Todo en esta magnífica granja rehabilitada destila encanto a raudales, desde los espacios centrales hasta el rincón más escondido. Y es que la reforma que la ha devuelto la vida lo ha hecho con el más absoluto respeto hacia su esencia. Nada distorsiona el espíritu de lo que un día fue esa construcción rústica y especial. ¿Quieres descubrirla? ¡Adelante!

granja rehabilitada comedor
Fuente: Style Files

Se trata de una de esas casas de campo que te roban la respiración de lo bonitas que son. Suelen estar enclavadas en pueblos pequeños. O, mejor aún, en medio de la naturaleza, en lugares a los que casi parece imposible llegar. El caso es que rezuman buen gusto y un encanto especial por los cuatro costados. Como esta preciosa granja rehabilitada que se localiza en Workum, al sur de los Países Bajos.

Échale un vistazo y disfrútala desde la puerta de entrada hasta la última de sus estancias. Como verás, no tiene desperdicio. Los materiales naturales, como la madera o las fibras vegetales, se combinan con otros de carácter industrial como el cemento pulido para los suelos que están presentes en toda la casa, excepto en el salón.

Un espacio abierto para esta granja rehabilitada

granja rehabilitada comedor 2
Fuente: Style Files

Cuando alguien posee una casa vieja y desvencijada y decide rehabilitarla, según cómo se lleve a cabo esa rehabilitación el resultado puede ser increíble. Al final del proceso, cuando el trabajo haya finalizado, la casa se habrá renovado por completo, cambiando profundamente. Como sucede en esta granja rehabilitada.

En ocasiones los cambios son increíbles (incluso se ha dado el caso de una antigua iglesia transformada en casa de lujo). Otras veces son reformas que te ayudan a dar valor a tu casa. Sin embargo, lo más importante es que la casa no pierda su esencia, su espíritu campero original. Para lograrlo hay que respetar la autenticidad de los materiales y de la propia estructura arquitectónica de la construcción, así como la forma en que se relaciona con el entorno.

En el caso de esta granja holandesa los responsables de la rehabilitación siguieron estas premisas a pies juntillas y el resultado salta a la vista. El espacio es amplio y está delimitado de una forma bastante ligera: de la cocina se pasa al comedor, del comedor al salón.

La cocina, el centro de la casa

granja rehabilitada cocina
Fuente: Style Files

Es una cocina amplia, muy luminosa, que se comunica visualmente con el salón con el que solo la separan dos pilares de madera rústica. Los muebles son modernos, de color blanco. Y la encimera es de acero inoxidable al igual que los electrodomésticos. Los suelos de cemento pulido ponen la nota industrial al ambiente.

granja rehabilitada detalle cocina
Fuente: Style Files

En el comedor destaca la gran mesa de madera lavada, muy rústica. Sin embargo el conjunto adquiere un aire vintage muy chic gracias a las sillas, todas diferentes. No comparten ni el estilo, ni los materiales ni el color. Más bien parecen haber salido de distintos rastros de muebles de segunda mano y, sin embargo, le dan al comedor el toque especial. Una estupenda estufa de leña caldea el espacio en invierno.

granja rehabilitada porcelana
Fuente: Style Files

Las paredes de uno de los lados del espacio están pintadas de un color verde menta, incluso en una zona en la que aparecen revestidas con tablas de madera. El contraste del suelo de cemento con los platos de porcelana antigua o con las botellas de cristal verde es perfecto.

El salón, un espacio muy chic

granja rehabilitada salon
Fuente: Style Files

El salón es moderno y tremendamente chic como si de un apartamento contemporáneo se tratase, y no demasiado grande. El cemento pulido que pavimenta toda la casa se sustituye aquí por un suelo de anchos tablones de madera. Dos grandes ventanales vestidos con simples venecianas blancas inundan de luz natural la estancia.

El protagonista en el salón es un gran sofá de esquina de diseño moderno, que se complementa con textiles muy especiales. Una manta de piel y una alfombra de piel de vaca ponen el detalle glamouroso y animal (sí, ambos conceptos pueden convivir). Ya sabes que este tipo de pieles y alfombras son tendencia.

Un sillón de diseño tapizado en cuero marrón y algunos pequeños muebles auxiliares de madera rústica completan la decoración del ambiente.

Las zonas privadas

granja rehabilitada dormitorio
Fuente: Style Files

Tanto el dormitorio como el cuarto de baño en suite, que se comunican de una forma abierta, sin tabique que los separe, son sencillos y confortables. La decoración de ambos espacios se fundamenta en la combinación de dos materiales protagonistas.

granja rehabilitada bano
Fuente: Style Files

Por un lado, las tablas de madera (natural, con nudos y vetas) que revisten la pared del cabecero y la mayor parte de las del baño. Por otro el cemento pulido presente en los suelos y, en el caso del cuarto de baño, también en parte de las paredes.

El gusto por los detalles

granja rehabilitada pared verde
Fuente: Style Files

Hay un factor decisivo en el interiorismo de esta granja rehabilitada que hace que los espacios cobren vida, que tengan carácter y reflejen la personalidad de aquellos que la habitan. Son los detalles, tan importantes en una casa de campo como en un pequeño apartamento. La decoración es equilibrada, perfecta. Pero son los detalles los que le insuflan vida.

granja rehabilitada tesoros fosiles
Fuente: Style Files

Como los tesoros, fósiles y minerales que se exponen en un mueble de madera. O el conjunto de pequeñas plantas para poner un toque verde. Y así podríamos seguir: la porcelana azul y blanca expuesta en el platero de la pared del comedor, o los cuchillos antiguos con sus mangos de madera en la pared de la cocina.

granja rehabilitada plantas
Fuente: Style Files

Sin duda, esta casa hace del encanto y del estilo su razón de ser, ¿no te parece?