Suelos cómodos y prácticos para cocinas

Si estás pensando en cambiar el suelo de tu cocina, entonces es necesario que pienses bien antes de tomar una decisión. Es importante que te fijes en aquellos suelos que son cómodos y prácticos para cocinas.

La cocina es un lugar de tu hogar donde pasarás muchas horas, el suelo se desgasta y además también hay más probabilidades de derrames. Además, pasar mucho tiempo de pie en esta zona de la casa hará que tu cuerpo se resienta (como las piernas y la espalda). Sobre todo, si el suelo es demasiado duro (como la madera o la cerámica).

Suelos cómodos y prácticos para cocinas 3

Por eso, es necesario que cambies tu modelo tradicional de pensar en los suelos y optes por otras opciones mucho más asequibles y prácticas para ti. Es necesario pensar en materiales que combinen la comodidad, como la practicidad así como que se puedan limpiar fácilmente, sean sencillos de mantener y duren más tiempo.

A continuación vamos a comentarte algunas opciones de suelos cómodos y prácticos para cocinas. Te ayudará a escoger el correcto dependiendo de tus necesidades personales.

Suelo de corcho

El corcho es un material que parece duro pero es muy cómodo y va bien para la cocina. De hecho aunque “a priori” parezca duro, en realidad andar sobre él es muy cómodo. Para que realmente sea una buena opción lo mejor es escoger un contrasuelo más grueso (con acolchado de espuma debajo). Parecerá un suelo flotante.

El contra que tiene esto es que el corcho es poroso y si tienes mascotas que entran en la cocina o sueles utilizar tacones, puede agujerearlo fácilmente. Pero puedes poner un sellador químico regularmente para evitar que en los derrames se cuelen entre las grietas que pueda haber.

Aunque si hay derrames de algún tipo es importante que el líquido no repose demasiado tiempo en la superficie porque podría estropearlo.

Suelos cómodos y prácticos para cocinas 4

Suelos de vinilo

Los suelos de vinilo están hechos de material sintético y no es lo mismo que el linóleo. Es un producto que se fabrica con materiales naturales. El vinilo se venden en rollos de láminas o como baldosas individuales y tendrás que elegir el que mejor se adapte a ti y a las características de tu cocina.

La lámina de vinilo es más cómoda y la puedes combinar con una base de espuma más gruesa que hará que esté mejor amortiguada y que sea más cómodo andar sobre ella. Aparte de la comodidad que puedas sentir bajo de tus pies, este tipo de suelo también tiene otras ventajas, por ejemplo: es más barato, dura mucho tiempo, es sencillo de limpiar, aguanta bien la humedad y las manchas también las tolera bien.

Suelos de linóleo laminado

El linóleo se considera cómodo y son láminas elásticas y naturales. Se realizan principalmente con aceite de linaza y otros materiales naturales como la harina de madera o el polvo de roca. El linóleo es muy atractivo visualmente y además es buena opción si eres una persona a la que le gusta contribuir en el cuidado del medio ambiente.

Al igual que ocurre con el vinilo, el linóleo también es resistente, cómodo para caminar sobre él siempre que lo combines con una buena base de espuma debajo del materia. Se instala fácilmente.

Merece la pena destacar que este tipo de suelo aguanta peor la humedad, el agua o las manchas que los suelos de vinilo. En este sentido, es importante aplicar un sellador periódicamente para restaurar su superficie resistente al agua.

Suelo de goma

No es habitual ver suelos de goma en las cocinas, pero es una opción más que recomendable si quieres un suelo cómodo y práctico. Este tipo de suelo tiene un material muy duradero y que resiste muy bien a las manchas. Es cómodo para caminar y tiene fácil mantenimiento y limpieza.

Está construido con la savia del árbol del caucho o del caucho reciclado de las llantas de los coches. Son suelos resistentes incluso para gimnasios muy frecuentados, ¡así que imagina lo bien que iría en tu cocina!

Suelos cómodos y prácticos para cocinas 5

Merece la pena destacar que como desventaja, los suelos de goma en la cocina pueden mancharse de aceites, ácidos o agentes de limpieza que si no se retiran rápidamente podrían dañar el material.

En este sentido, es mejor escoger un suelo de goma que esté fabricado ya pensado para el uso en la cocina y que pueda resistir mejor a las manchas más difíciles. Aunque en cualquier caso deberás limpiarlo rápidamente para evitar males mayores.

Ahora que ya conoces más opciones de suelos para cocinas cómodos y resistentes, podrás escoger con mayor criterio cuál es el que mejor se adapte a ti y a tus necesidades corporales. Es necesario que antes de tomar la decisión pienses en cómo usarás tu cocina y el material que puede ir mejor dependiendo del uso que le des. En cualquier caso… ¡disfruta de tu suelo de cocina nuevo!


Ir arriba