Tu peque no para de crecer a un ritmo vertiginoso. Parece que fue ayer cuando era solo un bebé y… ¡mírale ahora! Si quieres ser realmente consciente de lo deprisa que crecen tus hijos, no hay nada como decorar su cuarto con medidores infantiles bonitos y originales. Aquí tienes algunas ideas para elegir el que más te guste.

medidores infantiles not on the high street
Fuente: Not on the High Street

Decorar las habitaciones de los niños con medidores infantiles está hoy a la orden del día. Y no me extraña porque son un detalle de decoración muy bonito capaz de aportar una nota original. Además, nos servirá para ver cómo progresan en altura nuestros churumbeles.

Puedes aprovechar, por ejemplo, para fijar un día determinado a lo largo del mes para hacer las mediciones y sacarles una foto cada vez que los midas. Después podrás ver claramente la evolución en su crecimiento. A ellos también les encantará ver lo mayores que se han hecho con el paso del tiempo.

A la hora de elegir medidores infantiles, todo depende de tus propios gustos y del estilo en el que esté decorada la habitación de los peques de la casa. Hoy queremos hacerte algunas propuestas para que tengas distintas opciones para elegir.

Medidores infantiles de vinilo

Fuente: Minimoi

Los vinilos que representan medidores infantiles son prácticos y muy decorativos. Se colocan como cualquier otro vinilo para la pared, con la facilidad que ello implica. Son perfectos para medir la altura de los niños de una forma muy divertida.

Eso sí, tendrás que tener la precaución de fijarlo en el lugar adecuado, para que después las mediciones sean reales. Además de lo originales que son los medidores infantiles de vinilo, encuentras diseños muy especiales y variados. Es imposible no encontrar uno que te encante a ti o a ellos.

También te puede interesar:  Impresionantes murales de pared grandes: mapas, bosques y más
Fuente: Minimoi

Instalarlos no tiene ninguna dificultad y si después de algunos años te cansas de tener el vinilo medidor en la pared, no tienes más que quitarlo con cuidado. No dejará rastro ni huella alguna de su presencia.

Los tienes decorados con motivos de animales, florales, con forma de árbol, etc.

Una regla de madera muy vintage

Fuente: Not on the High Street

¿Recuerdas esa regla de madera que usabas cuando eras pequeño e ibas al colegio? Pues ahora puedes reinterpretar su estilo para hacerte con un bonito y práctico medidor de estilo retro para los pequeños de la casa.

Tienes dos opciones: puedes comprarlo, ya que está a la venta en muchas tiendas on line. O puedes hacerlo tú mismo si te gustan los proyectos DIY. El trabajo es sencillo y gratificante.

Cómo hacer un medidor de madera

Si te has decidido por la segunda opción, prepárate para pasar un buen rato bricolajero en casa. Dependiendo de tus habilidades la tarea puede llevarte una tarde o todo el fin de semana, aunque no mucho más tiempo.

Antes de empezar reúne los materiales que necesitarás. Poca cosa: a saber, una tabla de madera en la que tendrás que pintar los números y las rayas de las medidas. Después solo tendrás que colocarla en la pared, bien sujeta para que no se caiga. Además, busca un rotulador permanente de color negro y un barniz en aerosol, mejor con acabado mate. ¿Te animas?

Pide en el centro de bricolaje donde compres la tabla de madera que te la corten a la medida adecuada, así te evitarás problemas en casa. Solo tendrás que lijarla y teñirla si quieres que sea de otro color, más oscura por ejemplo.

También te puede interesar:  ¿Yo, amante de la música?

Después haz unas plantillas para los números utilizando la impresora y un estilo de tipografía adecuado, con cierto estilo retro, que recuerde a las viejas reglas de madera. Ya solo tienes que calcar los números, pintarlos con un rotulador negro y hacer las mediciones para pintar las rayitas de la regla. Tómate tu tiempo para no equivocarte.

Una vez hayas terminado, aplica sobre la tabla una capa de barniz y deja secar. Ya puedes colocar tu medidor infantil donde más te guste. ¡A los peques les chiflará!

Medidores muy cuquis realizados en tela

Fuente: Minimoi

Los medidores infantiles de tela son muy especiales, por la apariencia artesanal que ofrecen. Parecen hechos a mano, sea cual sea la forma en que se han confeccionado. Suelen estar hechos con tejidos de vivos colores y llevar figuras que se ponen y se quitan gracias al velcro que llevan por detrás.

Por eso, si se te dan bien los trabajos realizados con aguja e hilo, anímate a confeccionar uno de estos medidores. Eso sí, elige una tela bonita de calidad para que puedas lavarlo cuando quieras y esté siempre perfecto.

Sea cual sea el diseño y el material que elijas, tanto si lo haces tú mismo como si lo compras, adornar la pared del cuarto con un medidor infantil es una idea fantástica. Una forma genial de poner un detalle alegre a la decoración. Elige el tuyo y… ¡anímate!

Compartir