¿Necesitas un mueble auxiliar para el salón? ¿O una mesita para poner junto a la cama? Hoy te enseñamos a pintar una mesilla de noche geométrica que también te quedará genial en cualquier otro espacio de la casa. Y, además, resulta muy fácil de hacer. Toma nota y… ¡ponte manos a la obra!

mesilla de noche geometrica apertura
Fuente: The Weathered Door

Me encanta la geometría en la decoración. Líneas, cuadrados, triángulos y un sinfín de formas que se repiten sobre muebles o telas para crear un patrón con sentido, con ritmo. Por eso me gusta especialmente el trabajo DIY que te enseño hoy: cómo pintar una mesilla de noche geométrica con unos colores realmente geniales.

mesilla de noche geometrica inspiracion
Fuente: Elle Decoration

Negro, azul y blanco. La combinación de estos tres colores en su versión más elegante da como resultado un mueble sorprendente, con un estilo sofisticado y chic que aportará a cualquier rincón donde lo pongas un toque muy especial.

Cómo pintar una mesilla de noche geométrica

mesilla de noche geometrica detalle cajon
Fuente: The Weathered Door

Si te has enamorado de este mueble y decorativo y chic y lo quieres para tu casa, has de saber que lo tienes fácil, ya que el trabajo es muy sencillo de realizar. Sin embargo, necesitarás algunas cosas para llevarlo a cabo, en especial la mesilla en cuestión.

Mi consejo es que te recorras todas las tiendas de muebles de segunda mano que tengas cerca de casa, porque siempre se pueden encontrar cosas curiosas. ¿Te acuerdas de la mesilla reciclada azul y blanca de Recycrafts? Pues se encontró en una de estas tiendas y costó 10 euros. Palabra.

A veces, por mucho que buscamos no encontramos lo que queremos, por lo que no está de más tener un plan B. Siempre podemos buscar una mesilla de noche o un mueble auxiliar parecido, que tenga un cajón y que no sea demasiado caro, y que te permita poner en práctica esta idea tan genial.

mesilla de noche geometrica antes
Fuente: The Weathered Door

Además de la mesilla (la de la imagen es un mueble danés de estilo mid-century modern) necesitarás: papel de lija o lijadora eléctrica, pintura negra, azul y blanca, cinta de enmascarar, una brocha plana gruesa, un pincel más estrecho y barniz mate en spray.

¿Por dónde empezar?

mesilla de noche geometrica general
Fuente: The Weathered Door

Paso 1. Si el mueble es viejo y lo has rescatado de un contenedor en un estado dudoso, lo mejor es darle un buen lijado a toda la superficie, empezando por el sobre y terminando por las patas. De esta forma se elimina cualquier resto de barniz, pintura y/o suciedad que pueda tener la madera. Esta operación puedes hacerla a mano con un taco y papel de lija grueso, pero si tienes una lijadora eléctrica… ¿para qué sufrir?

Paso 2. Ahora pinta la mesilla aplicando tres capas de pintura negra, excepto en el frente del cajón que has de dejar sin pintar. Utiliza la brocha plana gruesa y procura dar las pinceladas en el sentido de la veta, sin cambiar constantemente de dirección. Así te quedarán menos marcas de brochazos. Conviene que esperes entre capa y capa a que la pintura se seque completamente. El resultado será mucho mejor.

Como ya te he comentado otras veces, lo mejor en mi opinión es emplear pinturas acrílicas: son más cómodas porque se limpian con agua (nada que ver con tener que utilizar los engorrosos disolventes para pinturas sintéticas), son cubrientes y con ellas se obtiene un resultado fantástico. Si te decides, la chalk paint de la que tanto se ha hablado es una buena opción.

Pintar el cajón

mesilla de noche geometrica de cerca
Fuente: The Weathered Door

Paso 3. Es el momento de pintar los triángulos del frente del cajón. Lo primero que tienes que hacer es medir y dibujar con un lápiz sobre la madera el patrón geométrico que vas a reproducir.

Paso 4. Una vez lo tengas claro, delimita los triángulos de un mismo color, negro por ejemplo, con cinta de enmascarar. Pégala bien para que no se cuele nada de pintura por debajo y aplica la pintura con el pincel más fino. Tendrás que dar tres capas, dejando secar entre ellas. Asegúrate de que la última capa de pintura está bien seca antes de retirar la cinta.

Paso 5. Ahora pinta los triángulos azules de la misma manera y después los blancos. Uno de los triángulos se deja en el color de la madera natural. El efecto es realmente especial.

Paso 6. Cuando hayas pintado todos los triángulos del cajón, aplica una mano de barniz mate en spray a toda la mesilla. Deja secar y repite el proceso. La estructura y las patas llevan dos capas finas de berniz, mientras que al frente del cajón se le dieron tres.

Ya está lista tu mesilla de noche geométrica. Ahora solo tienes que ponerla junto a la cama y disfrutar de ella. Si lo prefieres, también puede quedar genial en cualquier otro rincón de tu casa. Tú decides.

mesilla de noche geometrica version
Fuente: The Weathered Door

Y si prefieres otros colores, aquí tienes otra versión de la mesilla de noche geométrica pintada de una forma diferente en gris, negro y rojo anaranjado. ¿Cuál te gusta más?