5 Ideas para aprovechar el espacio en el cuarto del bebé

-

- patrocinador -

La llegada de un nuevo miembro a la familia siempre es motivo de alegría. No importa si contamos con una casa grande y espaciosa o con un apartamento mini. ¿Es este tu caso? ¡No desesperes! Aquí tienes algunas sugerencias muy prácticas para aprovechar el espacio en el cuarto del bebé.

cuarto del bebé
Fuente: The Spruce

Que el cuarto del bebé sea pequeño no es motivo para que no sea realmente especial y, además, resulte cómodo y funcional. Con las ideas que hoy te traemos podrás sacarle a los metros cuadrados disponibles el máximo partido. Toma nota.

Muebles pequeños para el cuarto del bebé

- patrocinador -

cuarto del bebé
Fuente: Vertbaudet

Cuando el espacio escasea es el momento de echarle imaginación al asunto para tratar de encontrar fórmulas que nos ayuden a contar con los muebles necesarios sin que ocupen demasiado. Lo primero que debemos hacer es pensar qué elementos necesitamos y de cuáles podemos prescindir. La mayoría de las veces no hacen falta tantas cosas como pensamos al principio. Aunque sí hay elementos de los que no podemos prescindir.

La cuna, por ejemplo, es un mueble clave que utilizaremos durante bastante tiempo. Sin embargo, no tenemos por qué elegir una de tamaño estándar si la habitación es muy pequeña. Podemos optar por una mini cuna que le servirá al bebé durante varios meses.

Otra opción es optar por muebles que evolucionan al ritmo que lo hace el niño. Por ejemplo, puedes comprar una cuna de las que después se transforman en camita para el peque. Son una buena opción para ahorrar, y no solo dinero, también espacio.

El cambiador, a tu medida

Fuente: Ikea

Disponer de un elemento para cambiar el pañal al bebé es totalmente fundamental. Puede que, por desconocimiento, te sientas tentado de prescindir de él, pensando que puedes cambiarle sobre la cama. ¡No rotundo! Si no quieres que tus riñones terminen hechos fosfatina, hazte con un cambiador sí o sí. No tendrás que cambiar al bebé una vez, ni dos, ni diez. Tendrás que cambiarle el pañal un número casi infinito de veces (o a ti te lo parecerá), con lo cual necesitas poder hacerlo de pie y no encorvado.

Eso sí, si el cuarto del bebé es pequeño no hace falta que compres un mueble cambiador en toda regla, de los que después se transforman en cómoda con cajones. Puedes hacerte con uno de esos soportes que se colocan sobre la cuna cuando se usan y se retiran después. O con un cambiador plegable, de los que se recogen y se guardan en un momento. Ambas son opciones válidas para espacios pequeños.

Aprovecha cada centímetro cuadrado

Fuente: Ikea

Cualquier hueco del cuarto del bebé puede convertirse en un lugar para guardar. Si no hay metros disponibles para poner un armario, si no tienes suficientes cajones, a lo mejor puedes usar el espacio que queda bajo la cuna. O un pequeño rincón detrás de la puerta.

Utiliza cajas, cestas y cualquier otro tipo de elementos a tu alance para tener las cosas del bebé ordenadas y bien organizadas.

Apuesta por el almacenaje de pared

Fuente: The Spruce

En las casas pequeñas se hace necesario explorar al máximo todas las soluciones de almacenaje posibles, incluidas las posibilidades que ofrecen las paredes. Desde instalar estantes volados hasta poner colgadores y perchas en lugares estratégicos, tabiques y paredes nos ofrecen las soluciones que necesitamos en cada caso.

Los estantes, por ejemplo, son una solución perfecta para el cuarto del bebé que no ocupan espacio, sino todo lo contrario. Te servirán primero para poner las cosas que necesita tu hijo en su cuidado diario, ya sea en cajas o cestas. Pañales, complementos, productos de aseo, etc. Después, y según va creciendo, las baldas se convierten en accesorios perfectos para libros, juguetes, etc.

Los percheros y colgadores son también una gran alternativa. El ellos puedes colgar las prendas que más utilizan, descongestionando así el armario si es que es pequeño y los necesita. Puedes dejar volar tu imaginación y buscar inspiración para hacer tú mismo un perchero DIY para tu niño.

También existen otro tipo de soluciones más sencillas y funcionales, como poner unos simples ganchos detrás de la puerta. Te ayudarán a tener a mano las cosas que necesitas sin restar ni una pizca de espacio.

Un panel muy decorativo

Fuente: Pinterest

Los pegboards o paneles perforados son perfectos en cualquier espacio, incluido el cuarto del bebé. Estos elementos que se solían utilizar tradicionalmente para colocar herramientas, hoy tienen cabida en toda la casa y, además resultan muy decorativos.

Fuente: Pinterest

En el caso de la habitación del bebé, puedes instalar un panel perforado en el que poner pequeños estantes, una cesta para los pañales, unos ganchos, etc. Fíjate en las fotos: pueden servirte de inspiración.

Como has podido comprobar, tener un cuarto de bebé pequeño no significa que no puedas decorarlo de una forma muy especial, ni que tenga que ser incómodo y poco práctico. Pon en práctica estas ideas y tu bebé tendrá una habitación realmente espectacular.

- patrocinador -
Monica Corredera
Monica Correderahttps://decoracion2.com/
Periodista especializada en decoración. Interesada por todo lo que tiene que ver con el interiorismo y el mundo deco.


¡Únete a nuestro canal de Telegram con lo más destacado en nuestra Revista de Decoración 2.0 y las mejores ofertas en Decoración!

¡Conecta con el canal de Telegram de Decoración!