Mantener el orden es fundamental en cualquier espacio de la casa. Pero hacerlo con gracia y estilo es un plus que te encantará. Y lo puedes lograr con buenas ideas como la que te presentamos hoy. Una estantería DIY fabricada de forma sencilla con tubos de hierro pintados de blanco. ¿No te parece genial?

estantería diyNo nos cansamos de repetirlo, pero es que es una verdad como un templo: el orden es un requisito esencial para tener una casa bien decorada. Por eso es necesario hacerse con algunas buenas ideas que te ayuden a mantener tu casa ordenada. Como esta curiosa estantería DIY que no puede ser más fácil de fabricar.

No hay otra opción. Si un espacio está desordenado, lleno de cosas que ruedan por todas partes sin sentido, con todo por medio y nada en su sitio, es imposible que puede ser mínimamente acogedor. Una vez que te hayas convencido de esto, todo podrá cambiar, incluido tu salón.

Cuando hayas interiorizado las palabras mantener el orden y resuenen en tu cabeza como un mantra, entonces estarás listo para decorar cualquier espacio, grande o pequeño, de tu casa.

Y a la hora de configurar el interiorismo, tú mismo buscarás recursos para ordenar. Como esta preciosa estantería DIY que puedes hacer tú mismo casi sin esfuerzo. Te lo contamos paso a paso.

Una estantería DIY para decorar en blanco y latón

Esta combinación del color blanco con el brillo apagado del latón me parece de lo más especial. Es pequeña y funcional (aunque puedes hacerla del tamaño que prefieras), perfecta para llenar ese rinconcito vacío y poner un toque de estilo. Y, además, te servirá para organizar esas cosas pequeñas que siempre andan desperdigadas por todas partes.

También te puede interesar:  DIY: pintar una cajonera de madera con pintura en spray

¿Te animas a hacerla tú mismo? Pues comienza por buscar los materiales que necesitas. Será una tarea muy sencilla.

Los materiales

Te sorprenderá descubrir lo fácil que te va a resultar reunir los materiales necesarios para fabricar esta estantería DIY tan decorativa. De hecho, si eres aficionado al bricolaje y te gusta realizar proyectos de carpintería, puede que tengas en tu taller algunas de las cosas que te hacen falta.

Para empezar necesitarás listones de madera de sección redonda pintados de blanco. Dos de 85 cm de longitud (o de la medida que prefieras en función de lo alta que quieras la estantería). También necesitarás 6 listones más de unos 25 cm, y otros 6 listones de 30 cm que serán los que determinen el fondo de la estantería. Busca también 6 baldas de madera blanca de 60 x 30 cm., 6 piezas de latón con forma de T de las que se usan para ensamblar tuberías, 4 remates dorados, 6 pletinas redondas pintadas de blanco para fijar los tubos a la pared, tacos y tornillos.

Un consejo: antes de empezar a ensamblar los tubos, conviene que dibujes un pequeño esquema o croquis de cómo es la estantería DIY que vas a fabricar. Toma las medidas oportunas y adáptalas a tus propias necesidades de espacio, o a tus gustos.

En cuanto a las herramientas, necesitarás un taladro para fijar los listones a la pared y un atornillador, un nivel, un metro y un lápiz. Nada que no tengas en casa.

Partimos de la base de que ya tenemos los listones de madera cortados y pintados de blanco, aunque esta parte previa del proyecto también puedes hacerla tú mismo sin ninguna dificultad.

También te puede interesar:  Do It Yourself (DIY): cuestión de pasión por las manualidades, el reciclaje y la decoración

El trabajo paso a paso

La clave de este interesante y sencillo proyecto de bricolaje doméstico está en ir ensamblando los tubos con las piezas de latón con forma de T. Estas serán las que unan las diferentes partes de la estantería DIY.

Para ello tendrás que ir tomando medidas y señalando los puntos en los que tendrás que colocar estas piezas, de forma que ambos lados del mueble te queden al mismo nivel.

Cuando ya tengas los dos laterales ensamblados llega el momento de fijarlos a la pared. Comienza por sujetar uno de ellos, con los tacos y tornillos adecuados en función del peso que vayan a soportar los estantes. En cualquier caso, no es una estantería para colocar cosas muy pesadas.

Una vez colocado uno de los laterales, toma medidas con el metro y el nivel para fijar el otro. Después no te queda más que colocar los estantes sobre los listones (puedes fijarlos clavos finos de la medida adecuada). ¡Ya lo tienes!

El resultado

Como te habrás dado cuenta esta estantería DIY resulta grácil y elegante. Por la combinación de colores de la que hace gala, nos recuerda un poco al estilo mid century modern.

Aunque siempre tienes la opción de personalizar el diseño a tu gusto. ¿Qué tal si usas tubos de cobre? O tubos y piezas de ensamblaje de hierro para conseguir un aire más industrial. Tienes ante ti todo un mundo de posibilidades para explorar. ¡Adelante!

Idea y fotos: Project Nursery.

Compartir