Ya no queda nada para Halloween y seguro que muchos de vosotros os encontraréis en búsqueda de ideas para la decoración de vuestros hogares. Por ello hoy en Decoración 2.0 os dejamos estas magníficas ideas para hacer un centro de mesa con calabazas y girasoles.

¿Qué mejor momento del año para decorar un girasoles, calabazas y otros elementos otoñales que Halloween? Las uvas, las calabazas naranjas o verdes, los girasoles, las hojas secas, las velas de distintos colores (blancas, plateadas, doradas, amarillas, naranjas y negras)… son algunos de los complementos de decoración que se nos pueden venir a la cabeza cuando pensamos en una decoración otoñal.

Los colores naranjas, ocres, amarillos, tierra y blanco, suelen ser la base de la decoración en esta época del año, aunque como bien sabes, lo más original y creativo en el mundo del interiorismo es saltarse las normas, así que no dudes en pintar calabazas y añadir cuantos colores se te ocurran.

Calabazas como candelabros

Un buen recurso para un centro de mesa que nos proporcione no solo una bonita decoración sino también una cálida luz, es un candelabro. En esta ocasión te vamos a mostrar cómo transformar unas calabazas en candelabros.

Para este centro de mesa de Halloween vamos a combinar unos hermosos girasoles con las típicas calabazas de Halloween, aunque unas que estén aún verdes para magnificar los contrastes. Para ello reuniremos:

  • 1 bandeja o base ovalada
  • 15 girasoles naturales
  • 4 calabazas redondas
  • 5 velas delgadas

Lo primero es asentar las calabazas en la base que hayamos buscado, para ello corta un pedazo de cada calabaza (con la finalidad de dejarla plana por la parte de abajo) y ubícalas en la bandeja. Puedes hacer los cortes más rectos o en diagonal en función de la posición que quieras que ocupe cada calabaza.

Seguidamente, realiza un pequeño orificio en cada calabaza que hayamos puesto. Te puedes ayudar de un punzón o un cuchillo no muy grande. En estos agujeros insertaremos las velas, recuerda hacerlo en diferentes niveles así daremos dinamismo al centro.

Ahora llega el momento de colocar los girasoles en la bandeja como más nos gusten. Ubícalos al rededor de las calabazas y reserva unos cuantos para distribuirlos entre ellas. Por último, cuando lleguen los invitados encenderemos las velas.

Jarrón de calabaza

jarron de calabaza
Fuente: slipnet.org

Otra buena idea para usar calabazas y girasoles en tu decoración es transformar la calabaza en un jarrón, lo que nos servirá de base para nuestro centro de mesa otoñal o para Halloween. Solo necesitaremos un cuter, una calabaza, girasoles y otras flores o verde para crear un poco de contraste de color.

Para comenzar cortaremos la base de la calabaza para que quede plana y por tanto se quede perfectamente posada sobre la mesa, sin riesgo de caída. Luego, vaciaremos el interior, con el que podremos hacer un montón de recetas de cocina como una tarta de calabaza, y será aconsejable dejar que la calabaza se seque durante unas 12h al sol antes de rellenarla.

A continuación, metemos en ella un tarro de cristal o un jarrón que no sobresalga y lo llenamos de agua para que las flores se mantengan frescas por más tiempo. Y hecho todo esto, ya solo nos queda distribuir nuestras flores para que quede un ramo perfecto. Te aconsejo que comiences poniendo algunos tallos de verde, luego las flores de colores, y por último, con la finalidad de que se lleven el protagonismo, los girasoles.

¿Qué os han parecido estas ideas donde se combinan las calabazas y las flores como los girasoles para hacer un bonito centro de mesa otoñal? ¿os animáis a hacer el vuestro para la decoración de Halloween? ¿Qué otros elementos utilizas para la decoración de esta época del año, además de las calabazas y girasoles? ¡No dudes en contarnos tus ideas!