Los muebles de tu casa lo dicen todo de ti. Además de cumplir la función para la que fueron ideados, decoran el espacio y lo hacen tuyo. Por eso, no solo te gusta que estén bonitos y limpios por fuera, sino también por dentro. ¿A que no me equivoco? Hoy te vamos a dar algunas ideas estupendas para que puedas forrar los cajones de cómodas, mesillas, escritorios… Conseguirás protegerlos y decorarlos.

forrar los cajones hey
Fuente: Hey there Home

¿Quién no tiene en casa más de un mueble equipado con cajones? Ya sea una mesilla de noche junto a la cama, un escritorio, o una cómoda para la ropa blanca. O un aparador en el comedor para guardar la vajilla. Cualquiera de estos muebles te quedará mucho más decorativo si forras los cajones con papel decorativo o tela. Vamos a enseñarte cómo puedes hacerlo utilizando ambos materiales. ¡Verás qué fácil y qué resultado tan genial, tanto con uno como con el otro!

Fuente: Nalle’s House

Puede que tengas restos de ese papel pintado que te sobró al revestir la pared del dormitorio. O quizás dispongas de unos retales de tela que te gustaría aprovechar. Sea como sea, y elijas el material que elijas, forrar los cajones es una gran idea. Estarán mucho más limpios y curiosos, y podrás darles un toque muy especial.

Cómo forrar los cajones con papel pintado

Fuente: Westwing

Utilizar papel pintado es una buena manera de forrar los cajones para dejarlos perfectos. Así, cada vez que abras uno de esos cajones, verás lo bonitos que te han quedado, por no decir que estarán mucho más limpios y curiosos.

Para revestir su fondo con papel pintado necesitarás, además del papel, un pliego de papel de periódico (puedes utilizar también otro tipo de papel que tengas a mano), cinta de doble cara, cúter, tijeras y un lápiz.

También te puede interesar:  Pisos: Conoce diferentes opciones para tu decoración de interiores

Lo primero que tendrás que hacer es realizar la plantilla que después te servirá de modelo para cortar el papel pintado. Si usas papel de periódico tendrás que ser cuidadoso para que no se te rompa. Mete el pliego de papel de periódico en el interior del cajón, estíralo bien y ve marcando el contorno con el lápiz. Ya solo tendrás que cortarlo con las tijeras para tener la plantilla.

Coloca la plantilla sobre el papel pintado, marca con el lápiz y corta con el cúter. Puedes ayudarte con la regla si es necesario. Después tienes que introducir el papel pintado, ya cortado a la medida en el cajón. Antes coloca en el fondo del mismo algunos trozos de cinta de doble cara para que no se mueva. Estira con la mano el papel para eliminar cualquier burbuja de aire que haya podido quedar.

Puedes ver este vídeo de Westwing en el que te explican paso a paso cómo se lleva a cabo el proceso.

Y si utilizas tela…

Fuente: Nalle’s House

Si prefieres forrar los cajones de tus muebles con tela, también puedes hacerlo. Seguro que tienes muchos retales bonitos a los que darles una segunda utilidad. Hoy te damos algunas recomendaciones y consejos para que consigas el mejor resultado.

Para empezar, te diré que conviene que trates la tela antes de forrar con ella los cajones. Existen productos especiales que te ayudarán a darle la consistencia necesaria, como este endurecedor de tela de la marca Modge Podge.

Fuente: Nalle’s House

Solo tienes que mezclar el producto con agua a partes iguales en un cuenco. Después introduce la tela en la mezcla, procurando que quede completamente empapada. Ahora tienes que tenderla y dejarla secar al sol. Ve echándole un vistazo de vez en cuando y, justo antes de que se seque, plancha la tela para eliminar todas las arrugas que pueda tener.

También te puede interesar:  Papel pintado en el baño y la cocina, ¡está de moda!
Fuente: Nalle’s House

Ahora que está completamente seca verás como la tela se ha endurecido sin que los colores ni los motivos del diseño se hayan modificado en absoluto. Quedará dura pero flexible al mismo tiempo.

Fuente: Nalle’s House

El siguiente paso consiste en tomar las medidas del fondo del cajón y recortar con ayuda del lápiz, la regla y las tijeras. Una vez lo tengas, ni siquiera será necesario que pongas cinta de doble cara para sujetar la tela al fondo del cajón, ya que no se moverá ni le saldrán arrugas ni burbujas de aire.

La solución perfecta para el cuarto de los niños

Fuente: Nalle’s House

Si tienes niños pequeños en casa ya te habrás dado cuenta de que la delicadeza no es su fuerte. Por eso proteger el interior de los cajones de sus muebles con papel pintado es una gran idea. Además de mantenerlos en buen estado, les gustará ver los divertidos dibujos y quizás así se animen a guardar y a recoger. ¡No hay que perder la esperanza!

Fuente: Nalle’s House

En cualquier caso, forrar los cajones con materiales que tengas a mano es una manera muy divertida y sencilla de añadir color a sus muebles y a su habitación. ¡Ponte manos a la obra!

Compartir