Cupcakes terroríficas

Haz unas ricas magdalenas del sabor que más te guste (limón, chocolate, fresas, menta…) y ponlas en el horno con unos moldes especiales para la ocasión, como los naranjas con motivos de Halloween que se pueden apreciar en la foto.

Mientras tanto, crea bichos, calabazas, calaveras, murciélagos, tumbas y otros elementos decorativos propios de Halloween con fondant de los colores adecuados. Una vez que las magdalenas estén listas y las saques del horno, llega el momento de la buttercream a la que puedes añadir tinte comestible de color morado (muy propio para una fiesta de brujas), naranja (el color de Halloween por excelencia), verde, amarillo…

Por último, pon la buttercream sobre la magdalena ayudándote de una manga pastelera y coloca los motivos hechos de fondant sobre ella ¡verás que bonito queda!

Chuches de Halloween - cupcakes

1
2
3
4
5
6
7
Artículo anterior2 Ideas para decorar con palet la cocina
Artículo siguienteUna campana de Pando impecable
Soy esa clase de chica a la que le gusta estar todo el día haciendo cosas. La clase de chica a la que le gusta estar todo el día pensando en música y publicidad, aquella a la que le gusta quedarse hasta las mil haciendo nuevos proyectos aunque eso requiera dormir poco. Soy la clase de chica que ama tener una canción en la cabeza en cada momento, alguien que vive anotando frases para reflejar lo que siente. Soy una chica normal de 23 años de edad que ama la música por encima de cualquier cosa. Una chica normal que vive de la publicidad y que piensa que la vida está para hacer historia. Una chica que siempre ha soñado con la música. Una chica que siempre ha admirado los pequeños detalles. Vivo para cumplir mis sueños. Mi nombre es Noe, y mi estilo de vida es la música!