Si te parece que tu dormitorio está demasiado soso y aburrido, si crees que necesita un cambio que lo revitalice, aquí tienes una idea decorativa que te va a encantar. ¿Por qué no pones uno de esos cabeceros capitoné que resultan tan elegantes? Sigue leyendo y descubre algunas propuestas que te van a encantar.

cabeceros capitone studio m
Fuente: Studio M

Llega un momento en el que te das cuenta de repente de que tu dormitorio necesita una profunda transformación. Entonces entiendes que no te gusta, que apenas pasas tiempo en él y que solo lo utilizas para dormir. Pero, claro, eso puede cambiar. Tú lo puedes cambiar.

Hay muchas formas de darle un aire nuevo al dormitorio principal, y elegir cabeceros capitoné es una manera estupenda de conseguirlo. Quedan bien sea cual sea el estilo decorativo de la habitación. Pueden ser modernos o más clásicos, pero siempre resultan especiales y elegantes. Y eso sin contar lo confortables que pueden llegar a resultar…

¡Ya sabes! Si estás buscando una idea para renovar la decoración del dormitorio y necesitas cambiar el cabecero de la cama, los tapizados en capitoné son una opción a tener en cuenta.

También te puede interesar: Ideas para cabeceros de cama pintados que puedes hacer tú mismo

Cabeceros capitoné: la estrella del dormitorio

cabeceros-capitone-studio-m2
Fuente: Studio M

El cabecero es uno de los elementos más importantes en la decoración de un dormitorio, en especial si se trata del dormitorio principal. Y eso que en muchas ocasiones pasa desapercibido y no le damos la relevancia que se merece.

Sin embargo, si buscas un cabecero especial, capaz de atraer todas las miradas, el dormitorio se convertirá en un espacio personal y diferente. Decorado a tu gusto, te sentirás en él de maravilla y por fin lograrás convertirlo en ese refugio que deseas y necesitas. En ese lugar de descanso y confort que buscas.

También te puede interesar:  DIY: Cómo hacer cabeceros de cama con tapizado capitoné

Tapizado capitoné, todo un clásico

cabeceros-capitone-minimalisti-2
Fuente: Minimalisti

El capitoné es una forma especial de tapizar asientos, respaldos y otros elementos como cabeceros de cama, banquetas o descalzadoras. La clave de este tipo de tapizado reside en que el relleno está sujeto con botones colocados de una forma regular, de manera que se forman diseños geométricos como rombos o cuadrados.

Aunque es de origen francés, el tapizado capitoné cobró gran relevancia en Inglaterra durante el siglo XIX. Allí se puso de moda el sofá Chesterfield que hacía gala de este tipo de tapizado.

Hoy, y aunque te parezca una forma demasiado clásica de tapizar, está viviendo un nuevo periodo de auge, ya que también es versátil y se adapta de maravilla a todo tipo de estilos. Y es que el resultado cambia mucho en función del tipo de tejido que se elija para tapizar la pieza en cuestión.

¿Clásico o moderno?

cabeceros-capitone-decoist
Fuente: Decoist

Puede parecer mentira, pero el mismo tipo de tapizado puede resultar muy adecuado para un dormitorio de estilo clásico, romántico, moderno o vintage. Todo depende, fundamentalmente, del tipo de tejido que se elija.

Y no solo el tipo de tela, sino también la textura, el color o el estampado si lo tuviera. Personalmente prefiero las telas lisas para los cabeceros capitoné, ya que se aprecia mejor la belleza y elegancia del tapizado.

La belleza del terciopelo

cabeceros-capitone-estudio-m
Fuente: Studio M

De entre todos los tejidos con los que se podrían conseguir cabeceros capitoné realmente espectaculares, yo me quedo con los tapizados en terciopelo. No hay otro tipo de tela, en mi opinión, que logre aportar más elegancia al ambiente, más glamour.

También te puede interesar:  Centro de mesa en madera

Además, podrás añadir un plus de modernidad si optas por colores intensos como el amarillo oro, berenjena, turquesa o fucsia.

Otros tejidos estrella para los cabeceros capitoné, que también funcionan en sofás, butacas o asientos tapizados con este método tan especial, son el cuero o la chenilla.

Hazlo tú mismo

cabeceros-capitone-minimalisti-3
Fuente: Minimalisti

Aunque en un principio te parezca una tarea excesivamente complicada, tapizar un cabecero al estilo capitoné no es difícil en absoluto, ya que la propia forma del cabecero, recta y sin curvas, facilita enormemente el trabajo.

Hay miles de ideas para realizar cabeceros capitoné, utilizando la tela que más te guste, ya que se trata de un proyecto DIY asequible que está al alcance de casi todo el mundo. La dificultad es baja y los materiales y herramientas no son demasiado caros.

cabeceros-capitone-estudio-m3
Fuente: Studio M

En un principio, se trata de forrar una tabla, perforada previamente en los puntos donde han de ir los botones. Hay que poner la gomaespuma de relleno y la tela de la tapicería. Después se sujetan los botones en los puntos marcados con hilo grueso. Antes de colocarlos es mejor forrarlos con la misma tela del cabecero, ya que el resultado es mucho mejor.

Este es, a grandes rasgos, el procedimiento a seguir para tapizar cabeceros capitoné en casa y con tus propias manos. En la red encuentras un sinfín de tutoriales que pueden ayudarte.

También te puede interesar: DIY: cómo hacer cabeceros de cama con acabado capitoné

Con estas ideas y recomendaciones ya no tienes excusa para hacerte con el cabecero de tus sueños, decorativo y confortable.

Compartir