Las habitaciones pequeñas no tienen que ser un problema para poder tener el máximo confort en el hogar, es más, pueden ser toda una oportunidad para sacar el máximo partido a cada rincón.

En ocasiones, cuando se decora una habitación grande, se cae en el error de acomodarse en la decoración y se desaprovechan los espacios sin darnos cuenta. En cambio, cuando la estancia es pequeña esto no ocurre ¡aprovechamos el espacio al máximo y encontramos un lugar para todo!

Así que, si tienes una habitación pequeña en tu hogar no dejes que te desanime, porque aunque carezcas de mucho espacio, puede compensarte de otras maneras. Las habitaciones pequeñas tienen un encanto y un aire que no tienen las habitaciones más grandes… ¡debes sacar provecho a esto!

Para conseguirlo tendrás que pensar en cada rincón de la estancia, sobre todo en aquellos que sean más difíciles, y hacerte la pregunta: ¿Cómo puedo aprovechar este rincón?

1Tener pocos muebles

No se trata de cargar la habitación con muebles, lo que se necesita es tener pocos muebles pero que éstos sean funcionales y prácticos. Así podrás tener más amplitud en tu habitación, pero al mismo tiempo, tendrás el máximo confort porque has sabido ingeniártelas para poder aprovechar cada centímetro. La clave está, sobre todo, en los sistemas de almacenamiento para obtener el máximo rendimiento en tu estancia pequeña.

2Toda la luminosidad posible

También resulta importante que la habitación tenga bastante luz natural y potenciar la decoración con colores claros para conseguirlo. Pero que la habitación tenga colores claros, e incluso sólo blanco, para potenciar la sensación de amplitud y luminosidad, no significa que tenga que ser aburrida.

3Una habitación divertida

Aunque tu habitación sea pequeña, puedes utilizar colores que te gusten y que te aporten vitalidad. Por ejemplo, puedes tener la habitación toda pintada de color blanco y con varios detalles en color claro, pero elegir una pared de acento para pintarla por ejemplo de verde limón o de azul eléctrico. ¡El resultado es excelente! ¡y el contraste ideal!

 

4Armarios empotrados y a medida ¡lo más práctico!

Una idea excelente para la decoración de habitaciones pequeñas es insertar armarios empotrados con puertas corredizas, de esta manera estarás ganando mucho espacio y podrás sentir que el dormitorio es mucho más amplio y funcional.

Además, los armarios empotrados, al realizarse a medida, aprovechan todo el espacio disponible y nos pueden ayudar a mejorar la forma natural de una habitación o dormitorio, por ejemplo, demasiado estrecha o demasiado ancha, consiguiendo una forma más cuadrangular.

 

5El estudio en las habitaciones pequeñas

Que la habitación sea pequeña no quiere decir que tengas que decir adiós al gusto de tener un pequeño escritorio para estudiar o para tu ordenador. Tu escritorio puede ser un armario que al cerrar deje la habitación totalmente despejada, o quizás te venga mejor aprovechar una esquina para un escritorio que aproveche todo el espacio. ¡La cuestión está en echarle imaginación!

6Un rincón para relajarse

¿Te gusta leer? En cualquier pequeña habitación se puede organizar un pequeño espacio de relax para leer, hacer yoga o Pilates. Un espacio con cojines en el suelo y una alfombra, o incluso si tienes espacio, un pequeño sillón, podrá ser el mejor rincón para relajarte en tu habitación.

 

7Aprovechar las dobles alturas

Otra buena opción, para sacar el máximo provecho al espacio es optar por hacer dos alturas si cuentas con techos altos. En la parte superior puedes instalar tu cama y en la inferior el armario, escritorio o sillón para relajarse.

Sin duda el espacio se multiplicará, y tu podrás tener el doble de superficie para disfrutar.

 

8Aprovecha los huecos de las ventanas y cualquier rincón

Un pequeño entrante, con o sin ventana, puede convertirse en el rincón ideal para instalar un armario empotrado, tu escritorio, o una zona con un baúl sobre el que sentarte y colocar las estanterías de tus libros. Aprovecha cada uno de los rincones de tu habitación para lo que mejor consideres, y si es necesario, crea falsas paredes con armarios o cabeceros que dividan el espacio para hacerlo aún más funcional.

 

9Un suelo falso para ocultar la cama

Y por último, una brillante idea que ya hemos compartido con vosotros y que podéis ver como se hace paso a paso aquí: un lugar de trabajo dentro del dormitorio. ¿Te animas a ponerte manos a la obra para crear este falso suelo sobre el que ocultar la cama durante el día?


¿A ti también te parece que las habitaciones pequeñas tengan su encanto especial? Sin duda, para crear un rincón verdaderamente acogedor como un dormitorio o una sala de lectura, lo mejor son las pequeñas habitaciones en las que tendremos todo lo necesario para dormir, leer o lo que queramos.