanco suele convertirse en el protagonista. Cubre la mayor parte del espacio, lo que hace más luminoso el resultado.

El negro, en consecuencia, se utiliza en el mobiliario, los complementos, los textiles, las lámparas… Y un sinfín de elementos que, bien combinados con el blanco, van configurando la esencia decorativa del ambiente. El color negro ha de utilizarse de forma moderada, para no oscurecer demasiado el salón.

Con algún toque de otro color

salon-en-blanco-y-negro-decoist
Fuente: Decoist

Decorar un salón en blanco y negro no significa que tengas que limitarte exclusivamente a estos dos colores. En la mayoría de las ocasiones introducir un tercer color consigue romper la monotonía del ambiente, logrando un resultado espectacular.

Y, además, hay un montón de formas de conseguirlo. Puedes introducir algunos elementos de un color intenso como, por ejemplo, el amarillo. Queda genial en cojines, mantas, etc.

O puedes introducir algún mueble de madera en un acabado natural. El color de la madera combina de forma genial tanto con el blanco como con el negro.

También te puede interesar:  Convertir botellas en jarrones románticos

Otra idea es incorporar a la decoración algunas plantas naturales. El color verde de las mismas aporta un toque muy especial y complementa a las mil maravillas la combinación de blanco y negro. ¡Pruébalo y verás!

Los textiles, un elemento esencial

salon-en-blanco-y-negro-homesthetics-1
Fuente: Homesthetics

Una forma genial de completar la decoración de un salón en blanco y negro es elegir bien los textiles. A veces la combinación de estos dos colores tan esenciales puede resultar un tanto estática. Puedes introducir algún color diferente para complementar, como te decíamos en el punto anterior.

O puedes aportar dinamismo a través de los textiles, combinando diferentes texturas. Si mezclas tejidos distintos conseguirás que tu salón en blanco y negro resulte mucho más acogedor y confortable.

Apuesta por mantas agradables de punto grueso en tonos lisos, por alfombras de pelo largo que de gusto pisar, o por mullidos cojines de terciopelo o chenilla. Y combina los textiles lisos y los estampados. Acertarás de pleno.

También te puede interesar: Una casa en blanco y negro en un entorno único junto al mar

Compartir