El tiempo pasa volando. Parece que queda una eternidad para que llegue la Navidad, con sus días mágicos y sus eventos y celebraciones. Sin embargo, antes de que te des cuenta estarás empezando a decorar la casa y llenándola de espíritu navideño. Aquí tienes una idea que te va a encantar: hacer un árbol de Navidad con piñas. Y, para que elijas te ofrecemos tres versiones. ¡Échales un vistazo!

arbol de navidad con pinas smart class 4
Fuente: Smart Class

Decorar la casa de Navidad puede ser un auténtico placer, sobre todo si eres de esas personas que disfrutan como niños con estas celebraciones tan llenas de magia e ilusión. Y como un buen árbol es un elemento imprescindible en esta época del año, hoy te enseñamos cómo puedes fabricar tú mismo un bonito árbol de Navidad con piñas.

Las ideas son fáciles y originales, y no necesitas muchas cosas para llevarlas a la práctica. A partir de ahora, ve recogiendo del campo o del parque todas las piñas que veas, mejor de distintos tamaños. Hoy te enseñamos cómo utilizarlas de una manera muy creativa. Y, además, estarás reutilizando materiales y aportando a tu cas un toque natural muy especial. ¿Qué más se puede pedir?

Aprende a hacer tu propio árbol de Navidad con piñas

arbol-de-navidad-con-pinas-smart-class-2
Fuente: Smart Class

¿Quién dijo que el mundo del DIY era solo para manitas? No sabes lo que eres capaz de conseguir hasta que lo intentas. Si siempre has sido un negado para las manualidades, si eras de los que suspendía en el cole los trabajos manuales, este artículo es para ti. Sigue leyendo y descubrirás cómo puedes hacer tú mismo un arbolito para decorar tu casa de Navidad.

También te puede interesar:  Cómo decorar el salón con un árbol de Navidad rojo

Hoy te damos tres ideas geniales para que pruebes: hacer un árbol de Navidad con piñas pintadas de verde, decorándolo con las brácteas de las piñas, o dejando las piñas sin pintar en su color natural.

También te puede interesar: 22 originales ideas para tu árbol de Navidad DIY

Con un poco de pintura verde

arbol-de-navidad-con-pinas-smart-class
Fuente: Smart Class

Este es un proyecto sencillísimo que resulta perfecto para hacer con niños, una de esas tardes en las que llueve y hay que quedarse en casa. Les encantará hacer su propio árbol de Navidad con piñas y después puede servir para decorar su cuarto.

Necesitas: piñas de diferentes tamaños, aunque conviene que sea un poco grandes ya que lucen más; plastilina de color blanco o un material similar para hacer la base del árbol; pintura acrílica verde; purpurina; pinceles; adornos pequeños como cuentas de colores, bolitas, pedrería de juguete, etc.; barniz en spray.

El trabajo no puede ser más sencillo. Lo primero que hay que hacer es pintar las piñas de verde y dejar que se sequen bien. Si es necesario dales dos manos de pintura. Después haz la base del árbol utilizando la plastilina y coloca la piña sobre ella a modo de pequeño arbolito.

Ahora coloca los adornos en el arbolito y espolvorea la purpurina por encima. Si lo deseas puedes terminar el trabajo aplicando una capa de barniz mate en spray.

arbol-de-navidad-con-pinas-smart-class-3
Fuente: Smart Class

Una idea: también puedes dejar las piñas sin pintar y pegarles bolas de fieltro de colores vivos a modo de adornos.

arbol-de-navidad-con-pinas-atmosinfo
Fuente: Atmosinfo

Utilizando las piñas desmenuzadas

arbol-de-navidad-con-pinas-somewhat-2
Fuente: Somewhat Quirky Design

Aquí tienes otra idea para realizar árboles de Navidad muy originales. Se trata de desmenuzar las piñas y hacerlos con las brácteas que las componen. El resultado con árboles de tamaño pequeño, perfectos para decorar un rincón, o para poner sobre una mesa o una consola.

También te puede interesar:  Decorar las sillas con originalidad

Para llevar el trabajo a la práctica te harán falta bastantes piñas. Guarda algunas de tamaño más pequeño que el resto, para hacer la parte superior del árbol. También necesitarás: una pieza de espuma de poliuretano con forma cónica (elige uno fino y estilizado), papel kraft, pistola de pegamento caliente, cartón o fieltro para hacer la base.

arbol-de-navidad-con-pinas-somewhat
Fuente: Somewhat Quirky Design

Comienza por desmenuzar las piñas, arrancando las brácteas. Necesitarás bastantes más grandes para la base y otras más pequeñas para la parte superior del árbol. Forra el cono de espuma con el papel kraft de color marrón y comienza a pegar las brácteas con ayuda de la pistola de pegamento caliente.

Pega las brácteas de abajo a arriba, lo más juntas posible y procurando que el pegamento no gotee. Puedes eliminar los “hilos” de pegamento seco que te hayan podido quedar aplicando aire caliente con un secador de pelo. Haz la base con cartón o fieltro y pega el árbol sobre ella.

Una idea: pinta las puntas de las brácteas de blanco para darle un efecto escarchado muy decorativo.

Una idea muy sencilla, con las piñas al natural

arbol-de-navidad-con-pinas-sugar-and-charm
Fuente: Sugar and Charm

Este trabajo no puede ser más fácil de realizar y, sin embargo, resulta interesante y muy especial, porque conserva un encanto natural que me encanta. Para hacerlo, solo tienes que unir las piñas sin pintarlas componiendo un árbol de Navidad muy especial.

Puedes hacer varios árboles de distintos tamaños y colocarlos juntos para decorar un rincón en casa. Los materiales a reunir son: piñas (por supuesto), conos de espuma de poliuretano, papel kraft (ese marrón de embalar de toda la vida), una pistola de pegamento caliente.

También te puede interesar:  Decoración navideña de la ventana con velas

También te puede interesar: Cómo hacer un árbol de Navidad de cartulina paso a paso

arbol-de-navidad-con-pinas-sugar
Fuente: Sugar and Charm

Comienza por forrar los conos con el papel kraft, para evitar que se vea el material del que está hecho por los huecos entre las piñas. A continuación comienza a pegar las piñas desde abajo, colocando las más grandes en la parte inferior y las más pequeñas arriba. Si te quedan huecos entre las piñas, se pueden tapar después con otras piñas más pequeñas. Fácil, ¿verdad?

Anímate, piensa cuál de las tres ideas es tu favorita y ponte manos a la obra.

Compartir