Indice del artículo

Llega septiembre y, con él, el cambio de estación y la “vuelta al cole“. Y eso implica que hemos de prepararnos para una nueva etapa, en todos los sentidos. A nivel laboral, y también en nuestra casa. Es el momento de limpiar tu casa a fondo después del verano. Aquí tienes algunos trucos para hacerlo rápido y bien.

limpiar tu casa a fondo
Fuente: Clean Up Dallas

¿Ya te has preparado para la nueva temporada? Seguro que ya tienes la mente en el trabajo o en los estudios, y que ya estás empezando a renovar tu vestuario de cara al otoño. Pues tu casa también necesita que la pongas a punto. Le vendrá de perlas una buena limpieza general. Hoy te damos unas sugerencias muy prácticas para que no te suponga un problema.

Limpiar tu casa a fondo no tiene por qué ser una tarea excesivamente dura. Si lo haces con método conseguirás terminar antes de lo que piensas y sin verte superado por el trabajo. ¡Toma nota!

Organízate para limpiar tu casa a fondo

limpiar tu casa a fondo Angies list
Fuente: Angie’s List

Cualquier tarea que tengas que realizar será más fácil si la afrontas con organización. De nada sirve coger el trapo con energía, si empiezas por cualquier parte sin plantearte un mínimo de orden en el trabajo. Por eso es importante que no malgastes tu energía y que comiences por trazar un plan de limpieza general.

También te puede interesar: Trucos de limpieza para la casa… ¡que NO funcionan!

Piensa que no debes hacerlo todo un solo día, porque sería demasiado trabajo y no lo terminarías correctamente. Mejor plantéate hacer una o dos habitaciones cada día, en función del tiempo que tengas disponible.

También te puede interesar:  Consejo para limpiar el acero

Puede que pienses que así no terminarás nunca, pero esa programación te ayudará a hacerlo bien sin cansarte demasiado y sin agobios. Así que consulta tu agenda, piensa en los días que tienes libres y organiza el trabajo.

Busca todo lo que necesitas

limpiar tu casa a fondo
Fuente: About Home

Antes de empezar con la tarea, asegúrate de que tienes a mano todo lo necesario. Te harán falta bastantes trapos y bayetas limpias, el aspirador, cubo y fregona, y los productos adecuados. A saber, amoniaco, un limpiador multiusos y un producto para los cristales.

Revisa el armario donde guardas los utensilios y productos de limpieza y compra lo que te falte antes de que llegue el día que hayas programado empezar la tarea. No tiene sentido no hacerlo y darte cuenta, en medio del trabajo, de que tienes que bajar a la tienda porque no tienes limpiacristales, por ejemplo.

Trabajar por habitaciones es más efectivo

limpiar tu casa a fondo
Fuente: Cinnresearch

Llegados a este punto ya puedes comenzar a limpiar tu casa a fondo. Trabaja por habitaciones, haciendo la limpieza completa de una antes de empezar con otra. Y ya metidos en faena, también es importante que sigas un orden: de arriba abajo. Es decir, lo primero que tendrás que limpiar son las paredes y el techo, y lo último, el suelo.

Es importante que vacíes los armarios, limpies el interior y vuelvas a poner las cosas dentro, ordenándolo todo. Aprovecha para deshacerte de todas esos objetos que guardamos sin motivo y que no nos aportan nada, más que caos en los armarios. Cuando lo hagas descubrirás la cantidad de espacio que te estaban robando. Tira lo que no sirva y dona lo que crees que puede ser aprovechado por otras personas.

También te puede interesar:  En conexión con el interior en espacio interactivos

También te puede interesar: Cómo limpiar el polvo de toda la casa y mantenerlo a raya

Otra cosa que tendrás que limpiar son los textiles. Descuelga las cortinas y lávalas en la lavadora, así como la ropa de cama, incluidas las colchas. En cuanto a las tapicerías y las alfombras, valora si es necesario llevarlas al tinte, si no lo hiciste antes del verano (en el caso de las alfombras).

Cocina y cuartos de baño, limpieza en profundidad

limpiar tu casa a fondo cnn
Fuente: CNN

Cuando hayas terminado con los dormitorios, el salón y el recibidor, le tocará el turno a la cocina y a los cuartos de baño. En el caso de la cocina, es una habitación que requiere una limpieza constante.

Por eso la limpieza general tendrá que centrarse en los rincones y detalles que no limpiamos a diario: techos, paredes de azulejos, interior de armarios que no se usan todos los días, etc.

También los electrodomésticos necesitarán un buen repaso, a pesar de que los limpies a menudo. Es el momento de meterte con el horno, de hacerle una limpieza en profundidad al lavaplatos o a la lavadora. No te olvides de repasar las juntas de los azulejos (tendrás que blanquearlas si es necesario) y limpiar los rincones más escondidos.

Y lo mismo sucede con los cuartos de baño: céntrate en los revestimientos, deja relucientes las juntas de los azulejos e insiste en los puntos más escondidos. En estos aspectos ha de centrarse la limpieza general.

Si sigues estos consejos, pronto te darás cuenta de que la tarea de limpiar tu casa a fondo no era tan ardua como parecía, y que has dejado todas las habitaciones impecables sin apenas darte cuenta y sin morir en el intento. ¡Anímate!

Compartir

  • Tener , una chacha que lo haga,o un maridó de esos que igual valen para un roto que para un descosido,yo prefiero la primera,q le pagas y se va,y te quedas tan Agustín , al maridó ahí q aguantar lo,siempre ,año ser q después lo mandes con su mamá,pero eso ya es más complicado..