Cómo organizar correctamente una cómoda

Las cómodas son muebles necesarios en los dormitorios porque si los utilizas correctamente te permitirán tener un dormitorio mucho más ordenado. Por eso, queremos ayudarte a que sepas cómo organizar correctamente una cómoda. Aunque parece una tarea sencilla, no siempre lo es tanto, sobre todo cuando tiendes a acumular objetos inservibles o a amontonar los cajones en lugar de tenerlos bien ordenados.

No tengas nada que no te sirva realmente o que lo tengas mucho tiempo guardado pero sin usar. Lo que no quieras puedes venderlo o regalarlo, lo que esté roto directamente a la basura. Pero libera espacio cuanto antes para obtener buenos resultados.

De cualquier modo, te queremos poner fácil esta organización y que con una cómoda bien ordenada y con los objetos únicamente necesarios en su interior, puedas disfrutar de un dormitorio mucho más ordenado.

Cajones vacíos

El primer paso es que vacíes todo los que tengas en los cajones y que solo metas de nuevo lo que vayas a conservar. Saca todos los elementos y excluye todo lo que no necesitas. Este también es un buen momento para desempolvar el interior de los cajones de la cómoda y prepararlos para guardar la ropa limpia.

Cómoda en el dormitorio
unsplash.com

Ordena la cómoda

Los cajones de la cómoda son un lugar excelente para guardar camisetas, camisetas sin mangas, calcetines y otras prendas de vestir. Pero también pueden terminar convirtiéndose en un lugar para guardar artículos que no usas y que probablemente no volverás a usar.

Entonces, una vez que tengas el contenido fuera de la cómoda, es hora de ordenarlo. Una buena regla general es donar, vender o reciclar una prenda que no hayas usado en más de un año. No permitas que los artículos que no te quedan bien o las piezas que no te gustan realmente ocupen el precioso espacio de tu cajón de la cómoda.

Agrupa elementos por categorías

Realiza un inventario de los artículos que estás guardando. Es ideal para la organización de la cómoda si puedes dedicar cajones individuales a un tipo específico de ropa, por ejemplo, un cajón para camisetas, otro para ropa interior, etc. 

Divide tus artículos en categorías según la cantidad de cajones que tengas, teniendo en cuenta cuánto cabrá en cada cajón. Dentro de las categorías, puedes ordenar los elementos por color si lo prefieres, por lo que los colores similares se agruparán una vez que vuelvan a estar en los cajones.

tener una cómoda ordenada
unsplash.com

No guardes artículos demasiado grandes

Si hay ropa voluminosa, como jeans o sudaderas, es mejor que la guardes en otra parte y te olvides de meter estas prendas en la cómoda. Estos artículos pueden ocupar mucho espacio cuando se pliegan en un cajón. Los cajones son ideales para guardar artículos más delgados y pequeños. La ropa grande en el armario y la que no usas a menudo, mejor debajo de la cama y sacarla solo en temporadas.

Organizadores de cajones

Quizá en tus cajones tienes elementos que no son ropa pero están todos desordenados y amontonados. En este caso, es ideal que utilices organizadores de cajones, porque lejos de restarte espacio en el cajón, lo que hace es que te permite que esté todo mucho más ordenado.

Al tener las cosas en su sitio podrás encontrar mejor aquello que buscas en cada momento determinado. Existen organizadores de cajones de muchas formas y tamaños, por lo que deberás escoger el que encaje bien en tu cajón tanto de tamaño como de forma. Para conseguir un buen organizador de cajón primero tendrás que medir el interior del mismo y asegurarte que lo que vas a añadir realmente te sirva.

No uses la parte de arriba de la cómoda

Para mantener una apariencia ordenada en la habitación, no uses la parte superior del tocador como un basurero para varias cosas sin sentido. En cambio, debería ser una zona relativamente despejada o al menos muy bien ordenada. 

Trata la parte superior de tu tocador más como un lugar para la decoración que para el almacenamiento. Es un buen lugar para guardar algunas joyas o frascos de perfume, siempre que los exhibas de manera atractiva y organizada. Una bandeja elegante para guardar los artículos que usas con frecuencia puede ser tanto decorativa como funcional.

una cómoda en el dormitorio
unsplash.com

Mantén tu método de organización

Es importante que siempre mantengas una buena organización en cuanto al uso de tu cómoda porque así te sentirás más satisfecho siempre que abras los cajones y veas que está todo bien ordenado y en su sitio. Además, podrás guardar, ordenar y encontrar todo de una manera mucho más fácil cada vez que te lo propongas.

Ordena tus cajones teniendo en cuenta tu vida diaria, tu ropa o tus accesorios y así, será más útil para ti. Nunca permitas que llegue el desorden innecesario… y si lo hace, ¡ponte manos a la obra para que todo vuelva a estar en su sitio!