Todos queremos que nuestra casa sea un espacio único y personal. Un lugar en el que sentirnos muy bien y eso no siempre es tan sencillo. Además de crear la decoración de nuestro hogar según lo que nos gusta y nos apasiona, también tendremos que pensar en algunas recetas para añadir calidez a nuestros espacios cotidianos. Aquí tienes cinco consejos que te vendrán muy bien si estás pensando en darle un plus de confort a tu casa.

anadir calidez honestly 3
Fuente: Honestly WTF

Una casa viva, acogedora, que nos reciba cada día con una sonrisa (si fuese posible que tu casa te sonriera, claro) y con los brazos abiertos. Eso es lo que todos queremos, ¿verdad? Y es que no siempre encontramos la manera de crear ambientes sencillos y confortables en casa, concebidos a nuestro gusto y con nuestra propia personalidad. Hoy te ofrecemos cinco consejos para que puedas aportar calidez a la decoración de tu casa de una manera muy sencilla.

Casi no tendrás que pensarlo. Las ideas que vamos a ofrecerte en este artículo te parecerán tan reales, tan evidentes, que las pondrás en práctica de una forma inmediata, si es que no lo haces ya. Sin embargo, a veces se nos olvida dónde está la magia de la sencillez. Debemos pensar en cómo recuperar la belleza de las pequeñas cosas, y cómo reflejar esas sensaciones en tu casa para convertirla en el lugar más acogedor (para ti) sobre la faz de la Tierra.

Claves de estilo para añadir calidez a la decoración

anadir-calidez-freshome
Fuente: Freshome

Cuando hablamos de aportar calidez a la casa a todos se nos va la mente hacia salones decorados para el otoño, con una gran chimenea en la que crepita un agradable fuego y un confortable sofá. Pues bien, me gustaría explicar que la calidez en una casa, o en un salón, no hay que entenderla en el sentido estricto de la palabra, o al menos no de una manera tan literal.

También te puede interesar:  Materiales para decorar la cocina

Es cierto que añadir calidez a la decoración pasa por hacer los espacios más cómodos y llenarlos de elementos que suban la temperatura decorativa, sobre todo en invierno cuando hace frío.

Pero hacer de tu casa un espacio cálido y confortable, que destile bienestar, va mucho más allá que eso. Se trata de crear tu espacio favorito, de imprimir tu personalidad en cada rincón. De que cuando entres por la puerta comiences a sentirte bien de forma casi automática… Créeme, eso es posible. ¿Quieres saber cómo puedes lograrlo?

Comienza por hacer tuya tu casa

anadir-calidez-honestky
Fuente: Honestly WTF

Da igual si tu casa es tuya en propiedad o si vives de alquiler. El punto de partida en esta aventura de añadir calidez a tus espacios es hacer que tu casa te guste. No se trata de cambiarlo todo y dejarte en el proyecto todos tus ahorros para lograr que tu casa le guste a todo el mundo. Es a ti, que vives en ella, a quien le tiene que gustar.

Para conseguirlo, plantéate qué cosas te gustan y cuáles no. Y dedícate a buscar solo las primeras. No te conformes con lo que encuentres enseguida; hay cosas geniales que se hacen esperar mucho. Busca sin parar y hazte con lo que te guste sin preocuparte demasiado por que peguen entre sí. Si a ti te parece que la mezcla funciona, ¡adelante!

También te puede interesar: 6 consejos útiles para decorar tu casa por primera vez

Controla la iluminación

anadir-calidez-freshome-2
Fuente: Freshome

Es una de las formas más efectivas y prácticas de aportar calidez a la decoración. Ya te lo hemos dicho muchas veces: la iluminación es un factor importantísimo a la hora de crear ambiente. Puede ampliarlo o reducirlo, hacerlo más alegre o entristecerlo y, por supuesto, aportar calidez o hacer del salón un lugar inhóspito. Todo depende de cómo se utilice.

Para no complicarnos demasiado, te diré que lo importante es poner varias fuentes de luz que te permitan diseñar la iluminación. Nada de poner la lámpara de techo sin más. Piensa en colocar puntos de luz a diferentes alturas.

También te puede interesar:  Paredes: las últimas tendencias de color 2017

Otra cosa que siempre funciona es instalar reguladores de luz. De esta manera, puedes controlar la intensidad de la iluminación, que no tiene por qué ser siempre la misma. Así tendrás la cantidad de luz más adecuada en cada momento. Y procura elegir un tono de luz neutro o ligeramente amarillo para el salón y las zonas de estar.

Que no te falten textiles calentitos…

Como ya hemos comentado otras veces, no se trata de cambiar los textiles de tu casa con cada cambio de estación, sino de aprovechar que en la calle hace frío porque estamos en invierno, para aportar un plus de confort y añadir calidez mediante estos complementos.

Que no te falte en el salón una bonita alfombra que decore y convierta el espacio en un lugar más acogedor. Tienes tantos estilos para elegir, que no será tarea fácil.

Hazte con complementos cálidos, perfectos para caldear los ambientes: mantas de lana para el sofá, pieles para colocar en butacas y asientos, o para poner como alfombras. Hay miles de ideas geniales por descubrir.

Apuesta por las piezas con carácter

anadir-calidez-honestly-2
Fuente: Honestly WTF

Me encantan las casas personales. Aquellas en las que el estilo de sus habitantes se deja sentir desde el primer momento, nada más traspasar el umbral. Puede que te gusten más o menos, que no compartas su estilo o que te encante. El caso es lograr que tu casa sea única y especial. ¿Cómo conseguirlo?

La clave está en encontrar esas piezas especiales que hablan de ti. Puede ser esa antigüedad que has heredado de tu abuela, o el mueble que encontraste en el rastro y que tanto te gusta. O puede ser un recuerdo de un viaje o un regalo de alguien especial. Lo importante es que con ella tu casa hable de ti.

También te puede interesar:  Reciclar periódico: Guirnalda de corazones

Si sigues estas pautas, o al menos tratas de ponerlas en práctica, verás cómo eres capaz de añadir calidez a la decoración de tu casa para convertirla en un lugar mucho más acogedor.

También te puede interesar: 5 claves para conseguir un salón cálido y acogedor

Compartir