La nueva tendencia del DIY ha venido para quedarse y hoy te cuento cómo elaborar flores con materiales diferentes para decorar cualquier espacio de casa.

Si te gustan las manualidades, el DIY y sobre todo las cosas bonitas, ¡toma nota! hoy quiero contarte algunos consejos, ideas y trucos acerca de las flores de papel. Son muy bonitas, tenemos la oportunidad de elegir diferentes materiales y además, podemos incluso crear el propio macetero para estas flores. ¿Quieres saber qué materiales puedes emplear?

como hacer flores con materiales

Cómo hacer flores con papel de seda

Económico, fácil y con un resultado espectacular. La decoración perfecta para cualquier época del año son las flores de papel. Un DIY sencillo y sobre todo eficaz. Las flores hechas con papel son uno de los elementos de decoración más funcionales del momento. Podemos elegir los colores que más nos gusten, hacer una explosión de color y lo más divertido y práctico, ¡no tener que cuidarlas!

  • Papel de seda de colores
  • Alambre decorado

Cortamos el papel de seda en rectángulos, dependiendo del tamaño que queramos puede ser más grande o más pequeño. Vamos a doblar en forma de acordeón todos los papeles de seda que vayamos a utilizar. El alambre decorado es un material que podemos encontrar en cualquier tienda de manualidades o chinos. Nos va a ser útil porque es flexible y tiene color. Envolvemos el alambre en el centro del papel doblado y nos aseguraremos de que lo que serán los pétalos van a quedar mirando hacia arriba.


Cortamos los bordes con la ayuda de las tijeras, eligiendo nosotros mismos la profundidad del recorte. Una vez hayamos hecho los cortes, vamos a desplegar la flor. Repetiremos el mismo proceso para cada uno de los colores que queremos emplear en este DIY. Para finalizar, vamos a elegir un bonito jarrón para meter todas nuestras flores de papel. ¡Listo! Una decoración ideal para el verano con este diseño tan original de flores de papel.

Cómo hacer una rosa con papel

Una manualidad decorativa basada en la técnica con el papel. No sé si alguna vez habéis probado a hacer un origami, se trata de ir haciendo dobleces en un trozo de papel para conseguir una figura determinada. Esta técnica se le parece mucho pero veréis cómo los resultados son increíbles. Yo empecé a hacerla un día y lo cierto es que hay que tener un poco de paciencia pero si dedicáis un poquito de tiempo lo vais a conseguir seguro. Para esta manualidad necesitaremos:

  • Tira de papel de color rojo
  • Pegamento
  • Palito de madera

Vamos a comenzar cortando todo un papel de color rojo en tiras del mismo tamaño (2cm x 65cm). A continuación, vamos a empezar con los dobleces del papel. Añadimos pegamento en un extremo y doblamos el pico, seguimos doblando hasta hacer uno de los extremos perpendicular (parece difícil, pero lo veréis mucho mejor en el vídeo). Cuando tengamos la base ya hecha lo único que nos queda para acabar de hacer la rosa es ir girando sobre sí misma hasta conseguir la forma deseada.

Vais a ver que tendréis que ir doblando el papel poco a poco para que no se os quede demasiado feo, por eso debéis ir con cuidado y hacerlo todo minuciosamente. Una vez hayamos llegado al otro extremo vais a ver cómo se asoma el rabo de la rosa que hicimos al principio. Echamos un poco de pegamento en la parte inferior de la flor y añadimos el palo. Dejamos secar para que no se nos mueva y, ¡listo! lo mejor de esta manualidad es que podemos emplear diferentes colores e incluso unas hojas de periódico que quedan con un toque vintage a la hora de decorar cualquier espacio.

Cómo hacer flores con papel crepé

Una manualidad perfecta para decorar centros de mesa, estanterías o la entrada de casa. Me parece un proyecto muy bonito emplear objetos reciclados para decorar, ya que no solo estamos reutilizando sino que además, estamos contribuyendo con el medio ambiente. Por eso, este tutorial es muy sostenible y además se trata de flores que no vamos a tener que cambiarlas. Vamos a necesitar:

  • 2 latas de conservas
  • Pintura
  • Alambre
  • Papel crepe de colores
  • Tijeras
  • Corcho

Este proceso va a ser muy sencillo. En primer lugar vamos a pintar los botes de conservas de un color que nos guste, aunque lo cierto es que el blanco le da un estilo vintage muy bonito. Continuamos haciendo redondos en el papel de aproximadamente el mismo tamaño. Con un trocito de alambre, vamos a hacer un agujero en el centro e iremos añadiendo capas hasta formar la flor. Para finalizar, vamos a poner la bola de corcho en el bote e iremos clavando las flores. ¿Veis que queda genial? ¡Prueba a hacerlo!

Como veis, existen muchas maneras DIY para poder darle un toque decorativo a cualquier rincón de casa. No solo vamos a comprar cosas para el hogar sino que además tenemos la oportunidad de decorar nosotros mismos con algo muy personal que tenga el sello que nos identifica. Por eso siempre me ha gustado hacer este tipo de manualidades, incluso para regalar, ya que ofrecen un toque emotivo a cualquier objeto. ¿Con qué material harías unas flores?