¿Tu cocina está vieja, fea y anticuada? ¿Necesitas modernizar las paredes porque los azulejos parecen haber salido de los primeros capítulos de Cuéntame? ¡No hay problema! Hoy vamos a explicarte cómo puedes cambiar los azulejos de la cocina sin obras, para renovarla por completo con poco esfuerzo y dinero. ¿Te animas a intentarlo?

cambiar los azulejos de la cocina sin obras sweet baby
Fuente: Sweet Baby

Cambiar los azulejos de la cocina sin obras es uno de los mejores trabajos que puedes realizar para renovar este espacio. Los azulejos tienen un gran peso visual. No importa si el resto de elementos están anticuados o son anodinos, si los azulejos son bonitos todo parece mejor.

Pero, claro, esto también funciona al revés… Da igual que tus muebles sean espectaculares, muy modernos y con unos acabados de lujo. Si los azulejos son feos (y créeme que hay paredes de baldosas por ahí que son un auténtico esperpento), el resultado no puede ser bueno.

Sin embargo, la solución es sencilla. Solo tienes que elegir unos azulejos bonitos, que te gusten y que queden genial con el mobiliario y el estilo que quieras darle a la cocina, e instalarlos sobre los viejos, sin quitarlos. Lo mejor es que podrás hacerlo tú mismo sin problemas, con el consiguiente ahorro que eso supone (ya que no tendrás que llamar a un albañil profesional que haga el trabajo). Hoy te contamos cómo se hace.

Aprende a cambiar los azulejos de la cocina sin obras

cambiar-los-azulejos-de-la-cocina-sin-obras-sweet-baby-2
Fuente: Sweet Baby

Cuando uno se plantea que las baldosas que decoran las paredes de la cocina están un poco viejas, deterioradas o, incluso, anticuadas, seguro que ya hace bastante tiempo que deberían haberse cambiado.

Pero, claro, la fobia que la mayoría de nosotros tenemos hacia las obras en casa (con toda la razón del mundo) consigue hacernos comulgar con ruedas de molino, y vivir rodeados de paredes más propias de un plató de grabación de la serie Cuéntame que de una casa del siglo XXI.

También te puede interesar:  Una perfecta combinación de azulejos para decorar su cocina

Pues bien, esto no tiene por qué ser así. Puedes cambiar los azulejos de la cocina sin obras colocando piezas nuevas sobre las antiguas, sin necesidad de tener que quitarlas.

También te puede interesar: Cerámica con relieve para dejar preciosas las paredes de tu casa

¿Qué necesitas para hacer el trabajo?

cambiar-los-azulejos-de-la-cocina-sin-obras-tiles-4all
Fuente: Tiles 4 All

Además de ganas y buena disposición (que seguro que tienes mucho de ambas cosas) te harán falta los siguientes materiales: azulejos (decorativos y bonitos), pegamento especial (elige uno que sea específico para pegar baldosas sobre paredes alicatadas), mortero de juntas, crucetas (de unos 2 mm, por ejemplo) y esponja.

También necesitarás algunas herramientas: un nivel largo, una máquina de cortar azulejos, un metro, una cubeta de goma o un recipiente para hacer mezclas, una llana dentada, una paleta y una llana de rejuntado. Con estas cosas podrás trabajar muy bien.

Cómo aplicar el pegamento sobre los azulejos viejos

Tendrás que empezar a poner azulejos por la parte inferior, tanto si es a nivel del suelo como si quieres revestir el antepecho sobre la encimera. Para empezar remueve bien el pegamento y aplícalo sobre la pared con la llana, utilizando la parte lisa.

El adhesivo ha de quedar bien extendido, de forma que cubra completamente los azulejos viejos. Aplícalo en una franja vertical amplia (como para colocar unos tres piezas).

Después tendrás que peinar la pared con la parte dentada de la llana. Esto sirve para conseguir que la capa de pegamento sea uniforme, es decir, que haya la misma cantidad por todas partes. Y también para que, una vez colocado el azulejo, queden pequeñas cámaras de aire debajo.

También te puede interesar:  Reformas en baños y cocinas, ¡qué horror!

Colocar la primera baldosa

cambiar-los-azulejos-de-la-cocina-sin-obras-bunning-poner
Fuente: Bunnings

Una vez bien extendido el pegamento sobre la pared, ya puedes comenzar a poner los azulejos. Coloca la primera pieza, comprobando que quede bien nivelada, y presiona con los dedos. Este tipo de pegamentos te permite colocar sin prisas las baldosas, ya que su secado no es tan rápido.

Después de colocar la primera baldosa tendrás que poner las crucetas de plástico y continuar poniendo piezas. Con las crucetas consigues que las juntas entre los azulejos sean todas iguales.

Si necesitas cortar los azulejos para terminar las filas, utiliza una máquina especial para ello. Son fáciles de usar, no tienen mayor misterio. Y si no quieres comprarte una, puedes alquilarla para el trabajo.

Aplicar la lechada

cambiar-los-azulejos-de-la-cocina-sin-obras-bunning-lechada
Fuente: Bunnings

Cuando termines de alicatar toda la pared tendrás que dejar que el adhesivo seque completamente (mira las instrucciones del fabricante para saber cuánto tiempo tienes que esperar). Retira las crucetas de plástico y después prepara la lechada con mortero para juntas.

cambiar-los-azulejos-de-la-cocina-sin-obras-bunning-limpiar
Fuente: Bunnings

Aplica la mezcla sobre la pared de azulejos con la llana de rejuntado y deja que se seque. Por último, limpia las baldosas con una esponja mojada. ¡Ya está terminada tu nueva pared!

También te puede interesar: Pintar los azulejos de la cocina. ¡Cambia su look!

Como verás, cambiar los azulejos de la cocina sin obras es un proyecto sencillo que puedes realizar tú mismo. Los resultados te sorprenderán. Te dejo un vídeo de Leroy Merlin en el que podrás ver el trabajo paso a paso.

Ya sabes, no vivas ni un día más bajo la tiranía de esos azulejos feos y desfasados en tu cocina. ¿A qué esperas para ponerte manos a la obra?

Compartir