De todas las habitaciones de la casa, el dormitorio es una de las más íntimas y especiales. Un espacio reservado al descanso, en el que nos relajamos y recargamos las pilas al final del día. Por eso ha de ser un lugar acogedor, en el que nos sintamos cómodos y a gusto. Y en eso la luz tiene mucho que decir. Aquí tienes algunas claves para acertar con la iluminación del dormitorio.

iluminar el dormitorio ikea luz ambiente
Fuente: Ikea

La iluminación es un poderoso recurso a la hora de crear ambiente. Hasta ahí, todos lo tenemos claro y sabemos que un buen diseño de la iluminación puede convertir un espacio soso y sin gracia en un lugar acogedor y agradable, mientras que una mala iluminación es capaz de arruinar cualquier interiorismo por bueno que sea.

Por eso, a la hora de elegir la iluminación para nuestro dormitorio, debemos ser cuidadosos y tener en cuenta varios factores importantes. Para empezar, pensemos en el uso que le damos a esa habitación.

El dormitorio es un espacio íntimo y personal en el que dormimos y nos relajamos, por lo que todo en él ha de favorecer el descanso. ¡Y mucho más la iluminación! Como no se realizan actividades de trabajo muy minuciosas y que requieran de mucha luz, la iluminación del dormitorio ha de ser ambiental. Eso sí, también hay rincones en los que se requiere una luz diferente como en la zona de las mesillas, que es bastante habitual que usemos para leer, si es que nos gusta hacerlo en la cama, o en la zona de los armarios o vestidor.

En resumen, para dar luz a tu dormitorio de forma correcta necesitarás una iluminación general, por un lado, y una iluminación dirigida hacia un punto concreto por otro.

Iluminar el dormitorio de forma general

iluminar el dormitorio ikea luz general
Fuente: Ikea

Para conseguir una buena iluminación general de la habitación es importante tener en cuenta que no se requiere una luz muy intensa, sino más bien tenue para favorecer el descanso y el relax. En este sentido, es buena idea instalar un regulador de luz, para poder aumentar o disminuir la cantidad de luz del dormitorio. Además de ganar en confort lumínico, ahorraremos en el consumo eléctrico.

iluminar el dormitorio car mobel
Fuente: Car Möbel

La forma más habitual de lograr una buena iluminación general es instalar una lámpara de techo, aunque también puedes optar por focos integrados (mejor de tipo led que halógenos, ya que consumen bastante menos). Los apliques de pared dirigidos igualmente hacia el techo son otra de las opciones.

Un punto de luz sobre las mesillas

iluminar el dormitorio maisons cabecero
Fuente: Maisons du Monde

Para favorecer aquellas actividades que también se realizan en el dormitorio y que requieren de una iluminación más intensa como leer, por ejemplo, tendrás que crear un punto de luz en la zona de las mesillas.

Puedes usar lámparas de sobremesa que aporten luz dirigida, con todas las posibilidades a la hora de elegir que te ofrecen. Imagina la cantidad de modelos que tienes disponibles. Una buena idea para las lámparas del dormitorio es elegir pantallas que suavicen la luz, como las de tela. Y mejor en tonos claros, ya que aumentan la calidez de la iluminación. El resultado es mucho más relajante.

iluminar el dormitorio maisons punto luz mesilla
Fuente: Maisons du Monde

Pero si prefieres dejar el espacio de las mesillas libre, decídete por instalar apliques de pared dirigidos hacia la zona de lectura. A mí me encanta el efecto decorativo que consiguen.

Y otra opción, aunque quizás menos frecuente, es la de colgar dos lámparas de techo sobre las mesillas, con un cable largo, de forma que queden bajas y hagan las veces de lámparas de sobremesa. Es una alternativa muy decorativa, pero hay que contar con tener los puntos de luz del techo en los lugares adecuados. Aunque con planificación puede hacerse…

Iluminar la zona de armarios

iluminar el dormitorio ikea zona armarios
Fuente: Ikea

Ya tengas un vestidor amplio, de esos que nos encantan y que tanta envidia nos dan (como los que vimos en Casa Decor 2015), o simplemente una zona de armarios, tener buena luz en esta parte de la habitación es fundamental.

En esta zona no solo buscamos y guardamos la ropa, sino que solemos cambiarnos allí, por lo que necesita una iluminación especial, lo suficientemente intensa como para ver con claridad los objetos que tenemos en el armario, y poder encontrar lo que buscamos rápidamente. También es necesario que la luz nos permita reconocer los colores sin problemas, y que no proyecte sombras sobre el espejo cuando nos miremos en él.

Para lograr todos estos objetivos lo mejor es combinar varias fuentes de luz, en lugar de optar por una solamente. Para la iluminación general de la zona es mejore poner dos lámparas de techo, y también podemos contar con puntos de luz en el interior de los armarios. Ahora existen luminarias que se instalan fácilmente y que funcionan con pilas, sin necesidad de enchufarlas a la red eléctrica.

  • Anabela

    Muy buenos consejos, un placer leer tu nota. Saludos y gracias!