¿Sabías que el color gris amplía los espacios? Si quieres agrandar el salón, te proponemos escoger sofás grises. Además, te facilitarán la decoración de la estancia, es un color que combina con todo. Te proponemos cuatro formas de combinarlo, para que elijas la que más se adapta a tu hogar.

Elegir un sofá gris, es una muy buena idea. Por varios motivos; es un color tan versátil que se adapta perfectamente a todos los ambientes, da carácter a la estancia, agranda el espacio y al ser un color neutro, lo puedes combinar con multitud de colores y elementos decorativos. Aquí te mostramos cuatro ejemplos de cómo queda un salón con la presencia de sofás grises. ¡Ya puedes coger ideas!

Sofás grises esquineros

Este sofá pertenece a la nueva colección de sofás de Carlos Serra. Este sofá a pesar de ser un sofá de diseño, su principal característica es el confort. Por eso, incluye multitud de cojines y de un tamaño considerable. Éstos, permiten jugar con la profundidad del espacio y agrandar la estancia. En este caso, Carlos lo presenta en un ambiente neutro, minimalista, con paredes blancas, una mesa central gris y un estor blanco. Todo sobre una alfombra del mismo tono.

sofás grises

Sofá gris con paredes blancas

La clave para dar sensación de amplitud es escoger un gris claro. De cuantos menos metros cuadrados dispongas, más clarito tendrá que ser el tono del sofá gris. En este caso, el salón que propone Ikea tiene un carácter mucho más joven que el anterior. El gris del sofá contrasta con la pared blanca impoluta y la madera clara del armario. Es una de las combinaciones más acertadas para un salón: madera clara, blanco y gris.

sofás grises ikea

Sofás gris oscuro

¿Ves? A más metros cuadrados, más oscuro puede ser el sofá. Esta estancia es muy amplia y no necesita que el sofá aporte amplitud, por lo que el diseñador, Carlos Serra ha optado por un gris más oscuro. Los cojines, esta vez, aparecen en dos colores: grises y beige. Colores que aparecen en el resto del salón en forma de decoración. De nuevo, vemos como el espacio de los sofás, se recoge sobre una alfombra gris.

sofás grises Carlos Serra

Sofá gris y sillón individual

Otra de las herramientas para agrandar el salón y convertirlo en un espacio versátil es optar por incluir una pieza individual. Un sillón sin respaldo que modifique el ambiente según dónde se coloque y para qué se utilice. Puede hacer de reposapiés como de asiento. En este caso, Ikea combina los sofás grises con un suelo de madera, paredes blancas y algunas piezas metálicas como la lámpara y las dos mesitas bajas. De nuevo, como el diseñador Carlos Serra, separan el espacio de descanso de los demás espacios recogiendo los sofás sobre una alfombra blanca y negra.

sofás grises ikea

Estas son las cuatro propuestas que hemos elegido para combinar sofás grises y agrandar un salón. Sin embargo, hay cientos de combinaciones posibles. Te animamos a subir la temperatura decorativa del salón y arriesgar con colores más intensos. Pon cojines en tonos rojos, azules y apuesta por una alfombra con motivos geométricos. Mira cómo queda el resultado en un dormitorio gris y rojo. Sin embargo, si prefieres la armonía y la elegancia del gris, descubre cómo decorar la cocina en color gris.